Profesor de la UBA investigado y suspendido por acoso

Con 42 mil personas, el grupo de Facebook, “Recomendaciones de cursos – FCE”, conformado por alumnos, graduados, ingresantes, profesores, ayudantes y autoridades,  suele ser una fuente de consulta constante para los estudiantes, pero esta vez el tema no fue académico: el jueves por la noche, desde un perfil falso, una joven denunció al académico por acoso sexual.

“Me masajeaba el hombro y se me acercaba al oído para explicarme cosas”. éste es uno de los testimonios de alumnas de La Facultad de Ciencias Económicas (FCE) de la Universidad de Buenos Aires (UBA) que denunciaron por acoso sexual a un profesor de la Maestría en Recursos Humanos.

Conocidos los casos, la universidad lo suspendió preventivamente de su cargo para el próximo cuatrimestre y le inició una investigación interna

Su relato hizo que en menos de una semana, otras alumnas, desde su cuenta personal en la red social también, acusaran al catedrático por comportamiento indebido o chiste machistas.

Agustina D’Amore, estudiante y referente de la agrupación La Mella, relató al diario La Nación que:

 “Las obligaba a agregarlo a Facebook desde su posición de poder, después les escribía por fuera del horario de clase, les pedía el número de teléfono, en clase pasaba y les tocaba el cuello u hombro, o las hacía sentar en su escritorio para realizar un examen”

 No Nos Callamos Más – FCE

Luego agregó: “Nosotras estamos en contacto con seis, siete personas que sufrieron acoso, pero en el grupo fueron bastante más las que comentaron eso. Fue un acoso sistemático, no eran casos aislados. Ahora estamos con las chicas que denunciaron impulsando la página de Facebook « No Nos Callamos Más – FCE » y ahí nos llegaron muchas más”.

“Utiliza cuestiones académicas y profesionales como excusa para tener cerca a determinadas chicas. Habla todo el tiempo del increíble profesional que es para hacerte creer que es un privilegio estar al lado suyo con promesas de laburo, para ser ayudante de cátedra o pasar las notas de los exámenes. Cualquier motivo para él es bueno para invitarte un café o pedirte tu número o que lo agregues a Facebook, buscando la forma de que no puedas decirle que no. Después te escribe de la nada y desvía cualquiera pregunta académica”, contó una de las víctimas que prefirió mantenerse en el anonimato.

Según las denunciantes, el acoso de del profesor era constante y llegó a realizar contacto físico inapropiado con más de una. “A muchas chicas nos dijo que nos quedemos hasta el final de la clase, que nos sentemos en su escritorio, o nos tocó los hombros e hizo masajes durante la clase. En el curso, tuvimos que escuchar constantemente comentarios rebajando a las mujeres y que las respuestas a nuestras preguntas siempre tengan doble sentido”.

“No le alcanzó con el acoso en el aula. A muchas de nosotras también nos persiguió y nos agarró en los pasillos de la facultad o incluso en otros ámbitos en los que lamentablemente lo cruzamos. Esto tiene que parar”

La agrupación intentó hablar con las autoridades de la facultad el caso pero, según D’Amore, no obtuvieron demasiada respuesta: “Hubo bastantes denuncias a otros docentes y estamos buscando investigarlos para que no queden en la nada. Queremos una respuesta institucional y que esto no quede en denuncias de Facebook. Por el momento, nadie se contactó con nosotros. No queremos ningún docente que aplique violencia de género en la facultad”, señaló la estudiante.

La UBA informó que el académico fue suspendido preventivamente y no tendrá clases a su cargo durante el próximo cuatrimestre. “Esta vez el caso no se disparó con ninguna denuncia, sino que tomamos la decisión de separar momentáneamente al profesor, no de su cargo sino del dictado de las clases e iniciar una investigación interna. Los comentarios y discusiones en las redes sociales nos parecieron lo suficientemente negativos como para tomar cartas en el asunto y no esperar denuncias concretas”, explicó Gustavo Montanini, secretario general de la Facultad de Ciencias Económicas.

La universidad cuenta desde Diciembre de 2015 con un “Protocolo de intervención institucional ante denuncias por violencia de género, acoso sexual y discriminación de género” para tratar este tipo de casos. La Mella asegura que no se aplica.

D’Amore reveló: “En la facultad hay un mail anónimo para realizar denuncias, pero cuando envías algo no tenemos respuesta”.

En contraposición, Montanini aseguró que el protocolo funciona y que ya fue aplicado en otras ocasiones. “El profesor ya está al tanto de la suspensión y mañana voy a tener una reunión personal con él para que me aclare esta situación. Esto es una medida preventiva y protectiva para que no tenga contacto con el alumnado. La investigación sigue su curso porque esto involucra a otras personas más que a él y hay que escuchar a todas las voces”.

¿Qué dice el protocolo sobre el “acoso sexual”?

Sancionado en junio de 2015, el documento definió cuáles son las situaciones que comprenden el acoso y son punibles de sanción: “Hechos de violencia sexual no descritas en los términos del artículo 119 y sus agravantes del Código Penal argentino y que configuren formas de acoso sexual. Se entiende por acoso sexual, todo comentario reiterado o conducta con connotación sexual que implique hostigamiento, asedio, que tenga por fin inducir a otra persona a acceder a requerimientos sexuales no deseados o no consentidos”.

Las sanciones dependen de cada situación y lo determinarán las personas que lleven adelante el protocolo. A su vez, exige la “difusión y formación sobre la problemática abordada, así como favorecer acciones que eliminen la violencia de género, el acoso sexual y las discriminaciones por razones género u orientación sexual”.

La carta del centro de estudiantes

La repercusión de las numerosas denuncias no solo escaló hacia las autoridades de la UBA sino también al centro de estudiantes. Alertados por la situación, al día siguiente enviaron una carta solicitándole a Ricardo Pahlen, decano de Económicas, que se le aplique una licencia a al profesor y se le inicie una investigación por las denuncias de “comportamiento inapropiado y de acoso con alumnas de sus cursos”.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!