Chequeos médicos y actividad física en cada etapa de la vida

Cada etapa de la vida tiene sus particularidades a nivel físico. Si bien cada persona en un mundo y su “edad orgánica” tiene que ver con sus genes, sus hábitos y muchas otras variables, los expertos aconsejan determinadas actividades para los distintos grupos de edad:

De los 15 a los 25 años

Salud: Examen físico, análisis de sangre, electrocardiograma de reposo y evaluación nutricional (sobre todo en los adolescentes, para calcular el ingreso de calcio, porque a esta edad están formando el pico de masa ósea). En el caso de los adolescentes, como todavía están creciendo, es fundamental la evaluación de la alineación postural para evitar los ejercicios que pudieran perjudicarlos. De la evaluación del apoyo se decidirá si se necesita utilizar para la actividad física, plantillas correctoras y/o preventivas.

Actividades: Se recomiendan las actividades aeróbicas de moderada intensidad (del 70-85% de la capacidad aeróbica máxima) y ejercicios de tonificación muscular, con muy bajas cargas y altas repeticionesactividad en la infancia

De los 25 a los 35 años

Salud: Examen físico, análisis de sangre y electrocardiograma de reposo.

Actividades: En esta edad, la deserción de la actividad física es muy elevada, por lo cual hay que encontrar un tipo de actividad física que atraiga y divierta. Pueden ser desde simples caminatas, clases de baile, un plan al aire libre o un plan en el gimnasio. Se recomiendan 30 minutos de actividad aeróbica, 20 minutos de tonificación muscular y 10 minutos de flexibilidad, dividido en 3 a 4 sesiones semanales.

De los 35 a los 45 años

Salud: Examen físico, análisis de sangre y electrocardiograma de reposo.

Actividad: A esta edad es fundamental el fortalecimiento de todo el cuerpo porque comienza la atrofia muscular por desuso. Se recomienda una actividad física 3 a 5 veces por semana que incluya 30 minutos de aeróbica en bicicleta, cinta, caminador elíptico o natación, más media hora de fortalecimiento muscular para prevenir las hipotonías y la flacidez que después son tan difíciles de corregir.

En todos los casos, Jamás terminar el entrenamiento sin elongar. Quedarán contracturas y dolores, principal causa de abandono de la actividad física

De los 45 a los 55 años

Salud: Esta es la etapa de la perimenopausia, en la que las mujeres, por descenso de los niveles hormonales pierden gran cantidad de hueso. Hay que prevenir la osteoporosis o detenerla. Se aconseja una evaluación médica que incluya análisis de sangre, para medir colesterol y triglicéridos, una evaluación cardiológica en reposo y en esfuerzo (ergometría) para medir el comportamiento de la frecuencia cardíaca y de la tensión arterial en el esfuerzo físico.

Ejercicio en familia

Actividad: Es clave comenzar una vida más activa cada día de la semana, en forma independiente de un plan programado de ejercicios: esto significa que en cada hora de su día se muevan algunos minutos. Por ejemplo: cuidando el jardín, levantándose del escritorio y caminando algunos minutos, utilizando la hora del almuerzo para caminar, paseando al perro. Cada hora tiene que tener algo de actividad. En el gimnasio, se recomienda 3/4 veces por semana 30 minutos de actividad aeróbica de moderada intensidad (65 a 75 % de la capacidad aeróbica máxima) para “quemar grasas”, fortalecimiento del corset abdominal con trabajo de abdominales cortos, evitando la presión sobre el cuello y trabajando los oblicuos que ayudan a marcar el talle. Este trabajo evitará las temidas lumbalgias y las hernias de disco tan comunes a esta edad.

Más de 60 años

Salud: Es fundamental hacer una completa evaluación cardiovascular porque la amenaza número uno para la salud de este grupo etáreo es el corazón. Deberán siempre chequear el colesterol, los triglicéridos y la tensión arterial en reposo y en esfuerzo. Es conveniente realizar una saluddensitometría ósea para evaluar el grado de osteoporosis. También es importante evaluar la alineación de la columna cervical para evitar dolores con ejercicios inapropiados. Deberán cuidar mucho la alimentación. Evaluar la necesidad de suplementación con calcio y antioxidantes.

Actividad: Se recomienda trabajo físico aeróbico: evitar los ejercicios con impacto sobre las articulaciones (como los saltos). Indicados: bicicleta erguida y recostada y caminata para que el traslado del propio cuerpo favorezca la calcificación de los huesos de la cadera (los más proclives a la osteoporosis), Siempre deberán realizar ejercicios de fortalecimiento muscular para evitar la atrofia, hipotonía y flaccidez, que a esta edad se produce aceleradamente si no se trabaja o entrena.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!