Viaje a Jerusalén, una ciudad con la emoción a flor de piel

Jerusalén es la ciudad con mayor tradición y contenido religioso, a la par que con una historia larga y turbulenta, a pesar del nombre bíblico Salem, que significa “ciudad de la paz”.
viaje a Jerusalen

Cuando empezamos a soñar un viaje a Jerusalén, pensamos en que su historia resuena en el susurrar del viento entre las murallas, donde cada piedra relata un hecho prodigioso de un lugar que atrae a millones de peregrinos desde hace miles de años.

Jerusalén es una ciudad que despierta emociones sobrecogedoras, que promete experiencias espirituales y religiosas, intensidad y placer e interesantes recorridos

Aquí, además de los fascinantes enclaves históricos y arqueológicos de Jerusalén, existen sorprendentes atracciones turísticas modernas para los amantes de la cultura, las artes, el teatro y la música, la arquitectura y las delicias gastronómicas.

Qué ver en Jerusalén

Esta Ciudad Santa para cristianos, judíos y musulmanes, es un laberinto de lugares increíbles, que necesita mínimo 3 días para poder tener una idea de qué se trata esta ciudad tan diferente a todas.

Ciudad Vieja de Jerusalén

En el centro neurálgico de Jerusalén se encuentra la Ciudad Vieja abrazada por una muralla de unos 4 kilómetros, con 7 puertas y más de 30 torres.

Si se entra por la Puerta de Sión, el primer barrio que encontrarás es el armenio, donde vive una de las cuatro comunidades que residen en el núcleo antiguo de Jerusalén.

Qué ver en Jerusalén
Puerta de Sión

Leé también: Hallan debajo del Muro de los Lamentos el teatro perdido de Jerusalén

Muro de los Lamentos

Dejando atrás el barrio armenio, se llega al Muro Occidental, conocido como Muro de los Lamentos. El muro o kotel es el único vestigio del segundo templo de Jerusalén, destruido por el romano Tito en el siglo I.

Muro de los lamentos en Jerusalen
Muro de los Lamentos Jerusalen

Leé también: Jerusalén: la tumba de Cristo ya restaurada recuperó su brillo original

Es un lugar eminentemente espiritual al que acuden tanto hombres como mujeres, eso sí, por separado, para rezar y para introducir sus deseos en pequeños papeles que insertan entre las piedras.

Todos los hombres que visitan este lugar deben mostrar su respeto cubriéndose la cabeza, no así las mujeres ya que sólo se deben cubrir aquellas que son religiosas.

Barrio Judío

En las calles adyacentes al kotel encontramos el barrio judío, donde destaca el moderno Centro Davidson, el Cardo, del cual quedan algunas columnas, algunos arcos y mosaicos, y la Ciudadela de David.

Barrio Judío de Jerusalén

Domo de la Roca

Justo detrás del muro se encuentran los dos templos árabes más importantes de la ciudad vieja: la mezquita de Al Aqsa y la mezquita de Umar, más conocida como Domo de la Roca, cuya inmensa cúpula dorada es uno de los símbolos más característicos de Jerusalén.

La Roca de Jerusalen

Leé también: Año 5779: el saludo viral de Roberto Moldavsky por el año nuevo judío

Este octógono se construyó en el Monte Moriah, un emplazamiento sagrado por varias razones: por un lado el Islam afirma que Mahoma subió al cielo desde este lugar y, por otra parte, el cristianismo-judaísmo asevera que Abraham intento sacrificar aquí a su hijo Isaac (Ismael para los musulmanes).

Mezquita de Jerusalen

Leé también: Petra, una joya creada en equipo por la naturaleza y el hombre

Barrio musulmán

El barrio más grande del centro histórico es el musulmán cuyos habitantes se instalaron a vivir después de que judíos y cristianos se fueran a vivir extramuros. Es muy recomendable pasear por el mercado árabe o suq donde se respira la esencia del mercadeo.

Barrio Cristiano

Como no podía ser de otra manera, Jerusalén es la ciudad santa para los cristianos ya que aquí vivió y murió Jesús.

Muchos de ellos recorren con extrema devoción el Vía Crucis, el camino que recorrió Jesús desde el Pretorio, donde Poncio Pilato lo condenó a muerte, hasta la colina del Gólgota, donde fue crucificado.

Hoy en día, en muchos de los lugares protagonistas de la Pasión de Cristo, hay otros monumentos ya que el paso del tiempo y las guerras han hecho imposible la conservación de los sitios originales.

Barrio cristiano en Jerusalen

Leé también: Tips para vivir el Camino de Santiago

Uno de los sitios más destacados y relevantes es la Vía Dolorosa o Vía Crucis, el último camino que recorrió Jesús, y que según la tradición cristiana iba del Tribunal al Gólgota, lugar donde fue crucificado y enterrado.

Muchos peregrinos llegan a Jerusalén para seguir los pasos de Jesús por un recorrido que comienza en el barrio musulmán, en la Puerta del León, y pasa por las 14 estaciones del Vía Crucis para finalizar en la Iglesia del Santo Sepulcro.

Iglesia del Santo Sepulcro

Leé también: Éfeso: el sepulcro de San Juan impacta a creyentes y ateos

Allí se conservan algunas de las reliquias más importantes del Cristianismo, como la Piedra de la Unción (sobre la que se tendió el cuerpo de Jesús antes de enterrarlo) y la Tumba de Jesús.

Esta iglesia se ha convertido en centro de peregrinación para millones de cristianos de todo el mundo.

Via Crusis en Jerusalen
Lugar donde Cristo apoyó la mano al caerse

Concretamente este lugar representa donde fue crucificado Jesús en el Gólgota. Ortodoxos y cristianos veneran y custodian este lugar (es muy recomendable ver la procesión franciscana que tiene lugar frente a él cada tarde) ya que es donde, según los Evangelios, Cristo fue enterrado y resucitó al tercer día.

Interior de la Iglesia del Santo Sepulcro
Interior de la Iglesia del Santo Sepulcro

Monte de los Olivos

Uno de los lugares desde donde se obtiene una bella panorámica de Jerusalén es el Monte de los Olivos, en el valle de Kidron.

Qué hacer en Jerusalén
Vista desde el Monte de Olivos de la Ciudad Vieja

Éste es un emplazamiento de suma importancia en Tierra Santa ya que, por un lado, era el sitio donde Jesús oraba y, por otra parte, es sagrado para los judíos porque, según el Libro de Zacarías, es el lugar desde donde “Dios empezará a redimir a los muertos al final de los tiempos“.

Monte de los Olivos Jerusalen

Por este motivo los judíos siempre han querido ser enterrados en el Monte de los Olivos. De hecho existe un gran cementerio donde están sepultadas unas 150.000 personas, entre ellas grandes figuras históricas y religiosas de Israel.

Cementerio Judío
Cementerio judío en ladera Monte de los Olivos

Gastronomía

Dado que Jerusalén es una ciudad que se ha convertido en hogar de pueblos de distintas religiones, tradiciones y grupos étnicos, la cultura gastronómica de la ciudad tiene algo que ofrecer a todo el mundo.

Junto a bohemios restaurantes gourmets encontrarás lugares donde los alimentos se cuecen lentamente en cocinas antiguas, cafeterías con encanto, restaurantes étnicos, puestos de comida rápida y bares que cobran vida por la tarde.

Gastronomía en Jerusalen

Además de una gran variedad de posibilidades para comer, Jerusalén posee también numerosos tipos de alojamientos turísticos, desde hoteles de lujo hasta albergues juveniles económicos.

Jerusalen

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!