Cataluña y sus “torres humanas”

En Cataluña, España, los hombres conocidos como “castells” se colocan sucesivamente unos encima de los hombros de los otros. Forman torres humanas de 800 integrantes y hasta diez pisos. La técnica se ha transmitido de generación en generación durante cientos de años. En el 2010 la Unesco los añadió a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La gralla (instrumento de viento tradicional catalán) y los tambores, comienzan a sonar. Tocan el “toc de castell”, la pieza más conocida que sirve de guía para los integrantes de la construcción. La melodía cambiará hasta que culmine la actuación.

Cinco robustos hombres forman la base, junto a la “pynia”, un grupo de decenas de personas que les dan soporte, si lo deseas puedes ser parte de ella, los más experimentados te irán dando instrucciones. Le sigue el “tronc”, formado por los pisos que se elevan a partir del segundo nivel con personas más esbeltas. Por último, la “pom de dalt”, formada por los tres últimos pisos de la torre, la conforman niños y niñas.

cq5dam.web.1280.1280 (4)

 

Durante todo el acto, los espectadores gritan emocionados. A veces, las torres se desmoronan, y a pesar de los golpes y moretones, continúa siendo todo un espectáculo.

Los distintos grupos se diferencian por el color de sus camisas. Una ancha faja protege su espalda y sirve como punto de apoyo para trepar a los pisos superiores o descender. No hay ganadores o perdedores, pero cada uno de ellos busca crear la construcción más compleja.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo