Vacaciones de invierno en Jujuy

Atraídos por las fiestas populares, las comidas típicas, el carnaval y sus impresionantes paisajes, miles de turistas de todo el mundo visitan cada año la región del noroeste argentino. Lo que no te podés perder.

Jujuy limita al sur y al este con la provincia de Salta, al oeste con Chile y, al norte, con Bolivia. Por sus características climáticas y ecológicas, puede dividirse a la provincia en cuatro regiones, con flora y fauna bastante diferentes, que determinan cuatro circuitos turísticos: los Valles, la Quebrada de Humahuaca, las Yungas y la Puna. Te presentamos un recorrido por las principales atracciones de noroeste argentino, para que puedas armar tu itinerario de viaje para las vacaciones de invierno sin olvidarte de nada.

Quebrada de Humahuaca

En el 2003 la Unesco declaró Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad a la Quebrada de Humahuaca por sus paisajes únicos y su riqueza histórica y cultural. Se encuentra en un valle rodeado de montañas coloridas, recortadas por el Río Grande. Un verdadero espectáculo para turistas procedentes de todos los destinos.

En la Quebrada se encuentran las localidades de Tilcara, Purmamarca, Maimará, Tumbaya, Volcán, Iturbe, Humahuaca, entre otras.

A causa de la topografía del territorio, el invierno suele ser muy frío, seco y con fuertes vientos. En el verano todo cambia, ya que tiene una amplitud térmica muy grande. Durante el día las temperaturas son altas, bajando considerablemente durante la noche.

Te puede interesar: 12 sitios argentinos declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO

Humahuaca

Humahuaca se encuentra a 2.936 sobre el nivel del mar y es uno de los pueblos más antiguos, por eso es considerado Lugar Histórico Nacional.

En la plaza principal del pueblo se encuentra la Iglesia Catedral Nuestra Señora de la Candelaria, y ahí se pueden ver imágenes de los dos patronos: la Virgen de la Candelaria y San Antonio. Muy cerca de ahí se encuentra el Cabildo de Humahuaca, que actualmente funciona como Museo Arqueológico e Histórico. También se puede visitar el Museo Folklórico Regional, donde se puede encontrar historia y cultura de los pobladores de la localidad.

A 25 km por la ruta provincial 73 se encuentra la Serranía de Hornocal, que son sierras conocidas por tener catorce colores. Esto se debe a la gran cantidad de minerales, que al erosionarse dejan de diferentes tonalidades las laderas de las montañas.

La Serranía de Hornocal pertenece a la formación calcárea llamada Yacoraite, que se extiende desde Salta hasta Perú y tiene una altura de 4.761 metros sobre el nivel del mar.

Para los que les guste la caminata, a no más de 30 minutos se encuentra Peñas Blancas. Es un morro desde donde se puede obtener una vista panorámica de la ciudad de Humahuaca y lo mejor es que es casi desconocido por los turistas, es por eso que es ideal para aprovechar el aire puro del norte.

Los que visiten la región NOA en verano, recomendamos no perderse los carnavales, ya que son parte fundamental de la tradición popular. Bailes y ritos invaden las callecitas estrechas que festejan con trajes de todos los colores.

Te puede interesar:  Pachamama en Humahuaca: reeditan una costumbre arraigada en los pueblos indígenas

Purmamarca

En Aymara, Purmamarca significa “ciudad del desierto” y está ubicada a 2.324 metros de altura sobre el nivel del mar.

Su mayor atractivo turístico es el Cerro de los Siete Colores. Se puede subir y disfrutar de una vista privilegiada. Se trata de uno de los paisajes más espectaculares e imponentes de la Argentina.

Nota relacionada: Purmamarca, la tierra encantada

Por detrás del cerro, se encuentra el Paseo de los Colorados, una caminata que recorre el lecho del río Tumbaya. Al finalizar este circuito es que podemos encontrar el Mirador El Porito, desde donde se puede disfrutar de una vista panorámica hacia los alrededores. Un lugar ideal para los aficionados de las fotos.

En la Plaza 9 de julio se encuentra la feria artesanal, donde es posible adquirir souvenirs típicos del norte argentino, desde vasijas, manteles, ponchos, ropa tradicional norteña, etc. En frente de la plaza, se encuentra el Cabildo de Purmamarca, que es el más pequeño de nuestro país. Es uno de los diez cabildos tradicionales que aún persisten en Argentina,y por eso es considerado como un ícono histórico y cultural.

También te puede interesar: Los pueblos más bonitos de Argentina

Desde Purmamarca se pueden realizar actividades como trekking y cabalgatas hacia los alrededores del pueblo. Para quienes les gusten las alturas, se puede ir a la reserva Abra de Potrerillos, un mirador que se encuentra a 4.170 metros de altura.

Tilcara

Debe su nombre el honor a las Tilcaras, una tribu que en la antigüedad habitaba la zona. Está ubicada a poco menos de 84 km de San Salvador de Jujuy y se encuentra a 2.465 metros sobre el nivel del mar. La vegetación es muy escasa pero no así la fauna, ya que cuenta con una gran cantidad de cóndores, vicuñas, guanacos, zorros, hurones, vizcachas, entre otros. Además, Tilcara es considerada la capital arqueológica de Jujuy.

En cuanto a las actividades para realizar, posee una amplia variedad de opciones. El pueblo está compuesto por casas bajas de adobe y en la plaza principal se puede disfrutar del mercado artesanal. A pocos metros, se encuentra la Iglesia de la Virgen del Rosario y San Francisco de Asís, que es un Monumento Histórico Nacional. También se puede visitar museos como el Museo de Pintura, el Museo de Escritura y el Museo del Carnaval y, para los amantes de los flamencos y aves, en general se recomienda la visita al Monumento Natural Laguna de los Pozuelos.

Para los más interesados en la cultura ancestral, se puede visitar el Pucará de Tilcara, a tan sólo 1 km de Tilcara. Se encuentra en un pequeño cerro de 70 metros de altura, lugar desde donde los pueblos originarios que habitaban allí podían custodiar la zona mediante una fortaleza que ellos mismos habían construido.

Leer también: Vacaciones en el norte argentino: lo que no podés dejar de conocer

Maimará es otra localidad que se encuentra muy cerca de Tilcara, a solo 5 km. Es conocida como “Las Paletas del Pintor” debido a los bellos colores de las montañas -de ahí la metáfora de la mano del pintor-, ya que parecieran pintadas a mano.

Para los que prefieren lo exótico, está la posibilidad de realizar una caminata con llamas por las montañas, en donde se intenta recrear la costumbre ancestral

La Garganta del Diablo es una buena opción para practicar trekking y disfrutar de actividades con más adrenalina. Se encuentra a 7 km de Tilcara y su encanto de debe al surco que dejó el cauce del río Huassamayo, desde donde se tiene una alucinante vista hacia la Quebrada de Humahuaca. Desde allí también se puede contemplar una cascada de 15 metros de altura. Una vista preciosa.

Otra atracción son las Cuevas de Wayra, una grieta natural con diferentes formaciones rocosas y piedras volcánicas.

La Quiaca

Esta localidad de la región puneña se encuentra justo en la frontera con Bolivia. En el medio de ambos países se ubica el río La Quiaca, que separa la ciudad boliviana de Villazón con La Quiaca. Se sitúa a una altura de 3.442 metros sobre el nivel del mar y a 295 km de San Salvador de Jujuy, la capital de la provincia.

Al igual que en los pueblos vecinos, sus construcciones están hechas de adobe, con calles estrechas, en donde se celebran festejos ancestrales como el homenaje a la Pachamama, la madre tierra.

En el centro, en frente de la Plaza 11 de Septiembre o Independencia, está ubicada la Iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, que es el punto de concentración de los fieles de La Quiaca.

Una buena forma de acercarse a otras culturas es a través de la comida. El Mercado Central de La Quiaca es el lugar donde se pueden consumir los más variados platos y bebidas típicas de la región norteña.

Otra opción para conocer a fondo otras costumbres es el arte. En este caso se puede visitar el Museo Etnográfico Misojñian, que alberga cerámicas y piezas artesanales pertenecientes a los habitantes del territorio en la antigüedad.

A 12 km de La Quiaca está el cordón montañoso de los ocho hermanos. Es una formación rocosa desde donde se puede ver al pie del cerro petroglifos de figuras humanas, de aves, de llamas, espirales, entre otros dibujos. Allí también se ubica la Laguna Colorada, que recibe su nombre por la coloración que toma debido al suelo arcilloso.

Por último, La Quiaca es conocida por ser el punto más al norte de Argentina. Por eso, allí se encuentra un cartel que expresa la distancia hasta Ushuaia, que es el más austral. Desde un lugar al otro hay un total de 5.121 kilómetros.

Te puede interesar: Lugares para vacacionar en invierno en Argentina

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!