Nuevo Parque Nacional a minutos de Buenos Aires: se creó Ciervo de los Pantanos

Surgirá de la fusión de las reservas naturales Otamendi y Río Luján, más un sector de islas del delta de Campana. Abarcará 5300 hectáreas y albergará 309 especies de aves y 49 de mamíferos.

Si las gestiones avanzan sin obstáculos burocráticos, en julio la Reserva Natural Otamendi, ubicada en la localidad de Campana se transformará en el Parque Nacional “Ciervo de los Pantanos”. La Reserva posee una superficie de alrededor 3.000 hectáreas en las que están protegidos los ambientes y la biodiversidad de las ecorregiones del Delta, Islas del Paraná, Pampa y Espinal.

Se estima que en julio próximo ya se pueda inaugurar en Campana (Buenos Aires) el parque nacional

Ahora hay que esperar a que el Congreso Nacional apruebe el proyecto, posiblemente puesto a discusión a mediados de este año. “Una vez sancionada la ley, la nueva unidad de conservación iniciará su proceso de consolidación territorial y fortalecimiento institucional”.

También podés leer: Argentina: 6 lugares para vivir una escapada de fin de semana a pura aventura

El Ciervo de los Pantanos, que habita en estas tierras, es una especie en peligro de extinción. Se estima que sólo quedan 800 ejemplares de esta especie, las causas de la desaparición de este cérvido son el avance de la producción agrícola, ganadera y forestal, los emprendimientos inmobiliarios, la caza furtiva y las inundaciones.

El ciervo de los pantanos es un animal en peligro de extinción, se estima que sólo quedan 800 ejemplares

El principal componente de las 5300 hectáreas del nuevo parque serán los humedales. En Argentina los humedales abarcan un área de 600 mil km2, es decir, un 21,5 % del territorio nacional. Son fuente de agua dulce y funcionan como un enorme riñón, cumpliendo un importante papel en la depuración de las aguas. También son la base para la producción de alimentos asociada a la agricultura, la ganadería, las pesquerías y la acuicultura.

 

También podés leer: Argentina: algunos lugares que muy pocos conocen

Un refugio para las especies

Los pastizales altos están dominados por enormes cortaderas o “colas de zorro”, donde aves como los mistos y corbatitas encuentran un sitio clave donde vivir. En la barranca se conforman bosques naturales de talas, acompañados de saucos, ombúes y espinillos, y son recorridos por zorzales, tacuaritas azules y pepiteros.

Allí las comadrejas overas y gatos monteses encuentran refugio diurno. Los bajos inundables son el hogar de la mayor parte de especies amenazadas del área, entre las que se destaca el emblemático ciervo de los pantanos.

Seguí leyendo:

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!