París: con el Moulin Rouge nace el concepto de cabaret parisino y del French Cancan

El famoso Moulin Rouge fue creado en 1889 durante un periodo de efervescencia cultural y artística marcado por la despreocupación colectiva. Está situado en el barrio rojo de Pigalle en el número 82 del Boulevard de Clichy, al pie de Montmartre, en el distrito 18 de París.

La intención de los fundadores de este cabaret era crear un lugar dedicado al entretenimiento para un público diverso. Gracias a su ubicación en un barrio de moda como el distrito 18º de París, todavía una zona rural en aquella época, el cabaret cobró fama rápidamente sirviendo de inspiración a artistas conocidos internacionalmente, como Henri de Toulouse-Lautrec o Auguste Renoir.

Con el Moulin Rouge, nace el concepto de cabaret parisino y del French Cancan. El cabaret se instaló en el corazón del barrio de Montmartre, donde reinaban la frivolidad, la fiesta y el inconformismo.

Con una gran pista de baile, espejos, bellas bailarinas y un ambiente de euforia total, el Cabaret fue un gran éxito desde el primer momento.

Un lugar emblemático y original para el esparcimiento

Durante los primeros años del Moulin Rouge se fueron sucediendo noches de fiesta en las que corría el champán y actuaban famosas bailarinas. En esta época nació la célebre cuadrilla que conocemos como el «cancán francés».

El establecimiento servía bebidas mientras los invitados disfrutaban del espectáculo o bailaban en la pista instalada para ello. Con una arquitectura poco convencional y una decoración extravagante, que incluía un elefante en el jardín, el Moulin Rouge no podía sino atraer a una sociedad con ganas de diversión.

Rincones secretos de París

Un teatro de gran éxito

Tras el incendio de 1915 que destruyó el Moulin Rouge, el cabaret no se reconstruyó hasta 10 años más tarde. En aquella época, la actriz, cantante y bailarina Mistinguett pasó a ser la codirectora del cabaret para dejar su impronta en el lugar. Mistinguett fue la que lo volvió famoso.

Esta estrella de la Revue Mistinguett (1925) fue también directora de los talleres de costura. Sus canciones como Ça, c’est Paris o Il m’a vue nue, son una parte inseparable de la historia del Moulin Rouge, al igual que On m’suit cantada con Jean Gabin.

Cuando Mistinguett dejó el Moulin Rouge, el teatro, que disponía de 1.500 asientos, fue transformado en club de baile durante la Segunda Guerra Mundial.

Fue una época en la que el lugar perdió todo su esplendor a pesar de la actuación de Édith Piaf e Yves Montand en 1944.

Muchos artistas se han presentado en el Moulin Rouge: Charles Trenet, Charles Aznavour, Line Renaud, Fernand Raynaud y muchos otros.

Convertido en un verdadero símbolo nacional, el Moulin Rouge ha inspirado numerosas películas. La última película sobre cabaret de Baz Luhrmann, protagonizada por Nicole Kidman, fue un éxito internacional.

Actualmente, una compañía de 80 artistas forma parte del gran espectáculo Féerie, con dos sesiones cada noche: mil trajes de plumas y lentejuelas, escenarios suntuosos, música original y estrellas internacionales que acogen cada año 600.000 espectadores.

El Moulin Rouge es una leyenda eterna

 

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!