Viejas enfermedades, nuevos casos: aumentan los casos de sífilis

La sífilis es una enfermedad infecciosa, de transmisión sexual. Crece su incidencia en el país y en el mundo.

El Treponema Pallidum es una bacteria de la familia de las espiroquetas. Solo mide entre 5 y 20 micrones de largo, pero ha causado y sigue causando una de las enfermedades que mayor desvelo ha traído a la humanidad: la sífilis.

No es claro cómo es que llegó a extenderse por todo el mundo, existiendo teorías opuestas:

  • La primera afirma que el Treponema Pallidum es oriundo de América, y se extendió por el Viejo continente luego de la conquista. Esta teoría se ve apoyada en el hecho de que la primera epidemia de sífilis en Europa se dio pocos años después del descubrimiento de América.
  • La otra teoría, por el contrario, afirma que la sífilis se originó en Europa, a partir de la mutación de otras treponematosis, y que fueron los conquistadores los que la llevaron a América junto con los espejitos de colores.

La sífilis es una enfermedad infecciosa, que se transmite por vía sexual o de la madre gestante al feto. A pesar de que es fácilmente tratable con Penicilina, y que por este motivo se pensó que debía desaparecer del planeta, esto no ha sido así. Muy por el contrario, su incidencia va en aumento en todo el país.

Podés leer: Sífilis en Argentina: más de 11 mil casos y se diagnostica uno de cada diez

Al transmitirse por vía sexual, el germen penetra a través de lesiones inaparentes cutáneo- mucosas. En el punto de entrada aparece el “chancro” o lesión primaria, que desaparece sin tratamiento en 3 a 6 semanas. A esta primera etapa le sigue la sífilis secundaria, con manifestaciones generales. Esta segunda etapa también se autolimita, dando paso a la sífilis latente, asintomática.

Sin tratamiento, el 30% de los pacientes desarrollan sífilis terciaria, con daño neurológico, cardiovascular, musculoesquelético, etc.

Por su parte, la sífilis congénita es la infección que adquiere el feto por vía transplacentaria. Existen dos formas de sífilis congénita: la precoz, que aparece desde el período neonatal o durante los 2 primeros años de vida, y la tardía, en que las lesiones aparecen en la primera infancia. Esta última presenta alteraciones muy características: tibia en sable, deformaciones en rodillas, dientes de Hutchinson, nariz en silla de montar.

La sífilis congénita es un grave problema, por lo cual llegar al diagnóstico lo más precozmente posible es indispensable, ya que si se efectúan tratamientos adecuados antes de las 20 semanas de gestación se pueden prevenir totalmente sus secuelas.

El diagnóstico se realiza con un test llamado VDRL: Venereal Disease Research Laboratory. Este detecta en sangre la aparición de un antígeno que surge como respuesta defensiva ante el Treponema. El FTA- ABS es un test de confirmación. Se utiliza en casos problema, no como primer examen diagnóstico.

El uso estricto del preservativo sigue siendo la única arma que disponemos para prevenirla. La educación sexual es fundamental en imponer esta premisa en la población. Un antiguo aliado que sigue prestándonos nobles servicios en la prevención de enfermedades como esta vieja enemiga.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!