París en bicicleta: una de las mejores formas de conocer la capital francesa

Bicicletas para alquilar y kilómetros de ciclovías te esperan para que hagas tu recorrido. Preparate para pedalear mientras descubrís los encantos de la ciudad del amor.
Paris en bicicleta

Paisajes escondidos, maravillosos parques, calles llenas de historia, cultura en cada rincón y por supuesto, el imponente camino que recorre las orillas del Sena. Gracias a los más de 300 kilómetros de bicisenda que posee y a su configuración arquitectónica, París es una ciudad perfecta para ser recorrida en bicicleta.

Alquilar tu bicicleta

Hace algunos años, el Ayuntamiento de París llevó a cabo un plan para sumar a sus calles una gran cantidad de bicicletas para alquiler. Hasta 20.000 pueden encontrarse repartidas por toda la ciudad, las cuales cuentan con un sencillo sistema de alquiler informático mediante pago con tarjeta de crédito. Además, la empresa de trenes Renfe-SNCF te da la posibilidad de alquilar tu bicicleta para usarla en París o en cualquiera de las otras ciudades a las que te llevan sus recorridos como Perpiñán, Narbona, Marsella o Lyon.

En cualquier caso, si decidís viajar con tu propia bicicleta, vas a poder disfrutar igualmente de las muchas rutas y formas que hay para descubrir esta ciudad sobre dos ruedas. Hoy te contamos por qué no deberías perderte esta experiencia.

que hacer en paris

Podés leer: Qué hacer en París: la ciudad que nunca pierde su encanto

París en bicicleta: las dos orillas del Sena

Cuando se habla de viajar a París para conocer sus entrañas montados en una bicicleta, hay dos rutas bien definidas que siempre se nombran: París a la izquierda del Sena y París a la derecha del Sena. Te contamos de qué se trata cada recorrido.

París desde la orilla derecha del Sena

En la orilla derecha del río, siguiendo hacia el Conciergerie y la Isla de Saint Louis podrás disfrutar de magníficas vistas de una forma muy cómoda y accesible con la bicicleta.

Después de cruzar el Puente de Notre-Dame, vas a descubrir París a través de los siglos y de todos sus puentes​. Más adelante en la ruta te encontrarás con un camino que te lleva desde la catedral a la Torre Eiffel y desde el Palacio de Chaillot al Louvre.

Entre la gran cantidad de bellos monumentos y lugares emblemáticos que cruzarás en este camino se encuentran el Centro Pompidou, l´Ile de la Cité, Notre Dame, le Conciergerie, Palacio de la Justicia, le Place Dauphine, Pont des Arts y el Musée d’Orsay, entre otros muchos.

paris

Leé también: Tips para tu viaje a París: qué ver en la capital de Francia

Pedaleando por este lado del Sena vas a descubrir el París más histórico y cultural. Desde Lutecia y sus arenas, que conforman unos de los monumentos más antiguos de París, hasta el barrio del cine francés, Saint Germain des Prés y su nouvelle vague, pasando por la universidad de la Sorbona, sin olvidar uno de los más bonitos parques a la francesa, el famoso jardín del Luxembourg. Este maravilloso viaje por el tiempo terminará con un recorrido por las pintorescas calles de las islas, que son el origen de París.

Recorriendo la orilla izquierda del Sena

Conocer París en bicicleta por el margen izquierdo del río te permite atravesar la capital francesa, y pasar por los distritos 5, 6 y 7. Podés partir desde la catedral de Nôtre Dame, pasar por la Place Saint Michel y llegar al Museo D’ Orsay.​ Si querés, también podés hacer una parada para entrar en este museo que reúne una de las colecciones más importantes del impresionismo y posimpresionismo.

que hacer en paris

Podés leer: Imperdibles e imprescindibles: los museos que no te podés perder en París

Luego, continúas circulando por el muelle y hasta llegar a la explanada de Les Invalides, para seguir hasta el Campo de Marte, desde donde observar la maravillosa Torre Eiffel. El trayecto puede luego seguir hasta el museo de Rodin, donde además del edificio y su colección en sí, valdrá la pena descansar un rato en sus bellos jardines.

Podés seguir leyendo: