“Síndrome Flybondi”: ruido insoportable y miedo a una tragedia en El Palomar

Vuelos rasantes y ruidos ensordecedores entre las principales quejas por el aeropuerto de El Palomar. Sufren además una baja en el valor de las propiedades.

Ruidos molestos y ensordecedores, vuelos casi rasantes al despegar y al aterrizar sobre zonas urbanizadas, generan mucho estrés que denominan “El síndrome Flybondi”.

Esto es lo que padecen a diario los vecinos del aeropuerto El Palomar, en la zona oeste del conurbano bonaerense en el que confluyen los partidos de Morón y Tres de Febrero.

Ese estrés generado por los aviones es el que utilizan como principal argumento para seguir pidiéndole a la Justicia que cierre la estación aérea

Roxana Montes, una vecina de El Palomar cuyo domicilio queda en línea directa con la pista de aterrizaje del aeropuerto, plantea que “cualquier ruido raro que oímos fuera de lo habitual pensamos que se nos viene un avión encima”.

Al estrés de los ruidos y miedos se le suman paredes agrietadas: Beatriz Díaz sumó su testimonio y asegura que al estar también bajo la ruta de los aviones, “mi casa no solo tiembla sino que ya se generaron grietas. Hace 56 años que vivo acá y esto nunca pasó”, indicó desde su casa en el Barrio de los Alemanes, en Hurlingham, a unas pocas cuadras de la estación aérea.

Stop Flybondi

El reclamo vecinal aumenta cuando el tema es la escuela Emaús, que se encuentra a unos 500 metros de la pista. El fantasma de Lapa hace crecer los temores. Lucas Marisi, abogado y uno de los referentes e impulsores del cierre de la estación aérea desde el grupo vecinal Stop Flybondi, plantea:

“Hay que recordar que el avión de Lapa siniestrado en 1999 recorrió 700 metros tras despistarse. El aeropuerto trucho de El Palomar va a funcionar hasta que haya un accidente”

Otro factor de peso para los vecinos es la desvalorización de las propiedades en los últimos meses a raíz de la apertura del aeropuerto. Según datos del sector inmobiliario zonal, las viviendas sufrieron una depreciación de su valor entre un 20% y 40%.

“Nadie quiere vivir cerca de un aeropuerto. Esto era una zona residencial y con el aeropuerto dejó de serlo”

Suspender vuelos

El fiscal federal Jorge Di Lello solicitó al juez Sergio Torres que suspenda todos los vuelos desde esa terminal aérea, en este caso puntual de la línea aérea Flybondi, hasta tanto se evalúen las condiciones de seguridad de los vecinos.

A la espera de la decisión judicial, desde el Ministerio de Transporte de la Nación y de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) respondieron que el aeropuerto de El Palomar cumple con todas las medidas de seguridad.

En relación con la altura de los vuelos, desde la intendencia de Morón informaron que “los aviones vuelan a la misma altura que los de la Base Aérea, vuelos que se realizan desde hace sesenta años.

Uso de El Palomar

Desde su inauguración el aeropuerto de El Palomar es utilizado por una sola línea aérea que es Flybondi, y desde allí despegaron 1.006 vuelos, en tanto que aterrizaron unos 997.

Las líneas aéreas low-cost que comenzarán a volar en el país en octubre próximo también podrían utilizarlo.

Durante el mes de julio transitaron unos 80 mil pasajeros, lo que lo ubica en el noveno lugar en términos del número de pasajeros de cabotaje en el mes, según datos del Ministerio de Transporte.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!