Logran que una mujer transgénero pueda amamantar ella misma a su bebé

Se ha convertido en el primer caso documentado gracias a un tratamiento hormonal

Por primera vez en la historia, una mujer transgénero ha podido dar el pecho a su hijo. El caso, que ha tenido lugar en Estados Unidos, es el primero documentado y ha sido posible gracias a un tratamiento experimental de tres meses y medio.

La mujer, de 30 años y cuyo nombre no ha trascendido, pudo producir 227 gramos de leche al día con los que amamantar a su bebé. Un ejemplo sin precedentes que abre una vía de esperanza para otras mujeres transgénero.

La paciente se había vinculado meses atrás con las médicas Tamar Reisman and Zil Goldstein del área de Medicina y Cirugía Transgénero del prestigioso Centro Mount Sinai de Nueva York, a quienes les explicó que su pareja estaba embarazada pero no quería amamantar. Quiso saber, entonces, si era posible tomar ese rol cuando el bebé naciera.

De acuerdo al sitio de noticias inglés The Independent, la mujer venía siguiendo un régimen de feminización hormonal desde 2011.

Sin embargo, le explicaron las especialistas a cargo del tratamiento a la publicación Transgender Health, nunca se había sometido a ninguna cirugía de cambio de género, como lo son la colocación de prótesis mamarias, la orquiectomía (extirpación de los testículos) o la vaginoplastía.

De todas formas, Reisman and Goldstein, una endocrinóloga y la directora de programa respectivamente, ayudaron a la paciente a amamantar a su bebé durante las primeras seis semanas de vida mediante una “incitación de la lactancia”.

La hormona que estimula la producción de leche materna tras un parto es la prolactina. A pesar de que su cuerpo no la emite, la mujer utilizó en su lugar la domperidona, un fármaco contra las náuseas, el dolor de estómago y el reflujo gastroesofágico que, a veces, pude producir como efecto secundario la estimulación de las glándulas mamarias para la producción de leche.

Con el tratamiento hormonal y la estimulación del pecho, la mujer pudo amamantar al bebé durante seis semanas. Transcurrido ese periodo, el pediatra confirmó que el pequeño estaba creciendo y desarrollándose de manera normal y saludable.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!