Rosario: por qué tenés que conocer la ciudad de Messi y el Che

Rosario ha sido siempre una ciudad de gente trabajadora y amable. Sus calles arboladas, sus avenidas transitadas, sus amplios parques a orillas del caudaloso río Paraná, han sido escenarios de incontables historias, desde aquellas grandes gestas que construyeron la historia argentina hasta esas que cotidianamente ponen en marcha la vida.

Lugar de nacimiento de iconos y representantes de la cultura argentina, como Ernesto “Che” Guevara y por supuesto, la bandera nacional celeste y blanca, Rosario se abre con franca amistad a quienes la visitan.

Una ciudad que respira en sus parques

Recorrer Rosario es en alguna medida andar por sus parques frondosos. Se puede empezar avanzando por la costa desde el Parque Urquiza, un lugar alto sobre la barranca del río donde se aloja el Planetario de la ciudad y luego ir bajando hacia el Parque Nacional a la Bandera, allí donde el Monumento a la Bandera, se eleva como la proa de una ciudad que busca el río Parana.

Luego, siguiendo el camino se llega al Parque de España, un sitio donde se conjuga una densa arquitectura de ladrillos vistos que tiñe de rojo la imagen de la ciudad con escalinatas y senderos atestados de runners urbanos.

Más allá, el Parque de las Colectividades y el Parque Sunchales, completan este extenso recorrido que a lo largo de 8 kilómetros intercala desde bares y restaurantes hasta museos, centros culturales y entretenimientos para los más chicos, además de césped y arboledas para distenderse al aire libre y con vista al río.

En el corazón de la ciudad se encuentra el inmenso Parque de la Independencia, con un lago artificial donde es posible apreciar el espectáculo de las aguas danzantes. A su vez, hacia el norte se encuentra el Parque Scalabrini Ortiz y más adelante, junto al río, el Parque Alem, mientras que hacia el sur sobresale el Parque Yrigoyen con el Monumento al Che.

Una ciudad abierta al río

Pocas ciudades del mundo pueden combinar una completa oferta urbana con un entorno natural como el del Alto Delta del Paraná. Flora y fauna en estado silvestre, excursiones fluviales, playas de arena y paradores isleños están a un paso.

Una alternativa que ofrecen el Paraná y los riachos del delta es realizar paseos en barco: internarse en el silencio y la naturaleza isleña brinda un encantador contraste frente al ritmo de la ciudad.

Conocer el Monumento de la ciudad

Hito arquitectónico de la ciudad, es la obra más emblemática de Rosario. Está a pasos del río y se conecta al casco histórico a través del Pasaje Juramento, ocupando el sitio donde en 1812 Manuel Belgrano izó por primera vez la bandera argentina.

La idea de recordar aquel hecho con una obra distintiva estuvo presente entre los rosarinos desde fines del siglo XIX, hasta que en 1940, mediante un concurso nacional, fue seleccionado el proyecto de los arquitectos Ángel Guido y Alejandro Bustillo con los escultores Alfredo Bigatti y José Fioravanti.

Erigido como el primer ensayo en Latinoamérica del renacimiento de la arquitectura monumental, el Monumento comenzó a construirse en 1943 y fue inaugurado el 20 de junio de 1957.

Rosario: el lugar para los chicos

Sin duda, los chicos son los huéspedes especiales de esta ciudad que conjuga actividades para todas la edades. Te damos una lista de posibles actividades para que disfrutes la ciudad con niños:

  • El Jardín de los Niños: un gran parque con juegos, aventuras, misterios, construcciones y poesía. “La montañita encantada”, recorrido laberíntico con alteraciones, entradas falsas, puntos de duda, obstáculos y señales, “Leonardo, el inventor”, instalación escenográfica-educativa, “La máquina de volar”, con vuelos y deslizadores, balanceos y recorridos con arneses o “La máquina de trepar”, dos bergantines del siglo XVI convertidos en grandes trepadores que pueden abordarse desde distintos puntos son algunos de los puntos sobresalientes de este fascinante lugar.
  • La Isla de los Inventos: El arte y la ciencia son excusas para no parar de jugar y aprender en una estación de trenes convertida en un museo interactivo. Muchos padres “invitan” a sus hijos para jugar ellos con las fabulosas atracciones de esta Isla para futuros genios.
  • La Granja de la Infancia es perfecta para pasar una tarde al aire libre con animales y tareas que conectan con la naturaleza. Los visitantes pueden intervenir en algunas actividades propias de la Granja, como sembrar, regar y desmalezar, o alimentar a los animales. También forman parte de esta propuesta educativa-recreativa un hábitat ribereño con flora y fauna autóctonas del litoral argentino, más una huerta y vivero.
  • El Museo de Ciencias Naturales abre experiencias que combinan juego y aprendizaje con una invitación a la creación compartida. Con entrada gratuita, este museo ha sido completamente renovado para plantear una experiencia interactiva, participativa y cultural en la que se combinan juego y aprendizaje.
  • El Complejo Astronómico que invita a asomarse al universo y sus secretos. Rodeado por especies de árboles traídos de todas partes del mundo, en el sector suroeste del Parque Urquiza, este Complejo Astronómico Municipal abarca actividades entretenidas y pedagógicas para disfrutar en familia con sus tres propuestas: el Planetario, el Museo de Ciencias y el Observatorio.
  • En el Alto Rosario Shopping, el Museo de los Niños recrea una ciudad con juegos de rol y entretenimiento para chicos de 3 a 12 años.

Paseos con tradición artesanal

Mientras se van recorriendo las distintas atracciones de la ciudad se van transitando también los puestos de artesanos. Estas ferias urbanas se han transformado en punto de encuentro de miles de turistas y rosarinos. Desde tradicionales artesanías y antigüedades hasta ferias de ropa o de productos naturales pueden integrarse a los paseos por la ciudad.

Sobre Av. Rivadavia, desde Bv. Oroño hasta calle Pueyrredón, pueden encontrarse las artesanías de la “Feria del Boulevard”, las antigüedades del Mercado Retro “La Huella” y los percheros de “El Roperito”.

Veranos en el agua

Quien vayan a conocer Rosario durante los meses de verano podrán disfrutar de las costas de arena al otro lado del río, lugares son ideales para disfrutar del sol. Se accede en pocos minutos, desde embarcaderos ubicados en el centro (La Fluvial) y el norte (Costa Alta) de la ciudad. También se puede disfrutar de una amplia y tradicional playa sobre la ribera rosarina, en el balneario La Florida.

Dónde comer en Rosario

  • Los Jardines Resto Bar – Comida Variada – España y el Río
    Precio orientativo: US$ 10.00
    Calificación: 4*
  • Alexandros Taberna Griega – Cocina Mediterránea – Corrientes 1673                             Precio orientativo: US$ 14.00                                                                               Calificación: 4*
  • Nenina Cocktails – Bar/Café  – Av. Costanera y Galicia
    Calificación: 4*
  • Esther Helados Artesanales – Helados  – Rondeau 2470
    Calificación: 4*
  • Pan y Manteca – Bar/Café  – Av. Córdoba 1798                                                Calificación: 4*
  • El Bodegón – Comida Casera  – Veramujica y Pje. Arenales                            Calificación: 4*
  • La Isla del Centro – Comida Variada  – Italia 965                                                     Calificación: —
  • Amelie Petit Café  – Bar/Café  – San Lorenzo 734                                            Calificación: 4*
  • La Vendetta – Pizza  – Pte Roca (esquina Tucumán)                                             Calificación: 3*
  • Johnny B. Good – Cervecería/Bar de Tapas – Güemes 2197                           Calificación: 4*

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!