Enoturismo en Argentina: gran opción después de la pandemia

Llegan las vacaciones y una opción ideal, gracias a la pujanza del enoturismo antes del coronavirus, será recorrer Argentina de la mano del vino. Mendoza abre al turismo.
enoturismo

Después de un año tan difícil, gracias a la pujanza del enoturismo en Argentina antes del coronavirus, será ideal armar recorridos de la mano del vino cuando termine la pandemia, o a medida que las provincias vayan permitiendo ingresos a las mismas.

Probar un Malbec de cada rincón de la Argentina es probar una porción de ese lugar donde creció

Hay países que no tiene tantos paisajes diferentes, por lo que el 2021 va a ser un año de viajar por regiones vitivinícolas, a medida que la vida en las provincias se vaya normalizando. Y además de ver paisajes, podrán saborear los distintos malbec en cada lugar que visiten, para luego seguir viajando al beberlo cuando estén lejos.

Enoturismo en Argentina

El Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur) transmitió en su cuenta  @visitargentina, de Instagram, videconferencias de expertos en vino sobre la cepa insignia nacional.

El 17 de abril de 1853 entró a la Legislatura de San Juan el proyecto para introducir cepas de vid francesas, entre ellas malbec, que en suelo argentino dio mejores resultados que en el país de origen, e hizo mundialmente famosa a la vitivinicultura nacional.

Expertos en vinos hablan de las características del malbec:

  • Con un malbec salteño, “siento ese aroma a tomate seco, paprika, especies, a morrones secados al sol, la copa me transporta al lugar directamente, y lo mismo me pasa con Mendoza”.

  • El malbec mendocino recuerda “cuando uno camina Gualtallay, a hierbas salvajes, a tomillo, lo que se siente cuando se camina por las afueras de Tupungato, cuando se mete a los viñedos”.
  • De Río Negro, le llegan, “por ejemplo, las zarcillas de las chacras, las siento en la copa, y esos atardeceres donde también hay aromas a flores, a tierra mojada, es alucinante; así es como puedo reconocer los aromas”.

En Argentina hay lugares alucinantes, sobre todo los que están al lado de los viñedos, y podemos mencionar Mendoza, San Juan, Salta, la Patagonia y Buenos Aires.

Enoturismo en Mendoza

Mendoza es la provincia de mayor desarrollo del enoturismo, con hoteles y bodegas con cuartos, que son alucinantes, porque abrís la ventana y ves el viñedo con las montañas atrás. En las que no tienen alojamiento, si tienen restaurantes es recomendable disfrutar de esos lugares.

Mendoza permite el ingreso de turistas nacionales desde el 1 de diciembre, pero aún espera el ok de Nación para abrir las fronteras por tierra y aire. No solicitan cuarentena a los turistas que lleguen

El enoturismo había crecido muchísimo antes de esta situación, por lo que reiniciada la actividad, la logística para visitar las regiones vitivinícolas, en particular Mendoza, está solucionada. Los chilenos y brasileños son la gran apuesta local.

Mendoza abre el turismo nacional y presiona al gobierno nacional por los extranjeros

Más allá de los recorridos para hacer por bodegas, los turistas tendrán acceso a las áreas naturales que quedarán habilitadas: Aconcagua, Divisadero Largo, Cordón Del Plata, Puente Del Inca, Manzano-Portillo Piuquenes y La Payunia.

bodegas de Mendoza

Te puede interesar: Las 10 mejores bodegas de Mendoza: una experiencia diferente

El tradicional y reconocido Parque General San Martín tendrá actividades especiales como ferias, espacios gastronómicos al aire libre, circulación turística en el Cerro de la Gloria y accesos a los prados del Parque, como punto de encuentro en común de las familias.

Podés seguir leyendo: