Egipto: inédito hallazgo de una ciudad con 3000 años de antigüedad

La ciudad de Luxor, con 3000 años de antigüedad, es el segundo descubrimiento más relevante desde la tumba de Tutankamón.

Descubren una ciudad bajo la arena, de 3.000 años de antigüedad, en Luxor, que estaba perdida. Se trata del segundo hallazgo arqueológico más importante de Egipto desde la tumba de Tutankamón.

Es el “mayor asentamiento administrativo e industrial de la era del Imperio Egipcio en la orilla occidental de Luxor”, situada en el Nilo, indicó el Ministerio de Turismo y Antigüedades egipcio en un comunicado. Además, calificó este hallazgo como “la mayor ciudad jamás encontrada en Egipto”.

Este lugar tenía el nombre de “El Ascenso de Atón” y estuvó presente durante los reinados de faraones de la Dinastía XVIII, como Amenhotep III o Tutankamón.

Crédito: Ministry of Tourism and Antiquities

Las excavaciones en dónde se produjó esta soprendente revelación están entre dos templos, uno dedicado a Amenhotep III y otro a Ramses III. Habían comenzado en septiembre de 2020 con la intención de encontrar el templo mortuorio de Tutankamón.

El famoso arqueólogo Zahi Hawas, que está al frente de la misión responsable del hallazgo, aseguró que:

“Las calles de la ciudad están flanqueadas por casas, con piedras en sus muros de hasta tres metros de alto”

Esto le hace pensar a los arqueólogos que el muro podía tener una función defensiva.

Buena conservación en el tiempo

Según el Ministerio de Antigüedades, “las capas arqueológicas han permanecido intactas durante miles de años, como si sus antiguos residentes las hubieran dejado ayer mismo”.

A las dos semanas de empezar, grande fue la sorpresa de los arqueólogos al observar ladrillos de adobe en todas partes y así comenzaron a desenterrar la gran ciudad.

Han encontrado una panadería, una gran cocina con hornos y piezas de cerámica para el almacenamiento de alimentos, que se deduce que debió trabajar un gran número de personas. Además, se encontró un barrio administrativo y residencial.

Según Betsy Brian, la profesora de Egiptología de la universidad estadounidense John Hopkins, explicó que “El Ascenso de Atón” va a permitir por un lado, vislumbrar el pasado egipcio en una época en el que  “el Imperio estaba en su apogeo”. Por el otro, va a poder develar uno de los grandes misterios de la historia: por qué Akenatón y Nefertiti decidieron trasladarse a Amarna, un lugar en el que se construyó en el siglo XVI antes de Cristo una nueva capital imperial.

Luego del duro golpe con la revuelta popular de 2011 y años de inestabilidad política, que fue un fuerte revés para el turismo, Egipto busca atraer visitantes, sobre todo con su patrimonio antiguo.

Nefertiti: ¿Primera Dama de la Antigüedad?

Conocida como “La Bella de las Bellas de Atón”, que hace significado a su nombre, fue la flamante esposa real de Akenatón y tuvo un rol primordial en la corte de Amarna. Lo que se sabe es que hay muchas conjeturas abundantes y contradictorias sobre el papel que desempeñaba y parece que este misterio continuó durante mucho tiempo. ¿Podrá el hallazgo de esta ciudad develarlo?

Podés seguir leyendo: