10 síntomas que no debés ignorar: cuando el cuerpo avisa

Señales comunes de nuestro cuerpo a las que hay que prestar atención para evitar riesgos graves para la salud.
signos del cuerpo no ignorar

Cuando tenemos algunos síntomas es importante no dudar en consultar al médico de inmediato. Puede ser si sufrimos de golpe una hemorragia o dolores intensos en el pecho por ejemplo. Pero hay muchos otros síntomas que el cuerpo manifiesta y generalmente ignoramos, sin ser conscientes que pueden ser un indicador de algo más serio para nuestra salud.

alzheimer 12 signos demencia

También podés leer: Cómo prevenir la demencia: 12 factores de riesgo que debemos evitar

Síntomas que no se deben ignorar

Te detallamos algunos de los signos que el cuerpo nos da para avisarnos que nuestro organismo no está bien.

1) Perdiste peso de golpe sin hacer dieta

Si perdés peso en forma repentina y sin que hayas hecho un esfuerzo, debés prestar atención. “El peso se ve afectado por la ingesta de calorías, nivel de actividad, la salud general, la edad, ciertos medicamentos, y los factores económicos y sociales”, señala la doctora estadounidense Tracy Ann Siegfried, quien agrega que “si estos factores contribuyen a tu pérdida de peso, lo más probable es que no haya una condición médica subyacente”.

Pero si bajás el 5% de tu peso en un período de 6 a 12 meses, sin razón aparente consultá a un médico. La pérdida de peso repentina e inexplicable puede asociarse a diversos factores, entre ellos el cáncer, la depresión, la demencia, la enfermedad de Parkinson, diabetes o hipertiroidismo, entre otros trastornos.

cancer de estomago

Podés leer: Cómo cuidar la salud del estómago y prevenir el cáncer

2) Te duele el estómago por más de 3 días seguidos

La Dra. Siegfried explica que el dolor abdominal puede ocurrir por diversos motivos, como indigestión, reflujo gastroesofágico, enfermedad ulcerosa, lesiones, estreñimiento, infecciones gastrointestinales, dolor muscular, entre otras razones. “También puede ocurrir a partir de una reciente sesión de ejercicios o por gases. Si existen estos factores, lo más probable es que no sea necesario buscar atención médica de inmediato a menos que estés excesivamente preocupado”, comenta la especialista.

Sí se debe hacer una consulta a un médico cuando el dolor dura más de tres días o está asociado a un golpe, o está acompañado de presión o dolor en el pecho. También si este dolor es intenso y tenés náuseas y vómitos; si el abdomen está severamente distendido o si tenés signos de ictericia, que es cuando la piel toma un color amarillo. En este último caso también recurrí a un especialista en forma urgente.

ACV dolor de cabeza

Podés leer: Las mujeres tienen mayor riesgo de ACV que los hombres

3) Dificultad para hablar

Si de pronto se detecta dificultad para hablar, esa puede ser la señal de que existe un derrame en el centro cerebral del lenguaje. “Puede que la persona pronuncie palabras incoherentes o confusas, o que no entienda lo que uno dice”, afirma la doctora Leanne K. Casaubon, neuróloga y directora de la Unidad de Accidente Isquémico Transitorio y Accidente Cerebrovascular Menor del Hospital Western de Toronto. Otro síntoma puede ser que un lado de la cara se paralice. Si hay sospecha de haber sufrido un accidente cerebrovascular, llamar al número de emergencias, o pedir a alguien que lo haga con la mayor brevedad posible.

4) Destellos de luz o aumento de puntos negros

Cuando envejecemos, es común que veamos puntos y destellos, que, por lo general, son signos benignos de los cambios que se producen en el gel vítreo del interior del globo ocular.

Pero ver de repente destellos brillantes o un número mayor de puntos, puede indicar que la retina está dañada. Eso es una emergencia oftalmológica y debe atenderse. “Si no, el fluido puede escurrirse por debajo del lagrimal y provocar un desprendimiento de retina, lo que en algunos casos lleva a la ceguera”, dice el doctor Lorne Bellan, jefe del Departamento de Oftalmología de la Universidad de Manitoba, Winnipeg, Canadá.

dolores de cabeza - acv

También podés leer: ACV: prevenir y estar atentos a los signos de alerta marcan la diferencia entre la vida y la muerte

5) Cambios en el estado mental

Si el estado mental o comportamiento de uno de sus seres queridos cambia repentinamente, hay que consultar con un médico, incluso si la persona ya tiene diagnóstico de demencia.

“No es habitual tener una confusión aguda”, dice el doctor Paul Pageau, de Ottawa, expresidente de la Asociación Canadiense de Médicos de Emergencia. Este síntoma a veces es consecuencia de una enfermedad que requiere tratamiento, como una infección del tracto urinario. Entre otras causas comunes, se incluyen la baja glucemia (para las personas con diabetes), los desbalances de los electrolitos y la medicación.

como limpias la vejiga

Leé más: Cómo cuidar la salud de los riñones: la importancia de la prevención

6) Cambios en la visión

Ver doble o borroso, perder la vista de un ojo o perder el campo visual de un lado (de buenas a primeras, no ve la mitad de la pantalla de la computadora, por ejemplo) pueden ser síntomas de un accidente cerebrovascular.

Otras causas de los cambios inesperados en la visión pueden ser menores, como el aura de una migraña. “El peor de los casos sería un aneurisma cerebral, que presiona el nervio que hace girar el ojo. Por lo general, se presenta con la aparición repentina de visión doble. Un tratamiento de emergencia previene la ruptura del aneurisma”, dice Bellan.

7) Presión en la mandíbula, el cuello o los brazos

De acuerdo con la Fundación Canadiense del Corazón y de Accidente Cerebrovascular, no todos sienten el clásico dolor de pecho con un ataque al corazón, en especial las mujeres. Puede que el único síntoma sea sentir presión, incomodidad o dolor en los brazos, el cuello y la mandíbula.

Eso no significa que no pueda haber otro problema que genere esa sensación, dice el doctor Peter Bogaty, de la Clínica Cardiológica de Montreal, Canadá.

“El corazón, el esófago y los órganos del pecho comparten una inervación común con la mandíbula y los brazos, por lo que no se trata del corazón sí o sí”. Pero si la sensación es nueva, si le parece que algo anda mal o si no se va luego de unos minutos, pida ayuda.

vacunas meningitis

Además leé: Meningitis: cómo prevenir la transmisión en un viaje

8) Cuello rígido con síntomas de gripe

En las etapas iniciales de la meningitis, tal vez usted se convenza de que tiene gripe estacional debido a la presencia de dolor de cabeza y fiebre alta. Pero es muy común que las personas que desarrollan una infección en las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal tengan el cuello rígido y sientan dolor cuando tratan de llevar el mentón al pecho.

Puede pasar que también les moleste la luz y estén confundidos. “La meningitis bacteriana puede ser letal si no se trata a tiempo, asegura Pageau. Con cada hora que pasa sin administrarse el antibiótico correspondiente, hay mayores posibilidades de quedar con discapacidad o morir”.

9) Dolor de pecho

Pese a que sigue siendo el síntoma más común del infarto, muchas veces las personas lo ignoran, afirma Bogaty. Es cierto que la indigestión, el reflujo y la ansiedad también pueden causar dolor de pecho. Pero hay que ir a una sala de emergencias, hacerse análisis de sangre, estudios por imágenes u otros análisis enseguida para saber con exactitud qué es lo que tiene.

“Si se trata de un infarto cardíaco de proporciones, entonces puede cortarse de raíz. Se puede prevenir una muerte súbita”, dice Bogaty.

crisis y corazon

Podés leer: Crisis y corazón: tirar mucho de la cuerda puede dejarnos en el camino

10) Te cuesta recuperar el aliento

La Dra. Siegfried indica que la falta de aliento puede ser provocada por muchos motivos. Si realizaste mucho ejercicio, después de realizar una actividad física intensa es normal si recuperás el aliento de inmediato al frenar la actividad física.

Pero también te puede ocurrir la falta de aliento si tenés un cuadro de ansiedad, bronquitis, asma, y otras situaciones. Asimismo, los cambios de temperatura extremos, la obesidad y la elevada altitud también pueden hacer que te cueste respirar.

Pero si te ocurre que no podés respirar bien y además te duele el pecho, se te hinchan los pies o tobillos, tenés fiebre alta, escalofríos y tos, tus labios o dedos se ponen azules, o si la condición empeora, es muy urgente que te asista un médico.

Si te interesó esta nota, podés seguir leyendo un poco más sobre prevención en salud: