Un solo cigarrillo por día alcanza para aumentar el riesgo de infarto

El riesgo cardiovascular asociado al tabaquismo es claro, tanto para la comunidad médica como para la población en general: fumar aumenta las posibilidades de sufrir un infarto o un accidente cerebrovascular (ACV). Sin embargo, en el inconsciente colectivo persiste la idea de que fumar “un poquito” no es tan dañino.

Un reciente trabajo de investigación aporta evidencia contundente contra el mito popular que sostiene que fumar poco (un cigarrillo por día) no es perjudicial:

La Fundación Cardiológica Argentina (FCA), con el asesoramiento del Dr. Miguel Schiavone, médico cardiólogo, miembro de la FCA, y el Dr. Jorge Tartaglione, médico cardiólogo, presidente de la FCA explica que los hombres que fuman alrededor de un cigarrillo por día tienen un incremento de riesgo de infarto del 48% y un aumento de riesgo de ACV del 25% en comparación con los no fumadores.

En el caso de las mujeres, los riesgos son aún más altos: un aumento del 57% para infarto y de 31% para ACV.

Las personas que fuman alrededor de un cigarrillo por día tienen casi la mitad del exceso de riesgo que presentan los fumadores de 20 cigarrillos por día

El gran número de participantes y de eventos, sumados a los cuidados de selección de los estudios que se incluyeron, le dan a este trabajo un gran valor.

Al realizar una revisión de este estudio, el doctor Juan Humphreys, miembro titular de la Sociedad Argentina de Cardiología, manifestó que durante mucho tiempo se ha supuesto que fumar pocos cigarrillos es de relativo bajo riesgo, y se ha asumido lo mismo para los cigarrillos con bajo contenido de nicotina.

En esta línea, cita como ejemplo que, si la reducción de riesgo cardiovascular tuviera una relación lineal con la disminución del consumo, uno podría suponer que fumar un cigarrillo por día en vez de 20 bajaría el riesgo a la vigésima parte (5%).

Si bien hay algunos artículos que demuestran que esto podría darse en el caso del cáncer de pulmón, no es así para la enfermedad cardiovascular, ya que se ha observado que se mantiene un riesgo proporcionalmente mucho mayor para quienes tienen baja exposición.

Hay evidencias específicas que demuestran significativos incrementos del riesgo cardiovascular para fumadores pasivos, fumadores ocasionales y fumadores de menos de 4 cigarrillos por día.

Por todo esto, podemos concluir que no se trata de fumar mucho o poquito, sino que debemos ir por el NADA. En este caso, no significa como aquel juego ¨te quiero mucho, poquito o nada¨, sino todo lo contrario, se trata de querernos mucho a nosotros mismos y también a nuestros seres queridos. No hay un cigarrillo que sea bueno para la salud, ni tampoco una cantidad que sea menos mala.

Ya no hay excusas ni creencias populares. El mensaje es claro, ni un cigarrillo más si nuestro objetivo es cuidarnos y prevenir la enfermedad cardiovascular y ciertos tipos de cáncer.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!