Cayos de Florida: la serie “Bloodline” hace crecer el interés turístico de este lugar de película

Una carretera que penetra más de 200 kilómetros en un mar de aguas turquesas saltando de isla en isla. Un ensamblaje perfecto de asfalto y puentes ondulantes, une a los atractivos Cayos de Florida creando una delirante ruta escénica increíble y única.

La US1 Overseas Highway te muestra que lo importante no es el destino sino hacer el camino

El primer cayo es Key Largo que es, como su nombre lo indica, la isla más grande de las que componen el archipiélago. Los cayos están unidos por una ruta que corre sobre el océano, que se va convirtiendo en la avenida principal de cada pueblo que atraviesa, con lo que la marcha se hace muy lenta, porque no es autovía.

Islamorada es un cayo que se encuentra aproximadamente a la mitad de camino entre Miami y Key West y es allí donde se desarrolla la trama de la serie.

Pequeña historia:
Los Cayos de Florida se erigían como un perfecto refugio de piratas y contrabandistas. En sus proximidades encallaron numerosísimos navíos no sólo por la escasa profundidad de sus aguas, sino porque esta zona del mundo es azotada por tormentas y huracanes durante una determinada época del año.

La comunicación con estas islas se hacía únicamente por barco. Hasta que en 1905 Henry Flagler, uno de los personajes más reconocidos de la Miami de entonces, se ocupó de emprender una obra faraónica que llevaría el ferrocarril hasta la última isla, Key West, construyendo 206 kilómetros de vías.

Nacía así una de las rutas de tren más impresionantes del mundo, atravesando islas y ganando terreno al mar con infinidad de puentes, que se iban enganchando entre cayo y cayo.

Pero cuando la Naturaleza se vuelve desafiante no hay obra humana que resista. Y eso precisamente sucedió en 1935, cuando un terrible huracán reventó gran parte de la estructura quedando inútil para restablecer el servicio de trenes.

Nació así la actual Ocean´s Highway, ya que se aprovecharon los puentes y tramos supervivientes para, a partir de ahí, hacer una inmensa carretera escénica por la que pudieran transitar los vehículos.

Se tardó tres años en terminarla, pero desde entonces, lo que antes parecía imposible se volvió una de las escapadas preferidas de los habitantes de Miami, que pueden llegar en su propio coche hasta la exótica Key West o, como se la conoce en castellano, Cayo Hueso.

Hacer paradas en el camino, no sólo es posible sino que es obligatorio para ir maravillándose con esta extraña manera de atravesar esta parte del Caribe sin utilizar  barco o avión.

Irán apareciendo Cayo Largo (Key Largo), Isla Morada, Marathon, Big Pine Key y, muchas más hasta llegar a Key West, a 120 kms de Cuba:

Key West es el lugar en el que vale la pena alojarse y no perder ni un segundo del atardecer de Key West, uno de los más bellos de todo el mundo.

Disfrutá el vídeo:

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!