Radares y fotomultas: cómo defenderse de infracciones mal hechas

Para recaudar más algunos distritos instalan fiscalizadores de velocidad que en algunos casos carecen de autorización oficial. Informate y defendete.
fotomultas y radares

Comenzó ya la época del año en la que el caudal de tráfico en las rutas argentinas aumenta, ya sea por las fiestas, el comienzo de las vacaciones o las escapadas de fin de semana. Son días que facilitan que  muchos empiecen a movilizarse para disfrutar de unos días en la playa, las sierras o las montañas.

Como todos sabemos, con el aumento del número de autos circulantes también aumentan los controles viales, las infracciones y, también, aunque de mucha rabia, las “vivezas criollas” de algunas ciudades, municipios y provincias.

Con el único objetivo de recaudar más algunos distritos instalan fiscalizadores de velocidad que en algunos casos carecen de autorización oficial o no poseen el mantenimiento necesario para operar

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) es la encargada de supervisar los operativos y hacer que se cumpla la normativa vigente.

Descargo por multas “truchas”

¿Qué es lo que tendrás que tener en cuenta a la hora de efectuar un descargo ante multas que no corresponden?

Lo primero que debés saber es que con el único de objetivo de recaudar más, algunos distritos instalan fiscalizadores de velocidades “truchos” que no están autorizados por la ANSV ni cuentan con la correspondiente homologación.

radares en las rutas

Leé también: Radares en las rutas a la costa: mapa interactivo

También montan, de manera irregular, operativos móviles ilegales a la vuelta de una curva y sin señalización previa de la existencia de un radar para “pescar” a automovilistas desprevenidos, que luego terminan pagando multas que no corresponden.

Cómo saber si un radar es ilegal

Es posible detectar cuándo un radar es legal o no, e incluso se pueden chequear sus ubicaciones en la web del ANSV, donde también se especifican los puntos donde estarán ubicados los móviles de control durante el verano.

Este organismo se encarga también de verificar la aprobación del modelo de radar elegido por el municipio –en conjunto con la Secretaría de Comercio- y su funcionamiento mediante la verificación periódica anual que otorga el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

El anexo “L” del decreto 779/95 de la ANSV determina que los operativos móviles de control de velocidad deberán estar siempre identificados por un enconado de 500 a 1000 metros previos a la ubicación del radar. Los agentes deberán poseer matrícula habilitante para operar el dispositivo y las multas pueden ser emitidas en el momento o ser remitidas al domicilio del infractor.

En la provincia de Buenos Aires, en tanto, el artículo 28 bis de ley 14.226 establece que si se incumplen esas medidas, las actas de infracciones y/o fotomultas “deben ser declaradas nulas y carentes de vínculo jurídico exigible para su efectivo cumplimiento y pago”.

Cómo actuar frente a esta irregularidad

Cuando una multa por exceso de velocidad llega a nuestro domicilio, lo primero que hay que hacer es chequear el número de radar que debería figurar en la notificación. Si esa información no aparece, la infracción puede considerarse nula.

El abogado Sergio Mohadeb,  editor del sitio web Derecho en Zapatillas, elaboró un modelo de descargo que puede utilizarse en casos como éste para rechazar la infracción y evitar su pago:

“Por medio de la presente planteo la nulidad del acta de infracción por cuanto el radar no está homologado por la autoridad competente. Esto nulifica el acta y la infracción”.

El rechazo también puede fundamentarse en otras cuestiones:

  • La falta del nombre del municipio que realiza la multa
  • La omisión de la fecha en que fue cometida la presunta infracción (día, hora, mes y año), ruta y kilómetro del lugar del hecho
  • Omisión de velocidad máxima permitida y velocidad a la que circulaba el
    vehículo infraccionado (en km/h)
  • Omisión de firma de la autoridad pública interviniente en la infracción, matrícula habilitante del operador del radar (otorgada por ANSV) y datos de contacto del Juzgado de Faltas o Tribunal Administrativo que resulte competente”.

En estas situaciones, Mohadeb aconsejó detallar: “El acta de infracción, el acto administrativo y sus antecedentes no indican (detallar datos) . De esta manera, el municipio violó el debido proceso adjetivo, por cuanto me impidió el control completo del acto, ofrecer y producir pruebas, ser oído e impugnarlo. De esta manera, deviene nulo por
haber violado esos pasos y mi derecho de defensa (artículo 18 de la constitución nacional)”.

En provincia de Buenos Aires, entre un 30 y 40% de las multas están mal hechas y se pueden revertir. Antes, el porcentaje era mayor. Pero ahora están más atentos y tratan de no cometer errores.

Infracciones lejos de casa

Si el automovilista vive a más de 60 km puede hacer un descargo mediante correo postal vía carta documento o carta común con acuse de recibo: “No es necesario hacerlo a través de un abogado. Incluso, hay provincias donde te permiten hacer un seguimiento del reclamo a través de la web, detallando la patente o el DNI del infractor”.

En los casos que el automovilista tuviese otro tipo de inconvenientes, puede bajarse de la web de la Dirección Nacional de Vialidad dos modelos genéricos de notas para contestar multas. También contactarse con mesa de ayuda de la ANSV al 0800-122-2678 o por mail a consultasradares@seguridadvial.gov.ar adjuntando copia de la infracción.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!