Turismo aventura en Tucumán en verano: aire, agua y tierra 

Un destino impensado para el verano. El turismo aventura en Tucumán sorprende con una diversa oferta de Kayak, parapente, trekking y mountain bike. No te lo pierdas.
turismo aventura ten ucuman

Turismo aventura en Tucumán. Una oferta diferente para el  verano. Senderismo, parapente y mountain bike son algunas de las opciones además de una gran variedad de paisajes, un clima espectacular y un suelo que permite desarrollar actividades que dispararán tu adrenalina.

En la provincia del norte, los visitantes podrán aprovechar para llegar a la cima de un cerro, para elevarse en el aire y pasar por encima de los árboles de las laderas pedregosas e incluso pueden disfrutar de deportes acuáticos en lagos, las posibilidades son varias y te aseguran no aburrirte.

Turismo aventura en Tucumán

Si decidís pasar unas vacaciones de verano distintas a las de todos los años y estás preparado para emprender una aventura a pura adrenalina entonces Tucumán es el destino ideal para vos. Ecorregión de yungas, la selva pedemontana, lagos y cursos de agua a tan solo unos 20 kilómetros de la ciudad para que puedas divertirte en ellos.

Algunas de las actividades para que te quedes sin aliento que ofrece la provincia histórica son: kayak, trekking, mountain bike, parapente, escalada y rappel. Debajo te contamos donde podés hacer cada actividad y qué requisitos trae cada una.

Parapente

Tucumán es el líder en el país respecto a realizar parapente. Muchos profesionales del deporte practican y se especializan allí, aunque también la actividad puede ser practicada por turistas bajo supervisión de instructores.

El lugar ideal para practicarlo es Loma Bola en el cerro San Javier, el sitio ofrece una panorámica de San Miguel que hará que disfrutes de las singulares vistas de los paisajes de cerros verdes.

A diferencia de los lugares en donde hay que correr hasta el borde de un abismo, saltar y dejarse caer, en Loma Bola sólo se debe tomar una carrera pequeña de unos pocos metros y las corrientes térmicas hacen el resto, en tan solo segundos te comenzás a elevar hasta llegar a unos 800 metros sobre el valle.

La actividad la puede hacer cualquier persona, de cualquier edad y condición física. La única condición que requiere una persona para practicar parapente es tener ganas de volar.

Podés leer: Tucumán: aventura y naturaleza en las Yungas

Por otro lado, hacer parapente requiere de atravesar varios protocolos. Esto se debe a que en 2018 una turista falleció haciendo la actividad como consecuencia de pocas medidas de seguridad. Hoy en día los instructores aseguran que “hay más seguridad” y que desde el accidente “decidieron mejorar los protocolos” para brindar tranquilidad a los turistas.

Los vuelos en Loma Bola son sin cargo para los profesionales de la actividad registrados que van con sus equipos propios. Distinto es el caso de los vuelos bautismo que emprenden los turistas inexpertos, estos van acompañados por instructores y los vuelos les cuestan $9.000 y duran unos 15 minutos.

Trekking

El senderismo o trekking es una de las actividades más demandadas en Tucumán. Quienes emprenden los caminos se aventuran por pastizales, diques, lagos y cerros que están en las afueras de la capital.

El cerro San Javier es el favorito de los senderistas, allí se atraviesan yungas repletas de flora y fauna, y te cruzás con otros aventureros que bajan o suben por el mismo camino.

Durante el trayecto es importante mantenerse hidratado, ya que la combinación de calor y humedad de la yunga generan cansancio y mucha transpiración.

Otros circuitos elegidos por los turistas son: El Funicular, circuito ideal para toda la familia; Puerta del Cielo, de dificultad baja e intermedia; Cascadas del Río Noque, que conduce a ese atractivo; y Aguas Chiquitas, de unas cuatro horas de ida y vuelta, que se recomienda hacerla en invierno o primavera para una mejor experiencia.

Además, hay propuestas de trekking que tienen distintos niveles de dificultad así que no te preocupes si no estás acostumbrado o tenés miedo de que sea un deporte de alta intensidad, solo tenés que dar con el circuito ideal para vos.

Kayak

De la costa del dique Celestino Gelsi, en El Cadillal, parten constantemente los kayaks con turistas que surcan las aguas, en algunos casos con descenso en las islas para combinar con otras actividades como trekking y rappel.

Una de las ventajas de este deporte es que los navíos son súper estables y cualquier persona sin experiencia previa los puede disfrutar. Incluso, la mayoría de los kayaks tienen lugar para dos personas, de esta manera podés ir acompañado por un instructor si te sentís inseguro como para hacerlo solo.

Las propuestas van de una o dos horas y hasta cuatro horas de duración para los más aventureros, estos llegan hasta la Tercera Bahía, un punto en la costa del dique y allí descienden y practican un rappel de 15 metros.

paisajes argentinos

Podés leer: Travesía en kayak por los Esteros del Iberá

Mountain bike

Los tucumanos aseguran que su provincia es la capital nacional de este deporte. Allí los mejores lugares para su práctica son el cerro San Javier y Yerba Buena.

Si te animás a emprender esta aventura llena de subidas y bajadas, el mountain bike es lo tuyo. Arriba de la bicicleta podrás atravesar lomadas, pendientes, árboles, matorrales y caminos sinuosos de ripio.

Lo ideal es que el ciclista se instruya previamente para jugar con los cambios y velocidades de la bicicleta. Así, aprovecha al máximo sus fuerzas y las posibilidades del vehículo, tanto en un paseo como en entrenamiento competitivo.

La provincia tucumana ofrece todo y más, lo único que te queda es decidirte por lanzarte a la aventura y disfrutar este verano a pura emoción. Además, no te olvides de que Tucumán ofrece una de las mejores propuestas gastronómicas del país, así que no te pierdas de hacer parada en sus restaurantes.

 

Te puede interesar: