Cómo preparar el auto para disfrutar las vacaciones sin contratiempos

Te acercamos algunos consejos para preparar el auto antes de salir de viaje

Llegan las vacaciones y al estrés de la organización familiar se le suma la preparación del  auto, ya que hay algunas cuestiones básicas que todo conductor debe controlar.

Según la Federación Internacional del Automóvil para Latinoamérica, se debe revisar desde la documentación del vehículo hasta la mecánica. Además, llegado el día del viaje, es importante ocuparse de la seguridad de todos los ocupantes.

Por lo tanto, si pensás visitar algún destino nacional o internacional en tu auto, nunca está de más tener a mano una serie de recomendaciones y buenas prácticas para que disfrutes tus vacaciones sin problemas.

Antes de cargar las valijas y salir a la ruta es primordial llevar el vehículo al taller mecánico para tener un viaje seguro.

Prevenir y planificar puede ahorrarte muchos disgustos y gastos extras

En esta época los dueños de los talleres mecánicos cuentan que están desbordados de autos, debido a que quienes durante el año no tuvieron entre sus prioridades tener el auto en óptimas condiciones, se encuentran de pronto frente a la necesidad de hacer los chequeos necesarios. Y todos dicen:

“Es mucho más barato ocuparte todo el año”

Seguridad Vial y Medio Ambiente de la FIA comparte una serie de consejos útiles para garantizar una conducción segura.

Previo al viaje hay que tener en cuenta:

– Se debe llevar la verificación técnica vehicular al día, cédula verde (tiene vencimiento sólo para los terceros), DNI, registro de conducir vigente y comprobante de seguro del vehículo.

– En un taller mecánico chequear frenos, amortiguación, luces, estado y presión de las cubiertas.

– Descansar al menos ocho horas la noche anterior.

– Planificar previamente el viaje, previendo paradas (se recomiendan cada tres horas por un lapso de 15 minutos); y evitar conducir durante la noche ya que el nivel de atención y visibilidad disminuye.

– No ingerir alcohol, medicamentos, ni alimentos que reduzcan los reflejos durante la conducción.

– Tener a mano los elementos de seguridad: matafuego vigente y cargado, siempre cerca del conductor y sujeto para evitar accidentes, y balizas triangulares.

– Circular siempre con las luces bajas encendidas.

Cuando llega el día de partir, hay que tener en cuenta:

– Supervisar que todos tengan cinturón de seguridad y respetar el número de pasajeros que permite el vehículo.

– En el caso de los niños, llevarlos siempre en los asientos traseros. Además, si son menores de 12 años deben viajar con el dispositivo acorde según su peso, altura y desarrollo del niño: para bebés, huevito, y para niños de hasta 36 kg, sillas de seguridad homologadas.

Estadísticamente, el lugar más seguro es el centro de las butacas traseras y, en segunda instancia, el asiento trasero del acompañante

– En caso de transportar mascotas, las mismas deben ir sujetas con su correspondiente arnés dado que si van sueltas representan un peligro la mascota y para los ocupantes.

– Respetar las velocidades máximas, mínimas indicadas en las rutas y las prioridades de paso.

– Evitar dejar objetos sueltos en el habitáculo del vehículo. Frente a una frenada brusca o una colisión, estos elementos se transforman en un proyectil y provocan lesiones graves e irreversibles para los que viajan.

– El conductor debe estar atento al camino y a la conducción. Evitar el uso de celulares durante el recorrido de manejo.

– Los motociclistas deben viajar con casco, indumentaria de protección y ropa reflectiva. Es importante destacar que ante un golpe leve es aconsejable cambiar el casco, dado que si estructura pudo haber sufrido un daño interno.

El Instituto de Seguridad Vial (ISEV) también llama en esta época a conducir con responsabilidad, tanto por la seguridad de los seres queridos como por terceros.

Desde su sitio web, ofrecen un listado de “10 claves para revisar su auto” antes de apretar el acelerador y salir a la ruta.

Entre las recomendaciones aconsejan: controlar y verificar el estado de los frenos, las luces, los amortiguadores, la batería y el sistema eléctrico.

Comprobar que no existan pérdidas en los circuitos de refrigeración y dirección hidráulica, y revisar los niveles de fluidos (aceite, lavaparabrisas y líquido de frenos).

Y, especialmente, controlar en una gomería el estado de los neumáticos. El mal estado de las cubiertas es la causa del mayor número de accidentes atribuibles a fallas mecánicas.

¡Muy buen viaje y felices vacaciones!

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!