Cómo entretener a los niños en un viaje en auto

Durante los viajes en auto, es frecuente que los menores se cansen y se aburran y rápidamente comencemos a escuchar la ya conocida pregunta: “cuánto falta”.

Esto es inevitable y lo mejor es tratar de entretenerlos y no callarlos, a efectos de lograr un viaje placentero para todos. Los niños deberán asumir que no estaremos pendientes de ellos continuamente ni que les daremos entretenimiento cada diez minutos, porque deben ser capaces de buscar sus actividades para divertirse, y también deben aprender a esperar y a aburrirse… Esto desarrollará su independencia y su imaginación, pero siempre hay que ayudarlos y enseñarles a superar estos momentos de espera.

Los trucos y juegos ayudan y por eso te armamos algunas propuestas:

Canciones para cantar todos juntos

Una de las cosas que más les gusta a los niños, en especial a los menores de 12 años, es cantar canciones que sepan y más aún si se cantan en familia. Prepará una lista de las  canciones que más les gustan e intercalá alguna nueva para que la vayan aprendiendo.

Es una buena forma de hacer kilómetros sin darse cuenta, y además es más divertido que otras posibles actividades para entretener a los niños.

Pintar o colorear

Pintar un dibujo o colorear un cuaderno puede mantener a los niños ocupados durante una media hora, distrayéndolos hasta llegar a una parada. Es algo fácil, cómodo y barato. Si vas con varios niños, podés hacer una competencia: quién pinta con mejores colores una playa, o quién dibuja el árbol más frondoso, o…

El veo-veo o las adivinanzas

Son clásicos que nunca fallan. La idea es que el que acierte elija la próxima palabra. Podés empezar con cosas fáciles como coche, carretera, montaña, o árbol, para que acierten y disfruten con esta propuesta de entretenimiento que puede ayudar a hacer bastantes kilómetros.

Series de palabras

Cada uno tiene que decir una palabra que comience con la última sílaba o con la última letra de la palabra anterior. Por ejemplo: mesa – sábana /// auto – tomate /// verano – no… no… no se me ocurre… Y ahí se vuelve a empezar.

También es divertido hacer series tipo las siguientes: Hay que decir comidas y no vale repetir. Cada uno va diciendo por ejemplo, huevo, tortilla, sopa… etc. hasta que no se sepa continuar. El que pierde propone nuevo tema, como colores, animales, ciudades, prendas de ropa…

Armar frases

Alguno empieza diciendo una palabra y el que sigue debe decir otra palabra que vaya armando una frase y así sucesivamente. Por ejemplo: empezás diciendo “un” y el que sigue dice “un perro”, y el otro dice “un perro que” y el otro: “un perro que cruzó…” y así hasta que alguno se equivoque.

Juego de las patentes

Cada uno elije un número y participa el último número de la patente de cada auto que cruzamos. El que logra acertar 10 veces gana.

Fijarse en los carteles y señales de tráfico

Identificar las señales puede ser educativo y para los niños, llegar a aprenderlas es una actividad entretenida. A ver quién ve una señal que diga prohibido adelantarse, o velocidad máxima… puede ser entretenido durante un rato.

Prepara un picnic viajero

Picar algo puede aliviar el aburrimiento y levantar los ánimos. Es conveniente llevar un picnic independientemente de las paradas que hagamos. Habrá que llenar una bolsa de cosas variadas y saludables para picar y debemos evitar alimentos que manchen fácilmente.

Paradas y comidas

Una parada para cargar nafta, estirar las piernas y preparar o comprar un pequeño sandwich viene bien para romper la rutina del viaje. Puede ser el momento de dar un premio a todos por haberse portado bien.

Una siesta es la opción que llega cuando se acaban las ideas

Cuando los niños se aburren es fácil que se queden dormidos. En ese caso, no hay que hacer nada, mantener la conversación al volumen necesario e intentar que aprovechen para dormir, lo que les ahorrará una parte del viaje. Si se duerme uno, y van varios niños en el coche, es el momento de proponer al despierto un premio si no despierta a su hermano o si se duerme también.

El recurso de los dispositivos electrónicos

Muchos autos cuentan con tablets situadas en los reposacabezas, o llevan sus propias tablets. Poner una película puede ser un buen recurso cuando no se nos ocurre nada más, pero no es la opción más recomendable, ya que es un viaje de vacaciones para compartir en familia.

De todas maneras, dejarles un móvil o una tablet para que jueguen a algún juego educativo puede ser un buen recurso cuando no funcionen las otras alternativas de ocio propuestas.

Con todos estos trucos para entretener a los niños en un viaje largo, el mismo se hará  más llevadero, pero aún así, es probable que vuelvas a escuchar. “cuándo llegamos”, o “cuánto falta”.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!