Un poco de alcohol a diario o mucho el fin de semana: qué es peor

Un interesante informe de la BBC, de Gran Bretaña, analiza qué es peor para la salud: un par de cosas de alcohol a diario o mucho consumo el fin de semana. Y destaca que aunque el consumo de alcohol concentrado en un día es muy peligroso, la ingesta moderada cotidiana también pone en riesgo la salud física y mental.

El artículo de la BBC difunde un estudio realizado (y protegonizado) por dos médicos gemelos idénticos, Christopher y Alexander van Tulleken. Ellos mismos se sometieron a un experimento relacionado con el consumo de alcohol, en el marco de un experimento respaldado por el Hospital Royal Free del Reino Unido, que cuenta con una larga trayectoria de investigaciones en el campo del alcoholismo.

En el experimento, tras un mes de abstinencia, ambos hermanos siguieron un patrón diferente de consumo de alcohol. Christopher bebió cada día, durante un mes, 250 mililitros de vino (unas dos copas al día), una medida acorde con las recomendaciones de ingesta máxima diaria de alcohol para un varón en el Reino Unido. Por su parte, Alexander fue abstemio seis días por semana, pero tomó 21 unidades de alcohol un día del fin de semana, también durante un mes.

Los resultados fueron impactantes. Alexander puso en juego su vida, dado que los análisis de sangre realizados por Hospital Royal Free constataron que su sangre alcanzaba, horas después de beber, niveles que podrían causar la muerte por intoxicación etílica. El alcohol también provocó que en muchas ocasiones Alexander olvidase por completo qué había hecho la noche anterior. Además, se sentía muy afectado días después de la borrachera, hasta el punto de que nunca consiguió recuperarse entre una sesión y otra. Pese a todo, Alexander esperaba con ansiedad que llegase el fin de semana tras los seis días de recuperación, claro síntoma del poder adictivo del alcohol.

las guías que detallan cuánto alcohol se puede consumir a diario sin poner en riesgo la salud deben revisarse

Christopher, por su parte, también mostró signos de adicción: le costaba dejar de beber una vez alcanzado el límite que debía tomar cada noche. Pero también constató perjuicios en su rendimiento laboral. Lo interesante es que, contra todo pronóstico, los análisis del Hospital Royal Free revelaron que el hígado de Christopher estaba en tan mal estado como el de Alexander.

La primera conclusión, obvia, es que aunque el consumo de alcohol concentrado en un día es muy peligroso, la ingesta “moderada” también pone en riesgo la salud física y mental, puede generar adicción, llevar a conductas adictivas e incluso comprometer el rendimiento laboral. La segunda conclusión es que las guías que detallan cuánto alcohol se puede consumir a diario sin poner en riesgo la salud deben revisarse.

Seguí leyendo

Cocaína + alcohol: el uso simultáneo sube el riesgo de muerte súbita

Cómo mejora tu organismo en sólo un mes sin tomar alcohol

Los riesgos de mezclar ibuprofeno y alcohol: si bebiste, evitalo

6 aclaraciones sobre la marihuana: responde un experto

Éxtasis: advierten que el consumo sube en los festejos de fin de año

La trampa del “todos lo hacen”: padres temerosos, hijos en peligro

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!