3 lugares increíbles de Dubai que nos dejan estupefactos

No es ningún secreto que hay mucho dinero flotando alrededor de la ciudad de Dubai y que eso la ha llevado a desarrollarse y proyectarse internacionalmente como un lugar surgido de la capacidad tecnológica humana.

Sin embargo, muchos de los lugares maravillosos que se encuentran en la ciudad en plena expansión realmente no deberían existir en un desierto. En un clima árido donde las temperaturas suelen estar habitualmente muy por encima de los 40 grados centígrados, la abundancia de lujo, lugares que dependen del agua como pistas de esquí y jardines de flores enormes y exuberantes no concuerdan con la dureza del entorno circundante.

Le echamos un vistazo a 3 de estos sitios extravagantes y un tanto perturbadores:

1. Ski Dubai

Situado en el interior del centro comercial Mall of the Emirates, esta pista de esquí que está de temporada durante todo el año recibe “nieve fresca” cada noche directo producida gracias a un sistema tecnologíco único a pesar de las altas temperaturas al otro lado de las paredes. El centro de esquí completamente funcional ofrece una montaña falsa para esquiar, así como otras atracciones propias de centro de ski de montaña.

2. El Jardín milagroso de Dubai

¿Querés conocer el el jardín de flores naturales más grande del mundo? Bien, hay que ir al medio del desierto. El bien llamado Dubai Miracle Garden es en sí mismo un país de las maravillas technicolor extenso compuesto de flores frescas que crecen allí. Contiene más de 45 millones de flores establecidas en escenarios muy elaborados que forman palabras, patrones e imágenes. Los cuidadores dicen que usan las aguas residuales para regar el jardín y cuidar su crecimiento.

 
3. Cancha de tenis / Helipuerto Burj al Arab

En 2005, Roger Federer y Andre Agassi jugaron un partido de tenis en una cancha realmente aterradora. El cesped, las líneas de la cancha, y la red se habían instalado especialmente en lo alto de la pista de aterrizaje de helicópteros del tercer hotel más alto del mundo, el Burj al Arab. Con la forma de un OVNI y carente de cualquier tipo de barandilla, el helipuerto se suspende a más de 220 metros en el aire. Está todo muy bien hasta que uno se acuerda que Dubai está sujeta a intensas tormentas de arena que pueden durar varios. Una cegadora tormenta de arena a cientos de metros de altura sin protección probablemente no sea lo mejor para disfrutar del deporte.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo