Cruceros: las navieras harán test al 100% de los pasajeros y volverían en enero 2021

La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) busca con esta medida un regreso seguro a la actividad tras meses dramáticos.

Si bien en el negocio turístico nada es fácil estos días, hay sectores que fueron tremendamente castigados por la pandemia. Desde marzo, vimos barcos enormes atracados con decenas de pasajeros contagiados por el virus, y durante semanas asistimos al ir y venir de estos enormes hoteles flotantes sin encontrar puerto que les admitiera. Y, luego, los vimos anclados en “modo espera”, esperando que los dejen volver a zarpar. Por eso, la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) -la asociación comercial de la industria de cruceros más grande del mundo- acaba de adoptar una decisión que puede ayudar a debloquear esa situación.

Además, CLIA, que representa el 95% de la capacidad mundial de cruceros oceánicos, anunció que sus miembros mantendrán la suspensión voluntaria en curso de las operaciones de cruceros en los Estados Unidos hasta el 31 de diciembre de 2020.

donde ir de vacaciones con chicos

Podés leer: Cuál es el mejor crucero para niños: diversión en alta mar

Las líneas que forman parte de la CLIA utilizarán el resto del año para prepararse para la implementación de amplias medidas para abordar la seguridad de Covid-19 con la orientación de expertos externos en salud pública y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

“A medida que continuamos planificando un retorno gradual y altamente controlado de las operaciones de cruceros en los EE.UU., los miembros de CLIA se comprometen a implementar medidas estrictas para abordar la seguridad de Covid-19, incluido el 100 % de pruebas a pasajeros y tripulación, capacidades médicas a bordo ampliadas y viajes de prueba, entre muchos otros”, señaló la CLIA.

La Asociación también destacó que “compartimos un objetivo común con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU., para proteger la salud pública, que se ha afirmado y reafirmado de manera constante en la respuesta de la industria a la pandemia mundial. Mientras trabajamos para poner en práctica un camino a seguir, nuestros miembros han acordado extender nuestra suspensión actual de las operaciones en los EE.UU. hasta el 31 de diciembre”.

“Esta acción brindará tiempo adicional para alinear la extensa preparación de protocolos de salud de la industria con los requisitos de implementación bajo el Marco de los CDC Requisitos de prueba de Covid-19 de fase inicial y navegación para la protección de la tripulación”, agregó la CLIA.

La industria de los cruceros es una arteria económica vital en los Estados Unidos y en Europa. Genera cientos de billones de dólares en actividad económica anual y respalda cientos de miles de empleos de muchos sectores.

Una de las medidas para reactivar serán los tests o algún pasaporte médico de inmunidad (vacuna o anticuerpos). Las empresas han acordado realizar un test de Covid-19 al 100% de los pasajeros y la tripulación en todos los barcos con capacidad para transportar a 250 personas o más. “Se requerirá un resultado negativo de la prueba para el embarque”, explican.

Según los responsables de CLIA, “es algo pionero en la industria del turismo, una forma segura de volver a la actividad”. En el acuerdo no se ha especificado qué tipo de test se realizará ni en qué momento. Fuentes del grupo aseguran que eso dependerá de cada empresa.