Turismo ecológico: 23 humedales argentinos declarados sitios Ramsar

Se encuentran en lugares de belleza paisajística y variados ecosistemas que los hacen atractivos para el turismo de naturaleza, observación de fauna y flora, caza fotográfica y en algunos casos, para deportes náuticos o de aventura.
laguna brava la rioja

Veintitrés humedales de 16 provincias, que por sus características están protegidos por la Convención Ramsar internacional (la categorización de un destino como Sitio Ramsar lo pone bajo un múltiple control de conservación ambiental), son opciones ideales para el turismo ecológico en todas las regiones del país, por sus amplios espacios naturales y pureza ambiental.

Se los encuentra desde el extremo norte hasta en el Fin del Mundo, algunos en reservas naturales nacionales o provinciales, en las altura de las punas, en desiertos, llanuras, bosques, islas y hasta dentro de la Ciudad de Buenos Aires

Humedales en Argentina

Están en lugares de belleza paisajística y variados ecosistemas que los hacen atractivos para el turismo de naturaleza, observación de fauna y flora, caza fotográfica y en algunos casos para deportes náuticos o de aventura.

  • El más norteño es Laguna de los Pozuelos, en la desértica puna jujeña y vecino a Bolivia, cuyo espejo de agua salitrosa a 3.600 metros sobre el nivel del mar es uno de los refugios de aves acuáticas más importantes del noroeste, con hasta 26.000 flamencos de tres especies andinas.
Laguna Los Pozuelos, Jujuy.
Laguna Los Pozuelos, Jujuy.
  • En el otro extremo del país, el Glaciar Vinciguerra y Turberas asociadas, combina nieves permanentes con humedales a diversas alturas, en una zona del ejido urbano de Ushuaia, con acceso pedestre de alta dificultad, por el terreno de montaña, con rocas, fango y capas níveas y de hielo.

No obstante, desde el Instituto Fueguino de Turismo informaron que desde 2015 se realizaron obras “que tienen como objeto mejorar la calidad de la visita al Sitio Ramsar, permitiendo un uso más intensivo del área, sin que se produzca degradación sobre el medio ambiente”.

Entre ellas, mencionan el puente sobre el arroyo Grande, más de 300 metros de planchado sin apoyo, y el drenaje de zonas anegadas mediante unos 600 metros de canalización, así como tareas de escalonamiento y señalización.

  • En la puna de La Rioja y a 100 kilómetros de la zona habitada más cercana, está Laguna Brava, a 4.200 msnm., con sus aguas blanquecinas de alta salinidad, que es estación migratoria de flamencos rosados y alberga una colonia de vicuña y zorros andinos.
laguna brava la rioja
Laguna Brava – La Rioja

Es un atractivo muy visitado, por encontrarse a la vera de la ruta nacional 76 que conduce a Chile y al paso del camino que lleva al cráter del volcán Corona del Inca, otro destino riojano de turismo aventura, a 5.500 msnm.

  • Más accesibles son los sitios Ramsar bonaerenses de la Bahía Samborombón y de Otamendi (Campana), con infraestructura vial que los conecta en pocos minutos con zonas urbanas y de acceso a la ciudad de Buenos Aires.

En coincidencia con los parques nacionales Campos del Tuyú y Ciervo de los Pantanos, respectivamente, fueron propuestos por la provincia de Buenos Aires como destinos para “escapadas” en la nueva etapa del turismo.

Parque Nacional Ciervo de los Pantanos
Parque Nacional Ciervo de los Pantanos
  • La Reserva Ecológica Costanera Sur, en la CABA, es otro de estos sitios, al que los vecinos pueden llegar a pie o en bus desde sus casas u oficinas, cuyos bañados, bosques y pastizales con abundante avifauna y anfibios reciben además el turismo internacional de visita en la urbe.
  • El Humedal Laguna de Melincué, en el sur santafesino, es una estación de aves migratorias y residentes que también combina el turismo, atraído por sus termas y barros medicinales, con deportes náuticos pesca y hasta un casino.

Tanto Melincué, como el Delta del Paraná, sobre este río y en el parque nacional del mismo nombre, y Jaaukanigás, una zona casi virgen de turismo rural y de aventura en el norte, son un balizamiento de un camino a seguir y aportan una fuente de recursos turísticos en medio de una diversidad que es necesario preservar.

  • En Península Valdés, reserva natural de Chubut y Patrimonio de la Humanidad con uno de los mayores atractivos turísticos del país: el avistamiento de ballenas, el sitio Ramsar está a ambos lados del istmo,

Dividido en dos subsitios, sobre los golfos Nuevo y San José, abarca tierras de estancias y playas públicas con accesos turísticos.

Además de las provincias mencionadas, cuentan con sitios Ramsar Formosa, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Catamarca, San Juan, Mendoza, San Luis, Neuquén y Córdoba.