Maestra argentina entre los 50 mejores docentes del mundo

Es candidata a llevarse el Global Teacher Prize, el equivalente a un Nobel en Educación

Había más de 20 mil docentes nominados y entre todos, estaba ella: Silvana Corso, de 46 años, directora de una escuela secundaria pública de la Ciudad de Buenos Aires, cercana a Fuerte Apache, en la que estudian más de 500 chicos.

Silvana acaba de ser elegida entre los 50 finalistas al Global Teacher Prize, el galardón que es considerado el Premio Nobel para el mejor maestro del mundo y que premia con un millón de dólares al docente ganador.

A horas de enterarse que es candidata a ganar el Global Teacher Prize, no sale de su asombro: “pensaba que no era para mí, que me quedaba grande”, dice sobre el reconocimiento que por relevancia y alcance podría considerarse una especie de Nobel de la Educación.

Los alumnos que van a esa escuela, son en su mayoría adolescentes llegados desde Fuerte Apache y chicos con problemas severos como parálisis cerebral, hidrocefalia, espina bífida y esquizofrenia.

Silvana defiende fervientemente una forma de enseñar inclusiva y que respete la diversidad y explica:

“Yo realmente creo que la escuela es el problema. Porque se fundó con el concepto de que a todos los chicos son iguales. Pero cada chico tiene un propio estilo de aprendizaje, lo que tenemos que hacer es reconocerlo para poder favorecerlo. El problema de la educación es creer que a todos los chicos se los puede educar de la misma manera”

Hace más de diez años que Corso llevó a su escuela la preocupación por la inclusión de alumnos con capacidades especiales y desde entonces se convirtió en el foco de su trabajo docente.

Tomate unos minutos (si no podés ahora hacelo después) y mirá esta charla TED de Silvana que realmente vale la pena:

Todo lo que enseña Silvana tiene una única maestra e inspiradora: su hija Catalina, que murió a los 9 años en 2009 y cuya vida estuvo signada por una grave parálisis cerebral, que se ocasionó luego de que se asfixiara con el cordón umbilical al nacer.

“Ella consolidó esta mirada porque me mostró que había una posibilidad de una sociedad diferente. Los chicos no tienen prejuicios, los prejuicios se aprenden, se aprenden de los grandes”

Y agrega: “Catalina me enseñó que podía aprender, que podía comunicar y que había posibilidad de cambio en la sociedad”.

Para Silvana, el reconocimiento la excede. No es solo para ella, sino para todos los docentes que cada día ponen el cuerpo.

“Es para los que resistimos y avanzamos demostrándoles a los chicos que la escuela puede hacer un cambio en sus vidas”

Corso llega a esta pre selección junto a docentes de 37 países diferentes, elegidos entre 20 mil maestros nominados en 179 países.

En este link podrás bajarte un libro que escribieron junto a su marido, en el que cuentan la historia de ese pequeño ángel que fue su hija:

“La que tiene fuerza”

Esta es la tercera edición del Global Teacher Prize, una iniciativa de la Fundación Varkey, una organización sin fines de lucro que incentiva la docencia de excelencia con el objetivo de garantizar educación de calidad para los chicos de sectores vulnerables.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo