Volar después del COVID-19: cómo serán los vuelos

Algunas aerolíneas plantean no vender los asientos de las filas centrales cuando regrese la normalidad, pero otras ven un riesgo económico.
volar coronavirus

El mundo se ha cerrado y a medida que el coronavirus fue haciendo que la movilidad sea  más restringida, fue y es muy difícil imaginar cómo será viajar cuando finalmente se acabe esta crisis.

La industria de viajes se ha recuperado de las crisis pasadas y los expertos creen que se recuperará nuevamente

Mantener el distanciamiento social  no está resultando especialmente difícil en los pocos aviones que vuelan estos días, ya que el pequeño número de viajeros por vuelo, lleva a que estos se separen todo lo posible, sin necesidad de avisos.

El avión va prácticamente vacío. Hay filas desiertas, los pasajeros se distancian lo máximo posible unos de otros, salvo los que viajan juntos. Los tripulantes de cabina dejan las bandejas en un asiento intermedio entre ellos y el pasajero. A la salida, el comandante pide que ninguno salga al pasillo hasta que no hayan desembarcado todos los de las filas que les preceden y así se van organizando.

lugares de españa

Podés leer: España: desde el 1 de julio los turistas extranjeros no tendrán que hacer cuarentena

Cómo será volver a la normalidad

Las aerolíneas empiezan a prepararse para la progresiva vuelta a la normalidad, en la que posiblemente deban mantener ciertas distancias entre pasajeros. Tendremos que aprender a convivir con el virus y encontrar las formas para poder volar, ya que los científicos dicen que no habrá vacuna al menos por un año.

La gente no ha cambiado porque todavía quieren ir a otros lugares, pero van a ser mucho más cautelosos sobre lo que hacen

Delta, por ejemplo, decidió bloquear los asientos del medio para asegurar la distancia necesaria entre pasajeros, y asegura que ha reducido el número de viajeros por vuelo, que los mismos embarcan más separados y que está “optimizando” el servicio de comida a bordo, aunque no ha concretado de qué manera.

El asiento central

El analista de Citigroup Stephen Trent ha asegurado que podría exigirse que no se utilizase el asiento del medio en aviones con seis filas.

Para él, no ha existido un mejor momento para que las aerolíneas quiten estos asientos que molestan a tantos pasajeros, por no contar con acceso al pasillo y tampoco tener vistas al exterior.

volar con EPOC

Leé también: Volar con EPOC: Consejos previos para viajar en avión

De manera similar se expresó la húngara Wizz Air, que llenará sus aviones dos tercios, como máximo, según ha asegurado su CEO en una entrevista con Reuters.

No utilizar el asiento del medio es una medida que han tomado algunas aerolíneas americanas, pero no todas piensan igual

Consultadas las aerolíneas españolas, plantean que no piensan seguir los pasos del bloqueo del asiento central porque no es rentable. Por el lado de los analistas, un experto que cubre el sector de las aerolíneas, dice que es más recomendable que los pasajeros tengan que demostrar que no están contagiados antes de subir a un vuelo, ya que para las aerolíneas sería “muy malo” tener que viajar con parte del avión vacío.

Aerolíneas

Las aerolíneas se encuentran en una situación muy complicada. Air New Zealand anunció que se va de la Argentina y suspende su ruta Auckland-Buenos Aires. Norwegian notificó que declara en quiebra cuatro de sus filiales en Europa.

A esto se le sumó que el gobierno argentino oficializó que se podrán comprar pasajes aéreos para viajar a partir del 1/9 de este año, fecha que podrá adelantarse o retrasarse dependiendo del estado de la pandemia.

 

Emirates fue la primera aerolínea en dar a conocer los protocolos que se llevarán a cabo en sus próximos vuelos y entre ellos se encuentra la protección tanto para el personal de la aerolínea como para los pasajeros, distancia social en todo momento del viaje, desinfección de la aeronave y control de la temperatura de todos los pasajeros, entre otros.

Los tripulantes reclaman por su seguridad

La Asociación Española de Tripulantes de Cabina de Pasajeros (AETCP) prácticamente descarta la posibilidad de que los aviones tengan que volar con menos capacidad de la que tienen, o de que las autoridades les fuercen a hacerlo, por la caída en la productividad del avión que esto supondría; pero sí reclaman medidas para garantizar la seguridad del personal de a bordo y también de los pasajeros.

“No se están tomando medidas”, es tajante su presidenta, María Teresa Serrano, que remarca que el personal está “muy abandonado” y advierte de la falta de mascarillas y otras prácticas para protegerlo, como llevar EPIs o monos, introducir dispositivos de limpieza especializados contra el virus, pasar con gel antiséptico para que los pasajeros se desinfecten las manos, etcétera.

Serrano plantea que los vuelos de repatriación que llegan a España si van completos (con 300 pasajeros, por ejemplo), y subraya la cantidad de momentos que pueden propiciar los contagios, desde cada vez que un pasajero abre o cierra el portaequipajes de encima de su asiento, a los baños o el reparto de comida.

“Estamos encerrados en un tubo con 300 personas con las que no podemos mantener la distancia de seguridad y todas estamos tocándolo todo”

Por eso, desde la AETCP piden la creación de un comité en el que las aerolíneas acuerden protocolos a seguir, de cara a garantizar “que la gente se sienta segura de venir a España”, un país en el que el turismo representa una parte muy importante del PIB y al que la mayor parte de los turistas accede en avión. “Hay que dar ejemplo de saber hacer“, resume.

Noticia original de Business Insider

Podés seguir leyendo: