Bariloche: preocupan efluentes cloacales en el Nahuel Huapi

Por la posible contaminación del lago emblema del turismo patagónico, reclaman al gobierno nacional los fondos prometidos para la ampliación de la planta de tratamiento

Justo en la semana que comienza la temporada invernal, uno de los símbolos más representativos de la Patagonia, aparece en el centro de una polémica que perjudica la imagen de la región y alerta a locales y visitantes con una pregunta inquietante:

¿Están contaminadas las aguas del lago Nahuel Huapi?

El tema no es nuevo, pero se reinstala con cada comienzo del período en el que la ciudad de Bariloche se prepara para recibir a miles de turistas. El cronista Mauro Federico recorrió las costas de la formación lacustre que se extiende por casi 600 kilómetros cuadrados, cuya jurisdicción comparten las provincias de Neuquén y Río Negro.

En su recorrido comprobó que el vertido de efluentes cloacales domiciliarios “crudos” es real, ya que la capacidad de la planta construida en 1994 para atender esta demanda se encuentra desbordada.

Las razones de la sobrecarga se explican en el crecimiento demográfico que experimentó la ciudad en los últimos cuarenta años, que casi triplicó su población

Por más eficiente que sea el trabajo de la cooperativa que efectúa el tratamiento de las aguas servidas, las actuales instalaciones depuradoras sólo alcanzan a tratar el cincuenta por ciento de los residuos cloacales que generan los barilochenses.

El resto termina en los pozos, o se tira directamente al lago a través de conexiones clandestinas

Amparo judicial

A fines del año pasado, la organización ambientalista Árbol de Pie y la senadora nacional Magdalena Odarda presentaron un recurso de amparo ante la Justicia -al que luego se sumaron varios miles de vecinos- intimando al Gobierno provincial y a la Secretaría de Medio Ambiente a “frenar la contaminación del Nahuel Huapi”.

Pocos días antes, un millón de litros de efluentes cloacales sin tratar habían sido volcados al lago, producto del colapso de la planta que administra la Cooperativa Eléctrica Bariloche (CEB).

“Habitualmente se realizan vuelcos de crudo porque la capacidad de tratamiento es insuficiente, lo cual trae consecuencias negativas que se acumulan en el tiempo”

Palabras de Ana Weyman, de Árbol de Pie, que luego agregó: “nosotros no cuestionamos la tarea que desarrollan en la planta, pero decimos que el sistema en su totalidad es insuficiente, por lo que propusimos a las autoridades la realización de una serie de obras complementarias, además del reclamo para que los organismos del Estado que trabajan con energía atómica (como el Centro Atómico Bariloche o INVAP) se hagan cargo de tratar los metales pesados que genera su actividad”, agregó la ambientalista.

El gerente general de la CEB, Federico Lutz, resaltó que la situación “está muy lejos de ser apocalíptica” y que “tal como lo señalan los informes de la Unidad de Gestión de Calidad del Agua de la provincia de Río Negro, el lago Nahuel Huapi presenta una calidad de agua compatible con los diversos usos presentes, tal como fuente de agua potable y uso recreacional”.

Para Lutz, las bajas temperaturas y los vientos que soplan en la región “hacen una gran contribución natural” al proceso depurador.

“Nosotros reconocemos que el vertido provoca alteraciones medioambientales, pero de ningún modo se puede afirmar que sean contaminantes, nosotros no potabilizamos las aguas, pero sí las depuramos para que no contaminen”

Con el objetivo de probar su afirmación, el gerente realizó un acting ante un equipo periodístico del programa 24P, en el cual recogió agua del lago con una copa y lo bebió delante de las cámaras.

Acting: el gerente de la planta de tratamiento bebe agua del lago para demostrar que no está contaminada. A pocos metros, un caño roto.

Los ambientalistas no coinciden con Lutz. Wieman admitió que debido a sus dimensiones “es muy difícil que el lago esté contaminado, pero los lugares donde nosotros accedemos para recreación, consumo y deportes náuticos, es la costa y es lo que ni la cooperativa, ni municipalidad ni el Gobierno provincial se preocuparon por preservar”.

“Esa payasada que hizo demuestra que siguen sin tomar conciencia del hecho que hayamos llegado a la contaminación creciente en zonas costeras”

De hecho, a menos de un kilómetro y medio de la planta depuradora, Wieman mostró la existencia de un caño roto cuyo contenido se vierte al lago sin ningún tipo de control.

Y aclaró algo: “Los mil millones que destinarán para las obras no los consiguió la cooperativa, sino que gracias a nuestras denuncias, afortunadamente por primera vez el tema salió de Bariloche y preocupó al Gobierno nacional”.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!