Destinos ecológicos: Copenhague recibe a los turistas con más bicicletas que autos

Chicas jóvenes en stilettos en su camino a una fiesta u hombres de negocios con sus trajes yendo a una reunión, no importa el clima y no importa dónde vayan, los habitantes de Copenhague, la capital de Dinamarca, van en bicicleta. No es de extrañar que esta ciudad haya sido elegida la primera “Bike City” de la historia.

En Copenhague el 50% de los ciudadanos viajan en bicicleta todos los días y ya hay más bicicletas que autos

En el último año, 35.080 bicicletas más se han unido al tránsito diario, con lo que el número total aumentó a 265.700, superando a los 252.600 coches registrados.

El municipio de Copenhague lleva realizando recuentos de tráfico manual en varios lugares del centro de la ciudad desde 1970, cuando había 351.133 coches y 100.071 bicicletas.

Los esfuerzos de Copenhague para crear “una ciudad en bicicleta” han dado sus frutos: el flujo de estos vehículos ha aumentado un 68% en los últimos 20 años. “Lo que realmente ayudó fue un liderazgo político muy fuerte;  fue principalmente Ritt Bjerregaard [el ex alcalde], que tenía un interés dedicado y auténtico en el ciclismo”, dice Klaus Bondam, quien fue alcalde técnico y ambiental de 2006 a 2009 y ahora es el jefe de la Federación Danesa de Ciclismo. “Además, es un nuevo enfoque desde el urbanismo y una nueva agenda de sostenibilidad”.

El gobierno danés ha acumulado unos 143 millones de dólares desde 2005 para apoyar el ciclismo en la ciudad y alentar a más viajeros a elegir el transporte de dos ruedas. Puentes para bicicletas y peatones solo están entre la infraestructura adicional que reduce los potenciales incidentes entre autos y bicicletas y ayuda a mantener a los ciclistas lejos de los tóxicos escapes de los vehículos.

Mientras que el tráfico de bicicletas sigue aumentando (con un aumento del 15 por ciento en sólo el último año), el tráfico de automóviles está cayendo lentamente, un 1 por ciento menos que hace un año.

El liderazgo político de Copenhague que impulsó estas medidas tampoco está terminado. Morten Kabell, el actual alcalde de asuntos técnicos y ambientales, dijo que la ciudad apunta a que el 50 por ciento de todos los desplazamientos se realicen en bicicletas para 2025. Dado que el 41 por ciento de los viajes ya se realizan en dos ruedas, llegar al 50 por ciento está dentro del ámbito de lo posible.

Una nueva expansión del metro prevista para abrir en 2019 podría frenar el aumento del tráfico de bicicletas, pero a Kabell no le importa, ya que el metro también es un medio de transporte sin emisiones. “Lo importante para mí es tener un sistema de transporte verde”, dijo. “Mientras no tenga fósiles y alivie la congestión y la contaminación del aire, estoy bien con eso”.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo