Impregnate de los colores y los aromas de Cuba al ritmo de una salsa

Arquitectura, cultura, música, gastronomía, playa, vida nocturna… Mucho para recorrer y descubrir

Además de los típicos circuitos turísticos, en Cuba se pueden descubrir  otras maravillas ocultas a través de sus paisajes extraordinarios y sus tradiciones profundamente arraigadas.

Qué ver en Cuba

Leé también: visitar Cuba en un crucero saliendo desde Miami

Cuando se llega a esta joya del Caribe, se encuentra un paraíso para recorrer: desde el magnífico barrio de la Habana Vieja, en La Habana, pasando por los mogotes de Viñales y Santa Clara, la ciudad del Che Guevara, hasta Baracoa, en el otro extremo de la isla.

La Habana

La Habana es la capital de Cuba. La arquitectura colonial española en el centro de la Habana Vieja, el corazón histórico de la ciudad, incluye el Castillo de la Fuerza Real, un fuerte y un museo marítimo. El edificio del Capitolio Nacional es un monumento icónico de la década de 1920.

Leé también: visitar Cuba alojándose en “casas particulares”

La Habana Vieja

La Habana Vieja, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se extiende a lo largo de 5 km al oeste de la bahía de La Habana.

La Habana Vieja, siempre lleno de vida, es un barrio de visita obligada

En la Habana Vieja también se encuentra la catedral barroca de San Cristóbal y la Plaza Vieja, cuyos edificios reflejan la dinámica mezcla arquitectónica de la ciudad.

Leé también: las ciudades más coloridas del mundo

Los autos estadounidenses antiguos bordean las calles de la ciudad y los grupos de rumba tocan en el Callejón de Hamel, decorado con pinturas.

Leé también: Fidel Castro, un seductor en la alcoba

Junto al mar, se encuentra el paseo costero del Malecón y Playas del Este. Justo al este de la Habana, en San Francisco de Paula, está la Finca Vigía, el antiguo hogar del escritor Ernest Hemingway.

De paseo con Ernest Hemingway

Seguí los pasos del famoso escritor estadounidense en Cuba. Visitá la habitación 511 del hotel Ambos Mundos en la que el escritor solía alojarse y donde escribió “Por quién doblan las campanas”.

No muy lejos de allí, podrás probar el famoso daiquiri de la Bodeguita del Medio, uno de los lugares favoritos de Hemingway, al que los habaneros llamaban cariñosamente «Papa».

Leé también: las frases más recordadas de Fidel Castro

Hacé una parada en El Floridita, otro de sus bares predilectos, también situado en la calle Obispo. Por último, no dejes de visitar la Finca Vigía, la casa que adquirió en 1939 y que ahora alberga el Museo Hemingway.

Hotel Ambos Mundos – Calle Obispo 153 – La Habana
La Bodeguita del Medio – Empedrado 207 – La Habana
El Floridita – Calle Obispo 557 – La Habana
Finca Vigía – Finca Vigía, km 12 ½ – La Habana

Los sabores de Cuba en los agromercados

Para degustar los productos locales y sumergirse en la esencia de Cuba, no hay nada mejor que recorrer los famosos agromercados de la capital. Estos mercados cubiertos o instalados en las aceras de las calles, ofrecen productos frescos a precios reducidos.

Leé también: España, mercados gourmet para amantes de la cocina alternativa

En el barrio de Nuevo Vedado, en los alrededores de la calle Tulipán, conviven tres mercados, cada uno con un carácter único, que proponen productos exóticos y de gran calidad.

Las Playas del Este

A unos 10 km de La Habana, descubrirás una serie de franjas de arena conocidas como las Playas del Este. Disfrutá del sol cubano y también nadá en el mar azul.

Leé también: Caribe colombiano, las mejores playas con exhuberante naturaleza

Los más deportistas podrán practicar surf o kitesurf en busca de emociones fuertes. Si preferís un plan más romántico, probá el surf de remo a la luz de la luna.

Una escapada ecológica a Las Terrazas

A unos 50 km de La Habana, se encuentra el pueblo de Las Terrazas, un paraíso para los amantes de la naturaleza y del ecoturismo. Fundado en 1968 por un grupo de cubanos preocupados por los estragos de la deforestación, este pueblo es un modelo de proyecto de desarrollo sostenible y conservación del medioambiente.

Leé también: los mejores meses para viajar al Caribe

Esta escapada en plena naturaleza es perfecta para descubrir la flora y la fauna cubanas y disfrutar de un día de desconexión y tranquilidad.

Mogotes y tabaco en Viñales

A 180 kilómetros de La Habana  se esconde un auténtico paraíso en el que podrás contemplar las frondosas montañas del valle de Viñales y los enigmáticos mogotes, unas formaciones de piedra caliza propias de la isla.

Aprovechá la excursión para pasear a caballo por los campos de tabaco que se extienden en la zona. La fabricación de puros es una de las principales especialidades de la región.

Santa Clara – la ciudad del Che

A 300 km de La Habana te espera Santa Clara, una parada obligatoria en tu periplo por la isla. Entre museos, monumentos conmemorativos y estatuas de todo tipo, la mayoría de las atracciones de Santa Clara giran en torno a la figura del famoso revolucionario Ernesto Che Guevara, cuyos restos reposan en la ciudad.

Hay otros muchos monumentos que merece la pena visitar, como la magnífica catedral neogótica de Santa Clara de Asís.

Trinidad, la ciudad multicolor

Más al sur encontrará Trinidad, una encantadora ciudad típica cubana con callejones empedrados jalonados de casitas con fachadas de colores. Entre las casas se alza el campanario del convento de San Francisco de Asís, de un color amarillo resplandeciente, desde donde podrás contemplar unas vistas impresionantes al mar y a los alrededores.

Camagüey – Una maravilla cubana

En dirección al sudeste de la isla encontrarás Camagüey y su centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Perdete por las estrechas callejuelas de la ciudad y contemplá la arquitectura de los edificios que encontrarás a tu paso.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!