Cabalgata sanmartiniana: enorme aventura cruzando los Andes

Maravillosa aventura que nos llama a hacer el cruce de los Andes siguiendo los pasos del general José de San Martín. Serán 7 días de cabalgata en los que la inmensidad de la cordillera te sobrecogerá y fascinará, y la mula o el caballo, será el testigo de los sentimientos más fuertes que el paisaje despertará dentro tuyo.

El camino sinuoso por el que el prócer sorprendió a los españoles en la altura, sigue siendo un enorme desafío.

cruce_de_los_andes_a_caballo_600

Es una expedición cargada de emociones, tanto por la magnitud de los paisajes, como por lo rudo del clima, el trabajo de las mulas, guías y baqueanos, que se suman al sello histórico que se imprime en cada momento en cada campamento, donde en cierta forma se revive la epopeya de aquel gran patriota Don José de San Martín.

cruce_los_andes_600

La trompeta de Gendarmería sonará a las siete y media de la mañana para arrancar cada día. Aun el más valiente y experimentado jinete siente el vértigo en este escenario magnífico de caminos estrechos, empinados y con precipicios a ambos lados.

El baqueano que acompaña será tu guía y tu amigo. Lo verás a veces separarse del sendero en lugares donde parecen no caber dos animales para que pases, o también lo verás parar para ajustarle la montura a quien lo necesita o enseñar a controlar a la mula cuando se pone terca y quiere cambiar el camino.

cysqkhui-1239918897-bg_opt

Durante el camino comparte sus coplas que le dan sonido y letra al trayecto y también  anima el fogón nocturno con sus cantos y cuentos antes de ir a dormir.

El historiador Edgardo Mendoza explica que:

“La proeza militar de San Martín para liberar Chile fue ir por el lugar por donde nadie pensaba que se podía ir por la complejidad del terreno. Tuvo que atravesar dos cordones montañosos y llegar antes del límite hasta más de 4 mil metros de altura, algo que en aquel entonces se consideraba imposible”

Desde hace once años, el gobierno de San Juan reedita la travesía de San Martín, iniciada desde esta provincia con un ejército de 5 mil hombres, en rememoración de la batalla de Chacabuco.

“Viva la Patria” es el grito que en el quinto día de expedición une a argentinos y chilenos en un intercambio de banderas, y a pesar de la dura travesía, el cansancio no se siente.

cabalgando-cruce andes 600

Y con la voz quebrada se canta en homenaje a José de San Martín:

“Sean eternos los laureles que supimos conseguir: coronados de gloria vivamos, o juremos con gloria morir”

El camino de regreso se transita en silencio; el latido del corazón acelerado es acompañado por el ritmo de la cabalgata de la mula que regresa a casa por los pasajes montañosos más maravillosos de la Argentina.

La hazaña nuevamente ha sido cumplida

andes-cruce caballo 600

Preguntas frecuentes:

Hay varios operadores que hacen el cruce. Nosotros copiamos aquí las preguntas de “Argentina extrema”, pero puede ser cualquiera.

¿Hay que cabalgar mucho por día?
En general se mantiene un sistema de cabalgar 3 horas a la mañana y otro tanto a la tarde con una parada intermedia a almorzar.

¿Hay que saber andar a caballo y/o tener experiencia previa en la actividad?
Definitivamente no.  Los caballos están preparados para recibir a personas que nunca hayan montado y el proceso de aprendizaje es significativamente veloz. La modalidad es “al paso”, en forma expedición, un caballo detrás del otro, para avanzar por el terreno ondulante bien característico de la cordillera cuyana.

¿Y si se andar a caballo?
Aquellos que cuenten con experiencia también tendrán la posibilidad de contar con caballos más sueltos y poder galopar y/o trotar en los momentos que los baqueanos lo consideren, según el tipo de terreno.

¿Dónde se pernocta?
Al tratarse de un recorrido que atraviesa naturaleza virgen y a donde ningún camino vehicular llega, los pernoctes son en carpas del tipo iglú, cómodas y para 2/3 o 4 personas. Aquellos que lo deseen pueden dormir a la intemperie (vivac) con la bolsa de dormir personal y el aislante, bajo un inolvidable manto de estrellas. El programa incluye la primera noche y la última en una posada en la localidad de Barreal.

¿Qué sucede si llueve o graniza en medio de la cabalgata?
Hay que llevar capa y campera de lluvia. En esos casos nos detenemos y tratamos de buscar un lugar reparado. Las carpas poseen sobretecho impermeable. No suspendemos el recorrido a no ser que se trate de un caso extraordinario.

¿Qué sucede si alguien necesita ser evacuado por alguna circunstancia?
Casi todos los campamentos poseen vías de escape por otros valles, como para poder estar en pocas horas en el camino vehicular. Nuestros baqueanos y guías están capacitados para resolver cuestiones de primeros auxilios y/o evacuaciones, dicho sea de paso, muy poco frecuentes.  También contamos con un sistema de monitoreo satelital, donde en caso de una emergencia se puede enviar un mensaje satelital solicitando asistencia.

¿Hay señal de celular?
No. Los teléfonos celulares en este ámbito terminan transformándose en elementos inútiles. Solo en la localidad de Barreal, al comienzo y al finalizar, existe señal.

¿Llevo un bolso, una mochila grande, una mochila chica… qué llevo?
Cada uno debe llevar su equipaje personal en un bolso o mochila grande hasta Barreal. Allí se separan las cosas, el equipo personal se carga en alforjas individuales (pequeño bolso para colgar en la montura del caballo). El resto del equipo se lleva en los animales cargueros.

¿Qué se come?
Nuestros menúes de montaña son variados. Desde pastas con sabrosas salsas hasta guisos o carnes (chivito argentino) asadas. Picadas, ensaladas y comidas de rápida digestión son comunes en los mediodías. Es preciso completar la ficha personal/médica como para aclarar si alguien no ingiere algún tipo de alimento.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!