Bariloche le declara la guerra a Airbnb a días de que empiece el invierno

Esto sucede por presión de los hoteleros tradicionales que señalan que los que alquilan alojamiento por Internet evaden impuestos.

Las nuevas plataformas de alojamiento a través de internet tomaron por asalto el mercado turístico en la Argentina y comienzan a cambiar las reglas del juego que se mantenían vigentes desde hace décadas.

En Bariloche, como en toda la cordillera, el fenómeno mediante el cual un turista puede contactarse con alguien que tiene un espacio libre en su casa para dormir está creciendo rápidamente.

Según datos de Airbnb, compañía de alquileres turísticos nacida en 2008, Bariloche es la segunda ciudad del país con más propiedades anotadas en el sistema: unas 2.000 unidades. La primera es Buenos Aires con aproximadamente 10 mil

Bariloche desde un Drone: un verdadero paraíso en la Patagonia

A tal punto preocupa a los empresarios barilochenses esta realidad que el municipio local envió cartas documento a Airbnb y a Booking.com (página de arrendamientos de hoteles) intimándolos a que solo incluyan en sus páginas establecimientos inscriptos legalmente, es decir, que paguen impuestos tales como IVA y patentes, y se ajusten a una normativa sanitaria y estructural, como hacen los hoteleros tradicionales.

Es conflicto es claro: los administradores de hoteles, hospedajes y complejos de cabañas se quejan de que los “particulares” no tienen las mismas obligaciones haciendo su negocio más lucrativo y sencillo.

Video: Así aterriza un avión en Bariloche en medio de la nieve

En la carta documento se les recuerda a las empresas digitales que todos los que publiquen debe ajustarse a la normativa y el texto indica:

“Ningún establecimiento, podrá operar comercialmente sin las respectivas habilitaciones turística y comercial”

“El uso de estas nuevas formas de viajar son impuestas por los mismos turistas. El mercado se impone. Bariloche tiene que buscar formas de darle un marco legal a esta actividad. Las cartas documento no harán efecto. Son acuerdos entre particulares previstos en el Código Civil”, señala Daniel Gonzalez, concejal del Pro.

Los 2000 establecimientos de Bariloche que se ofrecen en Airbnb representan un número cercano a las 4.500 camas. Una cifra que no para de crecer diariamente. El alojamiento para dos persona a través de esta plataforma puede costar hasta un 50% más barato en comparación a los establecimientos tradicionales.En comodidades tampoco se quedan atrás.

Los precios de la temporada alta de invierno ya están on line. Para mediados de julio, el momento más caro del año en la cordillera, una casa con vista al lago, con jardín y galería para cinco personas se consigue en Airbnb por 3.090 pesos el día. Mientras que una habitación para dos personas en un hotel de tres estrellas, con desayuno incluido, ronda los 3.500 pesos.

En la misma fecha un coqueto departamento estudio se consigue por 1.030 pesos. También se ofertan cabañas con 4 camas en 2000 pesos. Pero en temporada baja y media, el precio de las habitaciones con baño privado o de los departamentos pequeños oscila, en Airbnb, entre los 250 y los 500 pesos. En los hoteles cuestan el triple en la misma época.

El conflicto está abierto. Y no sólo se da en Bariloche, sino que se replica en casi todas las grandes ciudades y destinos turísticos del interior del país.

Fuente: Claudio Andrade de Clarín

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!