El festival de la lavanda más maravilloso de España está cerca de Madrid

Cada mes de julio, a escasos kilómetros de Madrid, los campos de la comarca de Brihuega se tiñen de morado y se aromatizan de Lavanda.

Un verdadero espectáculo que despierta todos nuestros sentidos

Julio es el momento de máxima floración de las casi 1.000 hectáreas de plantación de lavanda que rodean el pueblo y su comarca y lo que empezó siendo una fiesta familiar y local al atardecer en la que se festejaba el comienzo de la recolección, ha derivado desde hace cinco años en todo un Festival abierto al público.

En honor a la nueva recolección se organiza cada año “el festival de la lavanda”, en el que se disfrutan conciertos únicos al atardecer en medio de los campos de Lavanda.

Todos vestidos de blanco, se dejan llevar por el embriagador aroma de la lavanda, los campos morados, la puesta de sol y la música hacia una experiencia sensorial inolvidable.

Lo que empezó como un evento entre amigos se convierte hoy en un evento exclusivo en un marco incomparable. ¡Un espectáculo maravilloso!

La historia de este cultivo en esta región, tiene que ver con un agricultor de tercera generación, Andrés Corral, quien al ver que la agricultura y ganadería entraban en un proceso de depresión, hizo una escapada a Francia, concretamente a la Provenza, y allí descubrió los campos de lavanda y sus enormes posibilidades.

Comprendió que esta planta era la idónea para cultivarse en su pueblo, pues reunía las características perfectas para que se diera bien, y hace casi 30 años que dieron el paso, convenciendo a sus tres hermanos y a un perfumista, Emilio Valero, nariz de Loewe, altamente considerado en el mundo de los perfumes. Todos ellos se lanzaron juntos a la aventura dedicando nada menos que 600 hectáreas al cultivo de la lavanda y la lavandina (hoy ya son cerca de mil), y construyendo también una planta destiladora de la esencia de la lavanda, que produce nada menos que el 10% de la producción mundial y que está considerada como la mejor equipada de Europa.

Constituyeron entre todos una sociedad, Intercova Aromática, que da trabajo a unos 200 agricultores de la comarca. Se cultivan dos variedades: 250 hectáreas de lavanda apta para alta perfumería, cosmética, medicina y restauración, y otras 700 hectáreas de lavandina para decoración y perfumería.

Millones de flores recogidas con toda delicadeza, pasan por los alambiques que tienen una capacidad para 2.000 kilos diarios de esencia.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!