Burano y Murano: las islas más lindas de la laguna veneciana

Burano y Murano están llenas de color y de vida, fascinando a quienes llegan desde Venecia para conocerlas

Con sus góndolas y efusivos gondoleros, sus canales y su inolvidable atmósfera romántica, Venecia es una de las ciudades a incluir en el armado de tu viaje a Europa. Pero no te podrás ir de Venecia sin conocer algo más que la Venecia tradicional.

góndolas de venecia

Leé también: Paseando por la Plaza San Marcos de Venecia

Esta ciudad maravillosa está formada por 118 islas divididas por canales y unidas por puentes. Visto así parece que se trata de un lugar enorme y que se necesita mucho tiempo para verla entera, pero nada más lejos de la realidad.

Un fin de semana es suficiente para conocer los lugares más importantes de la ciudad de los canales: la Plaza de San Marco con sus cafés tradicionales, el palacio o el puente de Rialto, entre otros.

Café Florian

Leé también: Venecia y sus clásicos cafés de la Plaza San Marcos: el Quadri y el Florian

Es por eso que tendrás tiempo, podrás dedicar un día más, una mañana o una tarde al resto de las islas de la laguna, porque a muy pocos kilómetros de Venecia hay varias islas más pequeñas, algunas muy conocidas.

Burano y Murano

Leé también: Venecia: cómo moverse en la ciudad de los canales

Son dos pintorescas islas que no podés perderte. Es casi obligatorio subirse a un vaporetto y acercarse a pasar unas horas en estas islas. Los vaporettos son los barquitos autobús que transportan tanto a los venecianos como a los turistas por la propia isla y por las de alrededor.

Murano

Murano es conocida sobre todo por la fabricación de vidrio, es por eso que a orillas de su canal principal hay multitud de tiendas que muestran objetos hechos con este material en sus escaparates.

Leé también: El secreto del Cristal de Murano

Con un poco de suerte podrás encontrar algún taller en el que en ese momento estén haciendo una demostración de cómo trabajan para fabricarlo.

Leé también: Venecia: romántico Puente de los Suspiros

Al lado del canal hay una gran figura hecha con vidrio azul que se llama Cometa di Vetro.  Pasear por alrededor del canal principal se convierte en un paseo agradable porque todas las fachadas están pintadas con tonalidades naranjas y rosas. No son demasiado llamativas, pero hacen que desde los puentes parezcan postales preciosas.

Burano

Leé también: Venecia y el fenómeno del Acqua Alta

Pero las mejores postales las encontrarás en Burano, una isla en la que no podrás parar de sacar fotos porque todo es luz, vida y color. Sus habitantes están obligados a pintar las fachadas de sus casas de colores vistosos y lo mismo pasa con las tiendas, cuyos dueños son en su mayoría personas residentes en Burano, que venden los trabajos de encaje de hilo que hacen a mano.

Realmente la visita a Burano te maravillará. Todos los edificios son de colores vivos, verde, azul, rosa, amarillo, rojo, naranja. Todos los colores se mezclan por las calles de la isla más bella y pintoresca de la laguna veneciana. Una isla en la que pasear sin rumbo, perderse y disfrutar su belleza.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!