Salta la Linda: un paraíso del Norte argentino

La provincia de Salta custodia algunos de los lugares más lindos de Argentina. Qué hacer, cómo llegar, excursiones, paisajes y más.
salta la linda turismo

La llaman Salta La Linda y se lo ha ganado con rotundo mérito. Sin duda, es una de las provincias más bellas y ricas del país en materia turística y cultural, y un lugar que enamora a turista de todas las edades. Te contamos qué ver y hacer en Salta, cómo llegar y cuáles son los lugares recomendados, que podés visitar todo el año.

qué visitar en Salta

Podés leer: Eligen a Salta entre los 10 destinos turísticos más fascinantes para el 2019

Cómo llegar a Salta

De fácil acceso aéreo y terrestre, Salta es una de las pocas provincias que, por su extensión más bien alargada y curva, limita con otras seis provincias y a la vez con tres países: Chile, Bolivia y Paraguay. La capital está a 1.600 kilómetros de Buenos Aires y tiene un buen flujo de aviones para llegar por vía aérea.

Es posible llegar desde cualquier punto al Aeropuerto Internacional Martín Miguel de Güemes, a unos 15 minutos de la ciudad. Por vía terrestre, desde Buenos Aires el acceso es por RN 34 y RN 9. Desde Bolivia, los pasos fronterizos Yacuiba-Salvador Mazza o Bermejo-Aguas Blancas; desde Chile, Sico o Jama; y desde Paraguay, la RN 81.

qué se puede hacer en salta

Podés leer: Vacaciones de invierno en Salta

Paisajes de Salta

La provincia de Salta posee un clima benigno y paisajes que convocan a turistas todo el año. A sus bellezas naturales, se suma una arquitectura preciosa y un pueblo amable, con muchas ganas de compartir y mostrar el visitante sus tradiciones y costumbres.

Salta tiene una gran amplitud térmica que permiten disfrutar del buen clima durante el día para visitar sus fabulosos paisajes

Las montañas coloridas deleitan a los visitantes, que se fascinan ante la gran cantidad de cactus enormes que embellecen la escenografía.

Lo ideal es alojarse en la Capital al menos unos días, pero luego seguir. Son paradisíacos destinos cercanos como Cachi y Cafayate, o más lejanos como las Salinas Grandes y el camino hasta ellas.

paisajes lindos de salta la linta

Desde la capital salteña se puede recorrer uno de los circuitos más imponentes de la Argentina: los legendarios Valles Calchaquíes. Podés asomarte a su belleza a través de un camino que conduce hasta el asombro sin tener un solo momento de respiro.

Salta es famosa por sus tejidos: vas a encontrar medias, gorros, guantes, ruanas, pulóveres, mantas y frazadas, hechas a mano en telares tradicionales, a puro color

qué conocer en salta

Podés leer: Vacaciones en el norte argentino: lo que no podés dejar de conocer

San Antonio de los Cobres y el Tren de las Nubes

San Antonio de los Cobres, uno de los puntos más altos de la puna argentina, es conocido por el famoso Tren de las Nubes, uno de los atractivos más famososo del país. Te puede interesar: El Tren a la Nubes suma trayectos viales en su viaje a San Antonio de los Cobres.

San Antonio de los Cobres es un pequeño pueblo de altura que se ha hecho famoso por la llegada del tren. Es un lugar hermoso, lleno de encanto, donde podés comprar recuerdos y artesanías locales. Sus minas y mineros representan la actividad principal de la zona, dándole color y sonido propios a este poblado.

casarse en el tren a las nubes

Podés leer: Casarse en el Tren a las Nubes a 4.000 metros de altura

Qué hacer en Salta: qué visitar

Hay actividades campestres para los que buscan mayor relax y propuestas activas por bodegas y viñedos, trecking de altura, cabalgatas, rafting o parapente.

Si se va en dirección al oeste, Salta ofrece al viajero la aridez del desierto, pasando por fértiles valles en el centro, hasta llegar a la húmeda y verde selva en el este. Productora de un excelente vino “torrontés” y de las clásicas empanadas, es una provincia ideal para reencontrarse con la naturaleza y las costumbres más típicas del Norte argentino.

  • De peña en peña: la vida nocturna de Salta La Linda es uno de sus atractivos más famosos. No llegarás a conocer el espíritu de esta maravillosa provincia si no disfrutás una noche de peña folclórica y buena gastronomía en alguno de los espacios de moda de la movida nocturna.
  • El desfile de los gauchos de Güemes: Hay que estar allí para entenderlo en su plenitud. ¿Quién fue Güemes? ¿Por qué los saltemos lo aman? ¿Quiénes fueron y son sus gauchos? Es una excursión para vale la pena hacer para entender un capítulo de la historia.

Los tejidos del norte argentino son una costumbre ancestral que se trasmite de generación en generación. La lana de llama o de oveja representa la materia prima protagonista en cada uno de los telares y tejidos de variados colores que ofrecen las mujeres del lugar

  • Bus turístico por Salta: la ciudad tiene desde hace años el Bus Turístico Salta, que permite conocer en detalle la más bella ciudad del norte argentino. No te lo pierdas.

 

  • Bodegas y la ruta del Vino: se ha desarrollado mucho en los últimos años. No sólo podés degustar sus varietales sino también conocer los secretos de la actividad vitivinícola. El circuito incluye pueblos, paisajes y copas, por supuesto.
  • En teleférico por Salta: cerca del centro, el complejo del cerro San Bernardo ofrece magníficas vistas de la ciudad de Salta y sus alrededores. Un paseo para hacer en auto, ascender por teleférico o simplemente caminando.
  • Gastronomía y sabores regionales: la oferta es variada y deliciosa. En la ciudad, la comida regional privilegia los ingredientes típicos del Norte argentino, que se cocinan y presentan de acuerdo a recetas familiares salteñas. La vedette: las empanadas, por supuesto.

cómo es el paisaje de salta

Arquitectura y historia: la ciudad y sus tesoros

Salta es un destino que, junto a las nuevas y modernas construcciones, preserva edificaciones de paredes blancas, techos rojos y aljibes de la época colonial.

La ciudad se ilumina cuando llega la noche, regalando al turista paisajes de encanto cuando sale la Luna. La plaza principal, sus cafés, la calle Balcarce y otros rincones se llenan de turistas hasta medianoche

En la capital provincial, el turista puede conocer los principales atractivos mediante un sistema de ticket diario. Entre las paradas infaltables están la Iglesia y el Convento de San Francisco; el Cabildo con sus anécdotas sobre la Independencia argentina, y la Catedral, uno de los templos más bellos del país.

Pero no sólo la Capital de la provincia es rica en su oferta arquitectónica y cultural. La mayoría de las ciudades salteñas ofrece un amplio itinerario cultural repleto de museos, iglesias y antiguas casas, así como las más tentadoras excursiones para todas las edades y gustos.

El monumento al general Martín Miguel de Güemes, una construcción de 25 metros de altura ubicada al final del Paseo Güemes, es una parada imperdible de la capital provincial.

El Museo de Arqueología de Alta Montaña atesora uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de los últimos años: los “Niños del Llullaillaco”, dos momias de la época incaica encontradas en la cima del volcán Llullaillaco, a 6.700 metros de altura, junto a ciento cuarenta y seis objetos que los acompañaron en su viaje al más allá.

El Primer Mercado Artesanal del país abre sus puertas todos los días de 9 a 21. Una vista imperdible de la ciudad y del Valle de Lerma se obtiene desde el teleférico. Por las noches, múltiples peñas folclóricas reúnen la mejor gastronomía y música locales.

La Virgen del Cerro

El turismo religioso es fuerte en Salta y miles y miles de argentinos y extranjeros se acercan cada año a visitar a la famosa Virgen del Cerro.

Cada sábado, el barrio Tres Cerritos recibe una peregrinación multitudinaria que honra a la Virgen del Cerro desde hace más de dos décadas, desde la aparición de la Virgen a una señora de la comunidad. Llegan micros y autos desde distintos lugares lejanos del país a conocer y a participar de una jornada de meditación y oración que la señora María Livia en persona ofrece en nombre de la Inmaculada Madre del Divino Corazón Eucarístico de Jesús.

Quienes concurren ruegan por sus familiares enfermos, piden por alguna acción o las agradecen. El acceso hasta el oratorio se realiza de a pie; no se permite ingreso de vehículos, salvo casos excepcionales como las personas inválidas.

Podés leer: Tipos de turismo: conocé las diferentes opciones

Lugares lindos para conocer en Salta

  • Desierto del Diablo: Partiendo desde San Antonio de los Cobres a Tolar Grande, el camino bordea el Salar del Diablo a lo largo de 1,3 km y desemboca luego de las “Siete Curvas” en el Desierto del Diablo. Es una zona que se distingue por una infinidad de formaciones sedimentarias rojizas que ofrecen a la vista un paisaje increíble.
  • Los Médanos de Cafayate: A 6 km de la Ciudad de Cafayate, sobre la Ruta Nacional N° 68, en medio de un increíble paisaje flanqueada por los campos de viñedos de las distintas bodegas, se desprende un camino de ripio que lleva a Los Médanos, pequeñas montañas de arena que alcanzan alturas de 25 a 30 metros ideales para caminar en medio del impactante paisaje de los Valles Calchaquíes.

 

  • Valle Encantado: Está ubicado sobre la Ruta Provincial N° 33, en el corazón del Parque Nacional Los Cardones. Con un paisaje extraordinario que une formas y colores naturales de sorprendentes contrastes, donde la erosión eólica y la lluvia han esculpido en años insólitas y sugestivas bellezas, se puede observar allí una pequeña laguna y pinturas rupestres en el interior de cuevas y aleros.
    También es lugar para la observación del cóndor. Se puede acceder al lugar por un desvío de 4 km de fuerte pendiente y se recomienda no bajar en vehículo está húmedo por lloviznas.
  • Quebrada de las Conchas: Se encuentra dentro de los Valles Calchaquíes muy cercana a la localidad de Cafayate. Ubicada a 90 km de la Capital, comprende parte de los departamentos de La Viña, Guachipas y Cafayate. El colorido paisaje de sus montañas es destacado en todo el mundo.

Podér leer: Cachi, un lugar mágico en el Norte argentino

  • Quebrada de las Flechas: Uno de los tramos y paisajes más maravillosos y hermosos de los Valles Calchaquíes se da sobre la Ruta Nacional Nº 40, a partir de Angastaco y hasta el kilómetro 4.380 de la misma ruta. Dicho tramo es llamado Quebrada de las Flechas, el cual se compone por formaciones rocosas inclinadas que forman estrechos pasos con paredes de 20 metros de alto a ambos lados de la Ruta Nacional Nº 40. El origen de estas formaciones se remonta hasta los 15 a 20 millones de años, momento en que se formaron las montañas.
  • Cuesta del Obispo: Sobre la Ruta Provincial Nº 33, a unos 82 km de distancia de la ciudad de Salta, el camino comienza a ascender serpenteante. Este tramo de subida, sinuoso y de cornisa es la famosa Cuesta del Obispo. Esta se extiende a lo largo de 20 km muy bien conservados y conecta el Valle de Lerma con el Alto Valle Calchaquí.
  • Abra del Acay: El viajero pasa de las frías y áridas montañas de la cordillera a un valle generoso en aguas de deshielo que bajan de los picos superiores, campos de cultivos verdes y cerros rojizos. Durante el viaje se observan los distintos camélidos sudamericanos, como vicuñas, guanacos, llamas y alpacas.
    Además de hacer el recorrido en auto (principalmente en camioneta de doble tracción), los viajeros desafían la altura en bicicleta, opción solo apta para quienes tengan buen estado físico y sean amantes del turismo aventura.

Podés leer: De Salta a Cafayate: encantos imperdibles de la Ruta 68

  • Ojos de Mar: A pocos kilómetros de arribar al pueblo de Tolar Grande, pueden observarse los famosos Ojos de Mar, lagunas azules y turquesas, profundas y muy saladas.
  • Salinas Grandes: Las Salinas Grandes, al norte de San Antonio de los Cobres, forman un vasto horizonte blanco teñido de diferentes matices por el sol, compartido por las provincias de Jujuy y Salta, donde todavía se observan antiguas técnicas de extracción de sal.

 

  • Cono de Arita: es una formación cónica al sur del salar de Arizaro; es perfecto, de una belleza increíble y un magnetismo cautivante. Se encuentra en la Puna salteña a solo 80 kilómetros de Tolar Grande.
  • Puente del Diablo: es una caverna por la que pasa el cauce del río Calchaquí. Está constituida por lavas de los cercanos volcanes Gemelos de La Poma y piedra caliza, que forman estalactitas y estalagmitas sobre su techo y paredes. Está ubicado en la Ruta Nacional Nº 40, aproximadamente a 7 km hacia el sur de La Poma en dirección a Payogasta. Para realizar esta excursión se sugiere contar con todo el equipo de seguridad correspondiente y guías autorizados para la misma.

Te puede interesar: 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!