Que es el “chemsex”, la peligrosa práctica sexual que preocupa a los médicos

Si bien el uso de drogas recreativas en contextos sexuales no es nuevo, una nueva moda se está imponiendo. Se trata del chemsex, una modalidad que se centra en el uso de determinadas sustancias (especialmente mefedrona, metanfetamina y GHB) para aguantar largas sesiones de sexo que pueden durar días.

Esta práctica en principio se estaría imponiendo en el colectivo gay, según informaron diferentes organizaciones de salud, aunque por definición también podría incluir encuentros heterosexuales.

A tal punto llegan las consecuencias de esta moda que los médicos de Gran Bretaña y España han manifestado en varias oportunidades sus temores por un posible repunte en las tasas de enfermedades de transmisión sexual entre los jóvenes.

Hasta 72 horas de sexo y drogas sin parar, ni siquiera para comer o para dormir.

En la British Medical Journal, un editorial explica este polémico fenómeno, en donde “Chemsex” -proveniente del inglés “chemical sex” (sexo químico- ganó popularidad por ser una tendencia que dejó de ser minoritaria en Europa y que ha saltado desde Reino Unido al resto de países del continente.

La combinación de estas drogas permite aguantar las fiestas sexuales, pero deja a los participantes en un estado de semiinconsciencia que reduce la percepción de riesgo. De hecho, el Ayuntamiento de Barcelona abordará los peligros de esta práctica dentro del Plan de Drogas municipal pues tiene riesgos importantes: puede extender las infecciones de transmisión sexual (ITS) y generar dependencia a sustancias tóxicas.

Las 3 drogas más usadas en este tipo de encuentros son: mefedrona, la metanfetamina de cristal y el GHB (hidroxibutirato)/GBL (butirolactona), conocidas como tina y G.

Quienes quieren que la emoción sea todavía mayor, recurren al “slam/ slaming”, una técnica que consiste en inyectarse la mefedrona para que el efecto sea más rápido. Claro que nuevamente el intercambio de jeringas facilita la propagación de ITS.

De todos modos, un estudio de BCN Checkpoint, organización que diagnostica el 40% de los casos de VIH en Cataluña, destaca el consumo de hasta nueve sustancias en estas orgías: poppers, marihuana, cocaína, éxtasis, GHB, anfetaminas, metanfetamina, ketamina y mefedrona.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!