Cuba: visitar la isla alojándose en “casas particulares”

Con el enorme crecimiento que está experimentado el turismo en Cuba, encontrar un alojamiento a la altura de tus expectativas puede ser una tarea complicada. Alojarse en una casa particular es una opción excelente para relacionarse con gente de la isla y descubrir el lado más auténtico.

Una casa particular en Cuba es un establecimiento privado familiar que alquila una o más habitaciones a extranjeros.

Si te alojás en una habitación privada, compartiendo espacio con la familia que te aloja, recibirás un servicio muy similar al de un bed and breakfast o un hostal en cualquier otro país. O también podrás optar por alojarte en casas particulares completas. En estos casos el servicio es como el de un alquiler vacacional.

¿Cómo surgen las casas particulares en Cuba?
Hasta 1997, todo el alojamiento para turistas pertenecía y era gestionado por el Estado cubano. En 1997, para poder atender las demandas de turismo y mejorar la economía de los ciudadanos, el Gobierno permitió a las familias cubanas registrar sus hogares como negocios privados para el alquiler de sus habitaciones a extranjeros.

Desde Noviembre de 2010 el Gobierno ha hecho más concesiones, permitiendo a sus ciudadanos tener su propio negocio familiar. De esta manera, un cubano puede también ofrecer su casa completa a extranjeros como propiedad de alquiler independiente, y también puede abrir paladares (así se conoce en Cuba a los restaurantes regentados por una familia) y dirigir hoteles.

No todas las casas particulares son legales. Para serlo los dueños de la casa deben obtener una licencia de hospedaje expedida por el gobierno Cubano.

Para poder acceder a este tipo de licencias los dueños de las casas deben ofrecer unas comodidades mínimas a los huéspedes

Mantener una licencia de hospedaje es muy caro. Los dueños de la casa deben pagar un alto impuesto al gobierno tanto si hay alquileres como si la casa está desocupada.

A lo largo de la isla, especialmente en los destinos más turísticos, existe toda una red de casas particulares sin licencia. Suele tratarse de casas que no alcanzan las comodidades mínimas y que aún así, deciden arriesgarse a alojar a turistas pese a carecer de los permisos necesarios. Hay que tener cuidado con alojarse en una casa sin licencia porque es ilegal.

Todas las casas particulares legales de la isla muestran un símbolo distintivo en su entrada. Este símbolo es una letra H mayúscula azul rotada 90 grados. La barra superior del símbolo es más grande que la inferior. El símbolo intenta parecerse a una casa con su tejado, pero la verdad es que se parece más a un ancla.

Debajo del símbolo puedes encontrar las palabras “Arrendador Divisa”. Esto quiere decir que los dueños de la casa pueden alquilar habitaciones en la divisa para turistas: El CUC.

También hay casas particulares con el símbolo en rojo. Estas casas solo pueden aceptar moneda local (pesos cubanos) y sirven para alojar únicamente a cubanos. Estas casas existen porque no está permitido que un visitante cubano se aloje en casas que no sean de un familiar directo como padres, hijos, hermanos o esposo/a.

Está prohibido para los cubanos alojarse en casas de amigos, novios o novias (sin estar casados) a no ser que se haga previamente una solicitud a las oficinas de inmigración

 ¿Es seguro alojarse en casas particulares?
Las casas particulares son muy seguras. Los estándares de seguridad y privacidad de las casas en Cuba son equiparables a los de un hostal o B&B de cualquier otro país.

La mayoría de las habitaciones de alquiler a turistas tienen cerradura y, especialmente en los destinos más turísticos, también puedes encontrar habitaciones con caja fuerte.

Cuando llegas a una casa particular, el dueño te pide el pasaporte e introduce tus datos en un libro de registro que se entregará en la Oficina de Inmigración en las 24 horas siguientes a tu llegada. Además, te pedirá que firmes en el libro junto a tus datos. Si no te piden que firmes o no te piden el pasaporte, puede que hayas ido a parar a una casa que no sea legal.

Este es el procedimiento habitual tanto si te alojas en el Resort más lujoso de la isla como si decides alojarte con una familia humilde.

Privacidad: en la mayoría de los casos, las habitaciones que se alquilan a turistas tienen cerradura y el dueño te entregará la llave. Normalmente, las habitaciones también disponen de baño propio e incluso de minibar y de aire acondicionado.

El espacio donde vive la familia, generalmente está físicamente separado del destinado a los turistas. Suele haber zonas comunes como patios o terrazas donde encontrarte con otros viajeros o sentarte a charlar con los dueños.

Aprovecha el desayuno para obtener buenos consejos sobre qué ver y dónde comer y pasá el día explorando la ciudad por tu cuenta.

 ¿Por qué elegir alojarse en una casa particular?
Hay muchas razones por las que alojarse en una casa particular en Cuba:

*Es mucho más barato que alojarse en un hotel.
*Te permite conocer de primera mano cómo se vive en Cuba.
*Podrás contar con los dueños de las casas para que te indiquen lugares que visitar o actividades que no aparecen en las guías turísticas.
*Muchas de las casas ofrecen comidas y cenas que son mejores que las que puedes encontrar en los restaurantes.
*Los anfitriones te darán consejos prácticos sobre cómo evitar ciertas áreas de la ciudad o estar alerta ante posibles estafas.
*Para impregnarse de historia reciente: charlar con los dueños de una casa sobre la *Revolución o política enriquecerá tu punto de vista y es una manera fantástica de descubrir aspectos que los libros de texto no cuentan.
*Estarás ayudando a pequeños emprendedores cubanos a sacar adelante su negocio y conocerás a otros viajeros que se alojen en la casa.

¿Cómo son los alojamientos de una casa particular?
Generalmente, las habitaciones privadas disponen de baño propio, aunque a veces el baño es compartido con otros turistas (pero no con la familia). La mayoría de las casas disponen de cerradura en las habitaciones.

Es posible también encontrar apartamentos vacacionales. Son estancias completamente amuebladas e independientes de la zona reservada para la familia de la casa. A veces el apartamento forma parte de la casa, separado de ésta mediante un tabique con una puerta que conecta ambas partes.

Podrás alojarte también en estancias tipo estudio o mini-apartamento: suele tratarse de espacios tipo “loft” con una única habitación, cocina y comedor en una misma estancia, y un cuarto de baño. A veces estos apartamentos forman parte de la casa y están separados de la casa principal mediante un tabique.

Por último, podrás encontrar casas independientes o “Villas”. Se trata de propiedades independientes con varias estancias como dormitorios, cocina, comedor, salón y baño. Algunas de estas pueden disponer incluso de otras comodidades como piscina.

¿Qué comodidades ofrece una casa particular?
Depende mucho del tipo de casa que elijas. Muchas de las casas, especialmente fuera de las zonas más turísticas, son bastante modestas y no dispondrán de todas las comodidades.

Lo mínimo que debes esperar recibir son sábanas limpias, toallas, y papel higiénico

Lo más probable es que tu habitación tenga aire acondicionado o, al menos, un ventilador. Es conveniente que lo compruebes con antelación, ya que las noches en Cuba pueden ser muy calurosas, especialmente entre Junio y Octubre. Si no tienen aire acondicionado deberías pagar menos.

También dispondrás de un armario o estantería donde dejar tu ropa y una mesita de noche con lámpara. Algunas casas disponen de caja fuerte, televisión y nevera dentro de la habitación.

Te recomendamos que consultes o preguntes al propietario acerca de los elementos que sean importantes para vos: caja de seguridad, aire acondicionado, baño privado o ascensor. Hay casas particulares que no están en la planta baja y que puede que tengas que subir por las escaleras.

¿Ofrecen champú y jabón como en los hoteles? ¿Y secador de pelo?
Muchas casas disponen de básicos de higiene como papel higiénico o jabón. Sin embargo, puede que te sea difícil encontrar un secador de pelo, desodorante o incluso champú.  Estos productos son considerados de lujo y resultan muy caros de adquirir en Cuba.

Es recomendable que lleves en tu neceser todo lo que necesites para el cuidado de tu cabello, higiene bucal y personal así como un pequeño botiquín.

 ¿Es mejor alojarse en una casa o en un hotel?
Si disponés de un presupuesto reducido, las casas particulares te van a ofrecer mejor relación calidad/precio que los hoteles que puedas pagar con tu dinero.

Si podés permitirte alojarte en un hotel de 4 o 5 estrellas, adelante. Pero entre quedarse en un hotel de 3 estrellas y una casa privada, elegí la segunda opción.

Si sos de los que prefiere las comodidades de un hotel pero querés recorrer la isla, te recomiendo que no descartes totalmente alojarte en casas particulares durante ciertas etapas de tu viaje. Por ejemplo, Viñales y Trinidad son destinos muy demandados y que tienen poca oferta hotelera, por lo que alojarse en casas particulares puede resultar una opción segura para disfrutar de estas ciudades.

¿Cómo puedo hacer una reserva sin intermediarios?
Buscar información de casas particulares en la red es bastante fácil.  No solo existen TripAdvisor o Lonely Planet a tu alcance, sino también plataformas como Wild Caribe, que ofrece la información de contacto de cientos de casas en Cuba con fotos y valoraciones de otros huéspedes.

¿Cuál es la mejor zona para alojarse en La Habana?

Una casa en La Habana Vieja te situará en el corazón de la antigua ciudad y te permitirá desplazarte a pie a los principales puntos turísticos de La Habana.

Centro Habana tiene muchas casas particulares, pero algunos consideran que es un distrito habitado por una población heterogénea y multicultural que puede generar cierto sentimiento de inseguridad.

Vedado y Plaza de la Revolución ofrecen alojamientos en construcciones de mediados del siglo XX con estupendas vistas de la ciudad. Vedado es un barrio residencial donde  encontrarás docenas de casas particulares maravillosas.

Todas las casas particulares en Playa, Miramar y más allá son zonas residenciales que están alejadas de los principales puntos turísticos. Para moverte desde ellas hasta el centro necesitarás un coche alquilado o un taxi.

Fuente: wildcaribe

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!