Debora Perez Volpin y Liliana Bodoc: pérdidas que conmueven sin decir adios

Ayer la Argentina sufrió la pérdida de dos mujeres, jóvenes, buenas personas y valiosas.

Debora Pérez Volpin (50) era una gran periodista, solidaria e interesada en los temas sociales. Dejó su profesión para dedicarse a la política y todo indica que lo hizo para contribuir a mejorar la sociedad y la vida de la gente. Pudo ser un factor importante en la renovación de la política que tanto necesitamos.

Liliana Bodoc (59), gran escritora y poeta, hizo un magnífico aporte a la literatura fantástica a partir de su trilogía iniciada con “Los días del venado” y concluida con “La saga de los confines”. Miles de jóvenes se acercaron a la lectura a través del mundo creado por la multipremiada y talentosa escritora. Estaba en la cúspide de su carrera, trabajando en numerosos proyectos.

Ambos fallecimientos fueron repentinos, inesperados, dolorosos. Nos conmueven de un modo diferente, nos hacen sentir que como sociedad perdimos personas queribles, que transmitían lo suyo, dejaban huella

Sabemos que la vida es un viaje que se inicia e inevitablemente concluye. Parte, también inevitable, de ese tránsito vital es el dolor de cada pérdida.

Por eso compartimos desde Buena Vibra este bellísimo texto de la propia Liliana Bodoc.

Lo leemos y proponemos leerlo como un homenaje a ambas y a cada uno de los seres que seguirán viviendo en nosotros a través de su mensaje y sus aportes a la comunidad.

Fragmento

No digo adiós.

Ustedes se irán.

Yo permaneceré, reinventando el recuerdo de lo que han sido.

No digo adiós, aquí me quedo para contarlo todo.

Dice adiós la lechuza, el hombre y la piedra.

Yo no lo digo.

Debo permanecer y recordar al hombre, la piedra y la lechuza.

Yo no me olvidaré de ninguno de ustedes,

parte en mi rueda, balsas y colores.

No me olvidaré de nada ni de nadie

pues no puedo olvidar lo que me constituye.

Adiós, dirán. Y yo no diré nada.

Cuando todos se alejan, se queda la memoria sentada en una roca, cuando todos descansan.

Aquí estaré, no digo adiós.

Si pasan junto a mí y me preguntan,

les contaré acerca de lo que fueron.

Si me ven sentada en una roca, componiendo mis versos,

acérquense y pregunten.

Yo voy a responderles.

Pero luego no les diré adiós.

Porque, quieran o no, se quedarán conmigo.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!