El Escorial, Patrimonio de la Humanidad, muy cerca de Madrid

Su accesibilidad y conexión con Madrid lo han convertido en un destino turístico para quienes se sienten atraídos por los atractivos patrimoniales, culturales y naturales de la localidad

Si vas a viajar a Madrid, no dejes de visitar El Escorial, monasterio sorprendente que forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1984, que se encuentra a 45 km de Madrid.

el-escorial

Te puede interesar: Visitas y recorridos gratis en Madrid

Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

Es el monumento que mejor resume las aspiraciones ideológicas y culturales del “Siglo de Oro” español, expresadas aquí mediante una síntesis original de formas artísticas italianas y flamencas por impulso de Felipe II, quien construyó El Escorial con dos finalidades muy concretas:

  • Conmemorar la victoria en la batalla de San Quintín frente a los franceses.
  • Crear un monumento funerario a la altura de la dinastía de los Habsburgo.

El-Escorial

Leé también: Recorriendo Madrid en un fin de semana

El Rey comenzó la construcción del palacio-monasterio en 1562 y encomendó las tierras a los monjes jerónimos. Tradicionalmente, la Monarquía hispánica había estado muy vinculada a esta Orden religiosa. Y, aunque el Monarca se había trasladado a vivir al edificio muchos años antes, hasta 1586 no se concluyó definitivamente la Real Basílica.

Real Biblioteca de El Escorial
Real Biblioteca de El Escorial

El Real Monasterio de El Escorial, alberga en su interior el Palacio privado de Felipe II, los Aposentos de los Borbones, la Real Biblioteca, la Basílica de San Lorenzo, los Panteones Reales, el Colegio y el Convento, estos dos últimos administrados en la actualidad por la Orden de San Agustín.

El Panteón de Reyes, sepulcro de los reyes de España: cuando bajes a este lugar, será el momento culminante de la visita a el Escorial.

El Escorial

La indudable majestuosidad de la estancia que ocupa el Panteón de Reyes se combina con la importancia histórica del lugar, pues en él se encuentran enterrados casi todos los reyes de España posteriores a Carlos I.