Una cordobesa en la Bienal de Florencia

Alicia es una artista cordobesa de 57 años, dueña de un discurso poético traducido a sus telas donde pinta desde el recuerdo, la nostalgia y la emoción que le provoca el pueblo, el paisaje y los colores de sus sierras.

Alicia Ceballos será una de las representantes de Argentina en la Bienal de Arte Contemporáneo de Florencia, que se llevará a cabo del 6 al 17 de octubre de 2017. Participará en la disciplina Pintura. “No sé si dimensiono la importancia que puede tener la Bienal para mí. Compartir con gente de otros países, visitar Florencia, cuna del arte en Italia. Desde mi lugar estaré mostrando mi realidad”, dice bajito como contando un secreto, aunque se presume que lo quiere gritar a los cuatro vientos.

Todo empezó en 2015 en una muestra en el Centro Cultural Borges. Allí conoció a Ricardo Juárez, un artista que había participó de la Bienal  y quien le sugirió exhibir su obra. Así fue que presentó sus pinturas y quedó seleccionada.

La obra que Alicia va a llevar a la Bienal es un tríptico en donde se divisa un paisaje cargado de simbolismo que sale por uno e ingresa por otro, formando un único escenario que bien puede ser algún recuerdo de su querida provincia de Córdoba, en Argentina. “El tríptico es como un cuento que se llama Las Historias de Margarita. Es la historia de mi bisabuela (materna) quien vino desde Italia, que llegó a la Argentina con sus tres hijos, entre ellos mi abuelo”, cuenta desde su taller de San Fernando, donde da clases de dibujo y pintura hace 20 años.

En cuanto a su obra, asegura: “Mi estilo es figurativo libre, porque no defino totalmente los objetos pero genero un clima donde podés entender el paisaje, el cielo y la tierra. Aunque tengan muchos matices, algún elemento, objeto o persona. Libre porque me deja ir más allá de lo que veo, de la realidad”. Toquinho, su perro mestizo, la observa atento desde su mantita contra la pared, como interesándose por su testimonio. A su alrededor caballetes, pinceles y pinturas de colores. Mate recién hecho y la música de Abel Pintos de fondo.

Obra de arte de Alicia Ceballos

“En mis cuadros cuento mis sentimientos. Los recuerdos fundamentalmente. En la pintura pongo un poquito de cada cosa: del pasado, del presente y seguramente del futuro”. Hurgando en sus palabras agrega: “Pinto la lejanía, la inmensidad, la altura, pinto personajes solitarios que están observando permanentemente el pueblo”.

La clave para pintar: “La clave es trabajar mucho y sincerarnos. Hacer lo que realmente sentimos. Eso con el tiempo se nota, se ve. Uno aprende e incorpora distintas cosas. Los estados de ánimo, las emociones  y las vivencias juegan un rol importante en la pintura”, asegura esta admiradora de  Cézanne, Modigliani y de los argentinos Fader y Spilimbergo.

Cómo se hace un buen artista: “Eso no se busca sino que nace con uno. Es una cuestión de sensibilidad, de ser un poco volador, un poco soñador. Y hay que acompañarlo con una disciplina de trabajo. El arte te conecta con la vida, todo pasa por el filtro del arte. Te sirve la vida para pintar, te sirve pintar para resolver otras cosas”, dice con un juego de palabras.

El arte te conecta con la vida, todo pasa por el filtro del arte. Te sirve la vida para pintar, te sirve pintar para resolver otras cosas”

Su historia

Las historias de Margarita incluyen un barco que cruzó los mares hasta llegar a un país que abría sus brazos a los inmigrantes europeos. Y la historia de Alicia (su bisnieta), más actual en el tiempo, es la de una chica soñadora que dejó su pueblo persiguiendo el amor y sus ansias de ser alguien en la vida. Nació el 11 de septiembre de 1960 en Los Zorros, un pequeño pueblo de Córdoba, Argentina. A los 6 años se mudó con su familia a Río Ceballos donde empezó la escuela y a los 12 dio sus primeros pasos en la pintura. “Empecé estudiando en una academia de pintura llamada Academias AGÚ, que era un garage a orilla del río. Nos ponían esculturas en yeso y teníamos que dibujarlas. Nos sentábamos a pintar mirando el agua del río correr”.

Alicia Ceballos pintando en su taller

A los 18 años, unos meses después de que Argentina saliera campeona del mundo en fútbol, se casó con Sebastián y se fue a vivir a la ciudad de la Rioja. Luego estuvo en Paraná cinco años y en el medio tuvo tres hijos: Sebastián, Guadalupe y Agustín. En 1990 llegó a Buenos Aires, donde retomó los talleres de arte, con maestros como Carlos Cañás, Carlos Scaglione, Ernesto Pesce y Jorge Abot. Desde entonces participó en numerosas exposiciones colectivas en el Museo de Arte Decorativo, el Museo de Bellas Artes, en una exposición en la AMIA. Expuso individualmente en la Galería Raíces Americanas, en la Capilla Histórica de su pueblo, una capilla de los jesuitas que hoy quedó como centro cultural.

La Bienal de Florencia:

En la Bienal de Florencia, que se llevará a cabo del 6 al 16 de octubre de 2017, participan distintas disciplinas como Pintura, Escultura, Gráfica, Técnica Mixta, Instalaciones, Fotografía y Arte Digital. Este evento, en su edición número 11, ofrece lo mayor exposición de Arte Contemporáneo de la actualidad. Un distinguido jurado que incluye docentes, historiadores y críticos de diferentes partes del mundo, elegirá a los ganadores de los premios “Lorenzo il Magnifico”.

Vista de Florencia, Italia

 

Lorenzo Il Magnifico no era otro que Lorenzo di Medici, el Lord de Florencia y uno de los principales promotores de las artes en el renacimiento italiano. Escritor y humanista, se rodeó de artistas e intelectuales y promovió el desarrollo artístico de la ciudad. Gracias a su aporte, se fundó la primera academia de arte en Europa en donde un joven Miguel Ángel dio sus primeros pasos.

El lugar elegido para llevar a cabo la muestra, la Fortezza da Basso, es un fuerte construido entre 1534 y 1573 por pedido del duque de Florencia, Alessandro de Medicci. Hoy en ella se realizan múltiples conferencias, conciertos y exposiciones.

 

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!