La guía definitiva para viajar por los lagos de Italia

Situadas bajo un paisaje montañoso de picos nevados y rodeadas de playas tranquilas, jardines barrocos y cabañas junto al agua con balcones cubiertos de flores, las relucientes aguas glaciales de los lagos italianos son tan cautivantes en vivo y en directo como lo son en los folletos de viajes. Para alcanzar el climax de las vacaciones italianas de tu vida, tendrás que organizar una escapada a una de esas villas asombrosas en los lagos italianos.

¿Por qué visitarlos?

Además de ser increíblemente estupendo de ver, el paisaje salpicado de lagos también se presta para algunas aventuras al aire libre muy especiales, como caminatas, navegar en pequeños cruceros y realizar todo tipo de deportes acuáticos. Y conectando los lagos se encuentran algunas de las ciudades más deslumbrantes de Italia, incluyendo la elegante Milán y la romántica Verona.

Los risottos con infusión de azafrán, los pescados del lago recién salidos de la red y la polenta con queso son las “Prima Donna” de los menús en todas partes, desde los restaurantes con estrellas Michelin hasta las humildes trattorias. Y las regiones vitivinícolas producen una gran cantidad de blancos sabrosos, rojos abundantes y una efervescencia de fama mundial.

Cúales son y por qué se destacan

  • Lago de Como: es el tercer lago más grande de Italia por detrás del Lago de Garda y el Lago Maggiore. Se trata de un lago tranquilo y agradable rodeado de preciosos pueblecitos en los que se pueden pasar unas vacaciones tranquilas y muy especiales. Una agradable opción es navegar por las mansas aguas del lago más bonito de Italia.
  • Lago de Lugano: Se puede disfrutar tanto del lado italiano como del lado suizo. El lago muy ramificado está rodeado de numerosas montañas: el Monte Generoso es con unos 1700 metros de altura el pico más alto del lugar. Gracias al clima templado, se cultivan aquí incluso cítricos, pudiendo los turistas tomar un baño de sol debajo de palmeras.
  • Lago de Garda: El Lago de Garda está rodeado de pequeñas y encantadoras localidades que suelen funcionar como lugares de veraneo entre las que destaca especialmente el pueblecito de Sirmione. Una opción destacable es hacer kitesurf en las costas del lago norte.
  • Lago Maggiore: El Lago Maggiore cuenta con una superficie de 212 kilómetros cuadrados y es el segundo lago más grande de Italia, por detrás del Lago de Garda. Gracias a la riqueza de la familia Borromeo, los tranquilos y encantadores pueblecitos que rodean el Lago Maggiore fueron embellecidos con iglesias y pinturas, y se construyeron preciosas villas y jardines que continúan haciendo las delicias de sus visitantes.

Cuando visitarlos

La temporada turística en los lagos se extiende desde Semana Santa hasta octubre, pero estos hermosos lugares son una dignos de recorrer durante todo el año. Quien pueda elegir cualquier mes para ir, debería inclinarse por junio o septiembre; cuando hace calor, el agua se está calentando y las multitudes de turistas aún no llegaron en masa o ya se retiraron. Septiembre también es época de cosecha, por lo que es un gran mes para visitar las bodegas.

Las multitudes alcanzan su punto máximo en julio y agosto, cuando las ciudades y centros turísticos de los lagos son todos muy caros. Los italianos que viven en las ciudades tienden a tomar la mayoría de agosto como mes de descanso, lo que puede significar que varios restaurantes y tiendas cierren por unas semanas. Los números de visitantes caen rápidamente a partir de noviembre, y desde entonces hasta marzo, las orillas de los lagos quedan libres de muchedumbre, aunque neblinosas y salpicadas de nieve.

Cómo moverse

Aeropuertos: la mayoría de los vuelos a los Lagos italianos aterrizan en Milán, donde hay un par de aeropuertos: Malpensa, que está a 50 kilómetros del centro de la ciudad, o el práctico Linate, que está a solo siete kilómetros de distancia. Bérgamo y Verona también reciben vuelos desde el Reino Unido.

En barco: los ferries cubren los principales lagos de la región: Maggiore, Como y Garda. Los tickets para viajes ilimitados de un día son una opción popular.

En autobús: los autobuses permiten a quienes no tienen transporte propio acceder a algunas (aunque no a todas) las ciudades más pequeñas más allá de las orillas de los lagos.

En bicicleta: los italianos en estas partes son grandes adeptos a circular en motos y bicicletas, así que quien quiera explorar sobre dos ruedas, estará en buena compañía. El ciclismo también es una excelente manera de explorar rincones remotos y alejados del circuito turístico.

En auto: alquilar un auto es la mejor manera de llegar a todos los rincones de los lagos italianos. Las carreteras pueden estar muy transitadas, pero en general están en buenas condiciones, y las autopistas se extienden por toda la región.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!