Marbella: sol, playa, glamour y un casco antiguo típicamente andaluz

Cuando pensamos en Marbella, automáticamente viene a nuestra cabeza la imagen del glamour, el dinero, las celebrities, los coches y yates de lujo, las fiestas, y una amplia oferta turí­stica de sol y playa. Pero además de ser uno de los destinos turísticos más importantes de la Costa del Sol, podemos encontrar en Marbella un precioso casco antiguo típicamente andaluz, con estrechas callejuelas, casas encaladas y balcones floridos.

Considerada oficiosamente la capital de la Costa del Sol occidental, Marbella tiene, sin duda, suficientes ingredientes como para ser uno de los centros turí­sticos más importantes de España.

Su situación privilegiada, al pie de Sierra Blanca, en primera lí­nea de costa, le proporciona unas condiciones climáticas excelentes además de una gran belleza paisají­stica.

Su origen se remonta a la época romana, de la que existen restos arqueológicos abundantes. Del mismo modo, de la época árabe conserva dos torres y las murallas del Castillo y de la época cristiana, en el casco antiguo, conserva la Iglesia de la Encarnación, la Casa del Corregidor y el Hospital de San Juan de Dios.

Pero donde abunda realmente Marbella, es en su oferta turí­stica de sol y playa: espléndidas y extensas playas, zonas naturales de interés como las Dunas de Cabopino o los Pinares de las Chapas, puertos deportivos, campos de golf, clubes deportivos y una gran variedad de establecimientos, justifican su fama.

Gastronomía

En el litoral malagueño el visitante encuentra una inagotable oferta gastronómica. El pescado menor, boquerones, salmonetes, jureles, calamares y calamaritos, presentado en fritura, es el símbolo de una cocina de sencilla elaboración y exquisito paladar. Un sabor especial ofrecen las gambas de la bahía, las chirlas y las cigalas cocidas o a la plancha.

Todo un universo de sabores, que el visitante podrá disfrutar en esta milenaria tierra

Comé de lujo en cualquiera de sus muchísimos restaurantes para todos los bolsillos.

No podés irte de Marbella sin probar el pescado fresco de sus chiringuitos, es uno de los Imprescindibles de Marbella. Pero sobretodo sin probar los espetos de sardinas. Si lo que te gusta es el tapeo, perdete por el casco antiguo, allí hay multitud de opciones y si te lo podés permitir, hay tres restaurantes increíbles con estrella Michelin.

Casco histórico

Delimitado por una muralla, el casco histórico de Marbella es peatonal. En su entramado de callejuelas estrechas y sinuosas típicas de Andalucía, encontrarás tiendas, arte, arquitectura, placitas inundadas de terrazas de bares, restaurantes, y mucha vida que le dan a esta parte de la ciudad un ambiente único y encantador.

Avenida del Mar

Se puede comenzar el recorrido en el paseo marítimo, subiendo la Avenida del Mar, un amplio boulevard con pavimento de mármol, en el que se intercalan restaurantes, bares, pérgolas, bancos, fuentes de agua.

Podrás ver en esta avenida una colección de 10 esculturas de bronce diseñadas por Salvador Dalí, réplicas de las originales.

Parque de la Alameda

Al final de la Avenida del Mar, unas escaleras llevan al frondoso Parque de la Alameda, uno de los lugares más vivos de Marbella, en el que suelen realizarse mercadillos y eventos de todo tipo.

Plaza de los Naranjos

Cruzando la Avenida Ramón y Cajal se accede al casco histórico de Marbella y encontrarás la Plaza de los Naranjos, uno de los lugares más emblemáticos y centro neurálgico de la ciudad. Su nombre se debe al gran número de naranjos que posee, bajo los cuales se instalan las animadas terrazas de numerosos bares y restaurantes.

Rodeada por las típicas casas blancas andaluzas, en la Plaza de los Naranjos se encuentran 3 de los edificios más emblemáticos de la Marbella: la Casa Consistorial, la Ermita de Santiago, el edificio religioso más antiguo de la ciudad, del siglo XV, y la Casa del Corregidor, con una fachada de piedra blasonada que combina elementos góticos y renacentistas.

Puerto Banús

Cuando uno piensa en Puerto Banús, inmediatamente piensa en lujo, pero si sabés buscar, podrás disfrutar de esta bonita zona de Marbella donde también hay locales donde comer y tomar algo, así como ofertas de ocio para todos los bolsillos.

Aunque lo más típico en Puerto Banús es sentarse en una de sus terrazas y simplemente observar los increíbles coches deportivos, yates de lujo y gente con mucho glamur.

Conocer la noche marbellí

Al esconderse el sol en Marbella, empiezan a encenderse las luces y a prepararse los locales para una espectacular y larga noche que suele durar hasta el amanecer. Un centro neurálgico de la noche marbellí es la Av del mar, donde se puede cenar para después empezar con una copa en La Notte, o acudir a una de sus muchas discotecas como Key Boite, Olivia Valére, Funky Budda o La Suite.

Playa de Artola en Cabopino

Si lo tuyo es el naturismo y te gusta hacer nudismo, te recomendamos una de las mejores playas nudistas de la costa del Sol, se trata de la Playa de Artola enclavada entre dunas. Esta larga playa de arena fina y dorada es el lugar perfecto para relajarse tomando el sol.

Está galardonada con Bandera Azul de la Unión Europea. También hay restaurantes y locales donde comer cerca y un pequeño puerto deportivo.

Playa Bounty beach

Es realmente difícil escoger cual es la mejor playa de Marbella, hay muchas y muy hermosas, pero podemos recomendarte la Playa Bounty beach como una de las más de moda. En realidad se llama Playa del Cable, pero el chiringuito Bounty beach ha adquirido tanta fama sobre todo por sus fiestas que ya se llama a la playa por su nombre.

Está en el centro de la ciudad y tiene 1.300m de arena fina con varios locales con ambiente chill out y buenos restaurantes.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!