París: pasear por los jardines del Museo Rodin es muy barato

El museo Rodin abrió en 1919. Está situado en París, en el antiguo palacete Peyrenc de Moras, conocido bajo el nombre de hôtel Biron. Es un lugar encantador que enamora a los fanáticos del arte y a los que no lo son.

Resulta especialmente agradable recorrer los jardines durante la primavera, cuando muchos ciudadanos franceses y turistas deciden comprar únicamente la entrada para recorrer el artístico jardín, que cuenta con enormes esculturas diseminadas por el mismo, permitiendo disfrutar del arte del escultor por un módico precio y sin necesidad de entrar en el edificio.

La entrada al Museo sale 9 euros y a los jardines 1,50 euro. En los jardines verás maravillosas esculturas, entre ellas El Pensador con la cúpula de Los Inválidos atrás o la torre, para los fanáticos de la fotografía

Datito a tener en cuente: el primer domingo de cada mes son gratis las exhibiciones.

Historia

A comienzos del siglo XX, mientras el edificio esperaba ser vendido, tanto el Hotel Biron como los demás edificios de la finca, empezaron a recibir inquilinos, entre ellos numerosos artistas, el escritor Jean Cocteau, el pintor Henri Matisse, la bailarina Isadora Ducan, la escultora Clara Westhoff, esposa del poeta Rainer Maria Rilke, por mediación de quien Rodin descubre la finca.

En 1908, el escultor alquila cuatro estancias en la planta baja para instalar aquí sus talleres. Descubre un jardín salvaje dónde instala algunas de sus obras y parte de su colección de obras de la Antigüedad. A partir de 1911, ocupa todo el hôtel Biron.

El jardín, de una superficie de tres hectáreas, se divide entre una rosaleda, al norte del hôtel Biron, y un gran parterre, al sur, mientras que en el fondo del jardín, terminando la perspectiva, una terraza y una alameda de carpes, adosada a un enrejado, disimulan un espacio de reposo.

Con motivo de la renovación del jardín, en 1993, se han diseñado dos recorridos temáticos en el este y el oeste: el “Jardín de Orfeo” dónde se combinan vegetación y rocalla, como preludio al descubrimiento de la obra de Rodin, Orfeo implorando los dioses, y el “Jardín de las Fuentes”, cuyos sinuosos senderos bordean zonas acuáticas, que forman entidades autónomas y singulares.

Numerosas obras de Rodin, incluida Los Burgueses de Calais, La Puerta del Infierno, o también El Pensador se encuentran en la actualidad en el jardín.

Este uso de los espacios naturales, como marco para la escultura, reanuda con las prácticas del maestro que, a partir de 1908, había hecho instalar en este jardín salvaje, algunas de sus obras, pero también obras de la Antigüedad, pertenecientes a su colección.

En 1911, la finca fue vendida al Estado. Todos los ocupantes dejaron el recinto excepto Rodin, que se negó a hacerlo y actuó en favor de la compra de la parcela y de los edificios por el Estado.

“Dono al Estado toda mi obra en yeso, mármol, bronce, piedra y mis dibujos, así como la colección de la Antigüedad que me complace haber reunido para el aprendizaje y la educación, tanto de artistas como de trabajadores. Y solicito al Estado que conserve el hôtel Biron que será el museo Rodin con todas estas colecciones, reservándome el derecho de residir en él durante toda mi vida”

Auguste Rodin – Correspondencia de Rodin, tomo III, 1908-1912, carta n° 103 a Paul Escudier, finales de 1909

En 1916, se vota una ley en la Asamblea Nacional, relativa a la aceptación de las tres donaciones del escultor y confirmando que el hôtel Biron y su jardín se asignan en totalidad bajo el nombre de museo Rodin, a la exposición de las obras donadas por Rodin al Estado Francés.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!