Vida Saludable: cómo vencer las trabas que nos imponemos para no hacer actividad física

En Argentina, más de la mitad de la población no realiza el mínimo necesario de actividad física sugerido para obtener beneficios para la salud (54,9% de la población, según datos de la 3ra. Encuesta Nacional de Factores de Riesgo del año 2013). Esta prevalencia aumenta en las mujeres y mayores de 65 años, en quienes alcanza el 67%.

La falta de tiempo es la principal barrera referida para la realización de actividad física; esto es importante ya que en nuestro país 6 de cada 10 adultos tiene exceso de peso y 2 de cada 10, obesidad.

Los beneficios de realizar actividad física en todas las edades, no tienen que ver sólo con prevenir enfermedades, sino y fundamentalmente, con mejorar nuestra calidad de vida

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la actividad física como “todos los movimientos que forman parte de la vida diaria, incluyendo el trabajo, la recreación, el ejercicio y las actividades deportivas”. Se debe entender este término de manera amplia ya que se refiere no sólo a la práctica de deportes sino también a otras actividades de intensidad variable como bailar, cargar las bolsas del supermercado y caminar.

Según la OMS, la “inactividad física” ocupa el 4to. lugar entre los principales factores de riesgo de mortalidad a nivel mundial, está involucrada en el 6-9% de la carga mundial de muerte prematura (alrededor de 1,9 millones de personas)

Más de la mitad de los argentinos no realiza el mínimo necesario de actividad física sugerido. Según datos de la 3ra. Encuesta de Factores de Riesgo, el porcentaje asciende a 54,9%. Esta prevalencia aumenta en mujeres y mayores de 65 años

Los beneficios de realizar actividad física a cualquier edad y de manera regular son indudables. Llevar una vida activa no solo se relaciona con una mejora en la percepción del bienestar, sino que además disminuye, por ejemplo, la incidencia del sobrepeso, la diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso algunos tipos de cáncer (mama y colon).

La Fundación Cardiológica Argentina nos muestra cuáles son las excusas más comunes entre quienes no concretan el cambio a la vida saludable. Pero para ayudarnos a estar mejor, la misma Fundación se encarga de recomendarnos como destruir cada una de ellas y cómo lograr una mejor calidad de vida. Aquí las compartimos:

Mitos a superar. Recomendaciones para lograrlo

  • La actividad física requiere mucho tiempo y yo estoy muy ocupado

Bastan 30 minutos de actividad física de intensidad moderada al menos 5 días por semana para mejorar y mantener la salud. Esto no significa que deba realizarse siempre durante 30 minutos seguidos ya que puede irse acumulando a lo largo del día, por ejemplo: 10 minutos de caminata a paso rápido tres veces al día o 20 minutos por la mañana y 10 más por la tarde. Estas actividades pueden incorporarse a la rutina diaria laboral, escolar, doméstica o lúdica. Actividades simples como subir escaleras, ir al trabajo en bicicleta o bajarse del colectivo algunas paradas antes para completar el recorrido caminando, van acumulando actividad física a lo largo del día.

  • No tengo plata para empezar ahora

La actividad física se puede realizar prácticamente en cualquier lugar y no requiere equipamiento necesario. Caminar, la actividad física más practicada y recomendada, es totalmente gratuita. No es imprescindible acudir a un gimnasio, pileta u otra instalación deportiva especial para mantenerse físicamente activo.

  • La actividad física es para los jóvenes. A mi edad no tengo que preocuparme por eso

Se ha demostrado que la actividad física regular mejora el estado funcional y la calidad de vida de los adultos mayores, para quienes las recomendaciones de la OMS son similares. Su práctica habitual es beneficiosa para muchas enfermedades no transmisibles frecuentes en mayores de 65 años, como la hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, artrosis y osteoporosis, así como para mejorar la fuerza y prevenir caídas. Además, se ha demostrado que mejora la salud mental y la función cognitiva.

  • Los niños habitualmente están muy activos. No es necesario enseñarles a hacer actividad física

Los niños en edad escolar deben acumular al menos 60 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada o vigorosa para garantizar su desarrollo saludable. Se calcula que más de 2/3 de los jóvenes no realizan actividad física suficiente para el bienestar actual y futuro debido al aumento del sedentarismo en todo el mundo. Hay que recordar que los modos de vida saludables adquiridos durante la infancia y la adolescencia tienen más probabilidades de mantenerse a lo largo de toda la vida.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!