Países bálticos: maravillas en un recorrido diferente

Un recorrido alternativo por Europa donde podrás conocer rincones extraordinarios. Estonia, Letonia y Lituania cautivan por su cultura, tradición y paisajes.
paises balticos

Más allá de las rutas tradicionales por las capitales europeas, existen rutas alternativas muy interesantes para explorar este bello y antiguo continente. Recorrer los países bálticos es una opción maravillosa para conocer un poco más sobre el norte de Europa y su historia.

paises balticos

Te puede interesar: Países bálticos: Estonia, Letonia y Lituania, una joya europea

Si te estás preguntando a qué países nos referimos, te damos la respuesta: Estonia, Letonia y Lituania. Hay otros países europeos alrededor de este mar pero, dependiendo del contexto en que se use, se hace referencia a estas tres naciones cuando se habla de “países bálticos”. Sus costas están bañadas por el Mar Báltico y las tres pertenecieron a la URSS hasta 1991.

Países bálticos: ¿cuáles son sus principales atractivos?

Los países bálticos cuentan con muchos atractivos a pesar de su reducido tamaño. Ciudades de cuentos de hadas, parques naturales impactantes, paseos entre canales y arte y cultura por doquier. Además, su ubicación es ideal para visitar otros países nórdicos a su alrededor como Suecia, Finlandia, Noruega, etc.

En cuanto al transporte por esta zona tenés dos opciones: alquilar un auto o viajar en colectivo o tren. La primera opción es bastante práctica en cuanto a la libertad que te da para seguir tu propio ritmo al recorrer y visitar lugares más lejanos sin necesidad de depender de los horarios del transporte público. Igualmente, podés moverte en transporte público si querés. La ventaja que tendrás por sobre el auto es que no vas a depender de los estacionamientos.

Te puede interesar: Maravillas imperdibles del mar Báltico

A continuación te contamos un poco sobre lugares fantásticos para recorrer en tu paso por las repúblicas bálticas.

Tallin, Estonia

La capital de Estonia es toda una joya norteña declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997. Dos días te bastarán para recorrer los rincones más importantes de esta bella ciudad. Tiene calles empedradas y edificios de estilo alemán. Su casco histórico de aspecto medieval está muy bien conservado y sus barrios más modernos ofrecen restaurantes, tiendas y entretenimiento para quien quiera pasear por sus calles.

La ubicación de Tallin es clave si tenés ganas de hacer una escapada a Helsinki, ya que las separa una corta distancia. Además, esta ciudad cuenta con conexiones aéreas a Barcelona y Madrid, razón que la hace más atractiva como destino turístico por la facilidad con la que se puede llegar a ella.

mar baltico

Te puede interesar: Mi primer viaje a Europa: cómo organizarlo y gastar menos

Te contamos sobre algunos lugares que no te podés perder en Tallin:

  • Murallas de Tallin: la capital de Estonia es una antigua fortaleza. Hoy en día todos sus muros, junto con puertas y torres, hacen de la ciudad un lugar más bello. Te recomendamos caminar por el trayecto de muralla que se puede transitar: el que une las torres Sauna, Kuldjala y Nunna. Es un paseo precioso. También aprovechá paraa visitar la torre de Kiek in Kök.
  • Plaza del Ayuntamiento: es un lugar muy concurrido ubicado en el corazón de la ciudad. La atracción principal es el edificio del Ayuntamiento, de estilo gótico y construido en 1404, cuya torre mide 64 metros. En su punta se erige el símbolo de la ciudad: el Soldado Tomás o Vana Toomas. A este edificio podés entrar desde finales de junio a finales de agosto.
  • Iglesia de San Olaf: fue construida entre los siglos XII y XIII. Por lo que más vale la pena visitarla es para subir a su torre de 124 metros de altura y contemplar una panorámica vista de la ciudad.
  • Parque Nacional de Lahemaa: está a una hora en auto desde Tallin. Es especialmente conocido por sus bellos senderos que van a través de pantanos y bosques. Te recomendamos llevar una cámara de fotos. Es un lugar perfecto para sacar unas cuantas.

Riga, Letonia

La capital de Letonia es conocida en el mundo como la capital del estilo arquitectónico Art Nouveau. Recorriendo sus calles vas a poder admirar distintos edificios majestuosos que engalanan la ciudad. Sus dos edificaciones más destacadas y bellas son el Mercado Central y el Monumento a la Libertad, construido después de la independencia letona. El centro histórico de Riga es Patrimonio de la Humanidad, y una vez que lo recorras vas a poder notar por qué.

estonia letonia lituania

Te puede interesar: Fiordos noruegos: Geiranger, magia, fascinación y emociones

Otro lugar que merece tu atención durante tu estadía en Riga es el Palacio de Rundale. Este imponente y precioso edificio de estilo rococó y barroco fue la residencia de verano de Ernst Johann von Biron en el siglo XVIII. Es realmente majestuoso.

Vilna, Lituania

Vilna es la capital de Lituania. También se la conoce como “la ciudad de las iglesias”, ya podrás imaginarte por qué… Te recomendamos empezar a recorrer la ciudad empezando por el casco antiguo, también Patrimonio de la Humanidad, que está rodeado de edificios de estilo barroco. Es uno de los lugares con más movimiento de la ciudad y en sus alrededores se encuentran los lugares principales de ésta. 

paises vikingos

Te puede interesar: Estocolmo, una de las ciudades más hermosas de Europa

Algunos lugares que te recomendamos visitar si estás en Vilna son:

  • Puerta de la Aurora: a principios del siglo XVI se construyó esta puerta como entrada a la ciudad. Aunque bella en su totalidad, la parte del interior de la muralla es especialmente linda. Además, alberga una capilla muy venerada por los habitantes de la ciudad. ¡Descubrila! 
  • Ayuntamiento: muchos lo consideran el edificio más bello de la ciudad. Sea cierto o no, no vas a poder negar el esplendor de su fachada neoclásica. Aprovechá también para caminar por la popular calle Pilies, muy cerca de allí. 
  • Colina de Gediminas: te recomendamos ascender esta colina para visitar distintos lugares interesantes y también por el paisaje. Cuando llegues a la cima, subí a la Torre de las Gediminas. Desde allí tendrás una vista idílica del casco viejo y de la Colina de las Tres Cruces. De regreso podés visitar el Palacio de los Grandes Duques, el Museo Nacional y la Catedral de Vilna. Los tres se ubican a los pies de la colina.

Crucero por el Báltico

Si además del recorrido por los tres países bálticos te quedaste con ganas de más, podés tomar un crucero por el Báltico y visitar distintos países vikingos. El recorrido habitual es por interesantes ciudades como Copenhague, Estocolmo, Helsinki, San Petersburgo y Tallin.

crucero por el baltico

Te puede interesar: Cruceros por el Báltico: paraísos a bordo de un cinco estrellas

Si tenés ganas de descansar y de ocuparte de muy poco durante el viaje, ésta es una muy buena opción para vos. La rutina suele basarse en disfrutar de espectáculos durante las comidas y en el interín hacer escala por las ciudades antes mencionadas.

Los tours o excursiones pueden ser previamente contratados por la empresa del crucero, pero te aconsejamos que las hagas por tu cuenta porque en general, si bien son excelentes, son muy caros en el barco y en la mayoría de estas bajadas encontrarás el Hopp on Hop off en el puerto. 

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!