Fiambalá, un brindis para el bienestar y la aventura en Catamarca

Fiambalá posee picos de altura, aguas termales y vinos locales irresistibles para cualquiera. La experiencia se completa con travesías en vehículos 4×4, aventuras entre médanos y paisajes de la precordillera.

Fiambalá es una localidad del Departamento Tinogasta, en la provincia argentina de Catamarca, y es la última ciudad argentina que cruza la Ruta Nacional 60, antes de adentrarse en territorio chileno. Rodeada de formaciones geológicas milenarias y paisajes deslumbrantes, es famosa por sus termas relajantes, con temperaturas que van de los 38° a los 70º.

Fiambalá, tierra de volcanes, termas, dunas y tradición norteña, se ubica en el comienzo del Altiplano andino, a 1.460 km de la ciudad de Buenos Aires y a 55 km de Tinogasta

El recorrido que lleva a la magnífica pileta de aguas termales de las Grutas es bellísimo. Por la famosa ruta de los Seismiles, los escenarios vírgenes florecen ante los ojos de los viajeros, custodiados por más de veinte picos que superan los 6.000 metros de altura y regalan al visitante un contraste de colores deslumbrante.

El verde fuerte del río pasa a un rojo intenso en la quebrada de las Angosturas y el cielo se ve azul oscuro, apenas recortado por picos de nieve eterna

Los vinos de la zona son famosos y los pobladores locales, sencillos y hospitalarios, cuentan cómo es la producción en las bodegas de esta región, que merecen una visita. Muchas son de adobe y sus construcciones son de una belleza tan sencilla como deslumbrante.

Las termas son el éxito de Fiambalá, con sus características propias en medio del oasis. Sumergirse en los piletones de piedras pircas y sentir el agua caliente que llega directamente desde una vertiente natural relaja el cuerpo sin pedir permiso, y nadie se niega ante una sensación tan placentera que, además, trae muchos beneficios para la salud. El hecho de que las piscinas estén literalmente adentro de la montaña brinda un espectáculo único en medio de la quebrada. Al caer la tarde, desde las termas se ve la luna coronando el paisaje. La tranquilidad impera en el ambiente e invita a degustar un vino para cerrar la jornada.

fiambala

Podés leer: Salinas Grandes: interminable desierto blanco a 4000 metros de altura

Qué hacer en Fiambalá

Las actividades son variadas: desde sandboard, hasta travesías en 4×4 y en cuatriciclos por los médanos. Además, practicar pesca con devolución de truchas arcoiris en altura, o tomarse una pausa para observar las momias de la cultura Condorhuasi en el Museo de los Seismiles, completan la experiencia. La localidad cuenta con hosterías y cabañas que nos recibirán gustosas todo el año, en especial en otoño y primavera.

A la provincia de Catamarca se llega en avión, al aeropuerto Felipe Varela, en ómnibus o en auto, por la ruta nacional Nº 60, la ruta nacional Nº 38 y la ruta nacional Nº 40. Las termas se encuentran a 15 kilómetros de la ciudad de Fiambalá.

camping en la patagonia argentina

Podés leer: Camping en la Patagonia argentina: los mejores lugares

Te puede interesar: 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!