La Patagonia ofrece sus “Tesoros por Descubrir”: 8 circuitos y unos 50 destinos

La región ya promociona en el exterior destinos y circuitos patagónicos pocos conocidos, vinculados a naturaleza, actividades rurales, cultura, aventura, entourismo y bienestar.
Patagonia Tesoros por Descubrir

Destinos y circuitos patagónicos pocos conocidos, vinculados a naturaleza, actividades rurales, cultura, aventura, entourismo y bienestar, son los “Tesoros por Descubrir” que la Patagonia ofrecerá en sus seis provincias para el nuevo turismo pospandemia, con propuestas de cuatro a seis días de recorrido y que comenzó a promocionar para el exterior.

Más de 50 destinos

Algunos de los circuitos:

  • El fueguino Puerto Almanza, pueblo pesquero del Fin del Mundo
  • El norte neuquino
  • El litoral marino de Santa Cruz y Chubut, con su Ruta Azul
  • El Camino de la Costa de Río Negro
  • La bodega más austral ubicada en el límite entre Chubut y Santa Cruz

Se suma el turismo de bienestar en la Comarca del Paralelo 42 y en Caviahue, y también la cultura ranquel y los menonitas de La Pampa.

Tesoros por descubrir

Este paquete acumula más de 50 destinos, subdestinos y circuitos, cuyos portales son ciudades a las que se puede llegar vía aérea desde el exterior, como Ushuaia, Santa Rosa, Comodoro Rivadavia, Viedma, Neuquén y El Bolsón.

Punto de partida de los Circuitos

  • Comodoro Rivadavia es punto de partida para dos circuitos que incluyen Chubut y San Cruz, como la Ruta Azul y el de naturaleza y cultura, que también comparten el Bosque Petrificado de la comuna chubutense de Colonia Sarmiento, donde se bifurcan, uno por la costa y otro hacia la cordillera.
  • La ciudad de Neuquén es el portal para el circuito de bienestar de las termas de Caviahue y Copahue y también para el que recorre el norte neuquino.
  • El Bolsón, en el lado rionegrino de la Comarca del Paralelo 42, es el único portal -para el tour de bienestar y naturaleza- que no recibe vuelos desde Buenos Aires o del exterior.
tesoros por descubrir en patagonia
Caviahue

La directora ejecutiva del Ente Oficial de Turismo Patagonia Argentina, Miriam Capasso, dijo que “además de estos circuitos, que están armados, trabajados y vemos que funcionan, porque los probamos con agencias, tenemos también otros dos”.

Más circuitos

Capasso continúa: “Uno es la Ruta del Vino Patagónico, que arranca en La Pampa y Termina en Chubut, y el otro tiene que ver con Piedra Parada (noroeste de Chubut) y la Meseta de Somuncurá, en Río Negro, que estamos trabajando en conjunto con las dos provincias, con ingreso desde Esquel“.

Esquel

Sobre el armado de este paquete de “Tesoros por Descubrir”, contó que la idea surgió mucho antes de la pandemia, cuando en 2018 participaba de una actividad por el solsticio de invierno en una comunidad indígena de La Pampa.

“Se nos ocurrió que era bueno mostrar el lado B de la Patagonia, o aquellos destinos que no están muy desarrollados, sobre todo donde están esos pequeños prestadores que la pelean y a veces no pueden llegar a las grandes ligas”, explicó.

Capasso consideró que la coyuntura generada por la pandemia y la cuarentena “es un buen momento para que el Ente tome un trabajo diferente al que venía haciendo, que era promocionar lo más conocido, como Calafate, San Martín, Madryn y otros que tienen municipios fuertes, recursos económicos y humanos y pueden promocionarse solos”.

La funcionaria señaló que “uno de los factores en común de todos estos destinos es el no tener la accesibilidad al alcance de la mano, como en el norte neuquino, que para llegar a Huinganco, Varvarco o Las Ovejas, no es fácil; hay que empezar en Neuquén, hacer Zapala, Cutral Có y recién ir para el norte”.

Además de la promoción al exterior, apuntó que es importante que “la proximidad sea un factor para atraer -en el caso mencionado- al neuquino, al rionegrino y al mendocino, que están ahí en zonas cercanas y pueden moverse para conocer estos lugares”.

Corredores seguros

Sobre la forma de reiniciar el turismo, comentó que “desde el comienzo de la pandemia estamos trabajando en esta idea de corredores seguros y burbujas”, pero el concepto que más le gustó “fue el del espiral”.

“Primero va a ser lo más cercano -explicó- y de a poco, en la medida que uno sienta la diferencia, porque aparezca una vacuna o lo que sea, va a ir abriéndose de ese circulo concéntrico hasta alejarse y, en algún momento, poder tomar un avión y salir del país; el símbolo del espiral es lo más ajustado al turismo que se viene”.

Te puede interesar: