Cómo cuidar tu piel al depilarte con maquinita

Para la mayoría de las mujeres, depilarse es molesto ya que puede irritar y dejar marcas en la piel. Por eso, la depilación con maquinita puede ser la solución, ya que es rápida y efectiva, sobre todo, cuando se utilizan las técnicas correctas que evitan resultados indeseados, como pueden ser lastimaduras, raspaduras y sequedad en la piel. Acá, consejos para optimizar la depilación y cuidar la piel para que esté siempre suave y radiante.

 La preparación: La clave para que la piel quede siempre perfecta

1-Depilate durante la tarde para calmar la piel durante la noche y, así, evitar la sensación de irritación que pudiera producirse.

2-Mojá la piel con agua tibia antes de depilarte o hacelo después de la ducha. La humedad y el calor aumentan la elasticidad de la piel y ablandan el pelo (el agua tibia realmente disminuye la resistencia del vello, lo que además aumenta la durabilidad de la maquinita).

3-Limpiá bien la piel para evitar las infecciones y los pelitos encarnados.

4-Exfoliá antes usar la maquinita para remover las celular muertas, haciendo tu piel más suave y menos propensa a la incrustación del vello.

5-No uses jabón, reemplazalo por gel de afeitar o acondicionador de cabello, ya que al ser menos resbaladizo genera mayor resistencia en la maquinita y mejora su rendimiento.

 

¿Cómo depilarte bien?

1-Usá ambas manos: una para sujetar la máquina, la otra para estirar la piel. Esto impide que la piel se pellizque con las hojas.

2-Ir en el sentido del pelo. Empezá a depilarte en la dirección de crecimiento del vello y una vez eliminada la mayoría de los pelos, se puede finalizar yendo a contrapelo para dejar la piel suave por más tiempo.

3-Controlá los movimientos para que sean suaves y livianos. No presiones demasiado sobre las hojas para evitar lesiones.

4-Realizá movimientos cortos para alcanzar una mayor precisión y evitar que la piel se irrite.

5-Enjuagá la maquinita luego de cada pasada: esto permite que la siguiente pasada sea más productiva. Siempre bajo el chorro de agua caliente ya que solamente agitar la afeitadora resulta menos productivo e higiénico.

 

Depilación

Tips para zonas difíciles

Piernas: deslizá la maquinita desde los tobillos en sentido contrario del crecimiento del vello. Luego, continuá por las zonas que exijan mayor precisión como tobillos y rodillas con movimientos lentos y cuidadosos.

Bikini: en esta zona es necesario estirar la piel para crear el efecto de piel tirante que permite deslizar la maquinita con mayor facilidad. Hacelo suavemente en la misma dirección de crecimiento del vello.

Axilas: el vello en las axilas crece en diferentes direcciones, es por esto que para obtener mejores resultados se deberá pasar la maquinita hacia arriba, hacia abajo y hacia los costados.

 

Tips post depilación

1-Enjuagá la piel con agua fría para retirar el exceso de crema/gel. Que sea fría es muy importante, ya que cierra los poros de la piel y reduce irritaciones.

2-Hidratá la piel con una crema sin alcohol para lograr que quede suave y humectada. En las axilas, utilizá desodorante sin alcohol.

 

¡Desmitificando!

-El uso de la maquinita no afecta el crecimiento del nuevo vello, ni genera que crezca más duro, oscuro o grueso. Aunque en un comienzo la sensación al tacto puede ser distinta, al crecer un poco volverá a sentirse como antes.

Depilarse con maquinita ayuda a que la piel se vea y se sienta más suave y sedosa, ya que no solamente remueve el vello sino también las células muertas.

Por Florence Poli, dermatóloga y asesora de Bic Soleil.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo