Playas de Sicilia: Catania, la ciudad del Etna y el mar azul

Con un volcán activo que la enmarca, la ciudad se ilumina al atardecer con luces inesperadas, sonidos, encuentros y colores que quitan el aliento.

La fuerza maravillosa del Etna, los picos nevados, las aguas cristalinas del mar que forman unas de las más lindas playas de Sicilia, el patrimonio histórico y arqueológico, las iglesias barrocas y palacios, las tradiciones culinarias y la música, el calor y la cultura de la hospitalidad innata, hacen de esta tierra el sitio ideal donde son bienvenidos los viajeros en todas las estaciones del año.

Una franja de tierra donde la naturaleza mezcla de los colores en un abrazo que se envuelve alrededor de las pequeñas bahías y senderos impregnados de aromas del vino moscatel, con una sucesión de acantilados y calas que se convierten en campañas y luego valles, almendros envuelta en flores blancas, maderas rojas de abedul de haya y plata.

Podés leer: El volcán Etna y su íntimo vínculo con Catania

Que hacer en Catania: la más linda de las ciudades de Sicilia

Catania es la segunda ciudad de Sicilia por detras de Palermo, cuenta con alrededor de 400.000 habitantes, si bien junto a su exagerado entorno periférico, la cifra puede alcanzar los 800.000.

Catania, Sicilia: la ciudad que siempre renace

Catania, una ciudad fundada por los griegos en el año 729 A.C., tiene una maravillosa historia que se percibe inmediatamente en su rico patrimonio cultural que amalgama los sucesivos legados con los que griegos, romanos, bizantinos, árabes, normandos, suabos, aragoneses y demás españoles fueron enriqueciendo la cultura siciliana y que se encuentra en la belleza de sus monumentos.

Bajo la mirada del Volcán Etna, Catania ha adapatado su fisonomía a los sucesivos desastres naturales que han moldeado la arquitectura de la ciudad

Siete veces arrasada por las erupciones volcánicas del Etna, y por terremotos desoladores, las últimas más catastróficas en los años 1169 y de 1693 obligaron a reconstruir Catania prácticamente desde cero.

La ciudad de hoy tiene muchos edificios construidos en su mayoría del siglo XVIII y es el resultado de la reconstrucción después del fuerte terremoto de 1693. Realizados en el estilo barroco siciliano, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Podés leer: Italia: qué ver en Sicilia

Catania, junto con la ciudad de Taormina, son los dos mejores puntos de partida para ascender al volcán Etna, ya que se trata de ciudades de importancia turística, con buenos servicios y situadas a pocos kilómetros del gigante volcánico.

El volcán Etna

Subir al volcán Etna es otra de las actividades prácticamente imprescindibles en un viaje a Sicilia. No es de extrañar, pues esta montaña, que forma parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad es el volcán más alto de Europa, además de ser el más activo. El Etna ofrece mil y una posibilidades, desde esquiar en invierno a pasear los pueblos de sus laderas, degustando la gastronomía local.

Para los que quieran disfrutar del Etna desde una posición única y envidiable, la excursión en helicóptero por encima del volcán es simplemente sublime. Las vistas de los cráteres, del teatro de Taormina o de la costa jónica de Sicilia.

Podés leer: Subir al volcán Etna: una experiencia que te dejará sin aliento

  • Recomendación para subir al Etna

Aunque hay gente que sube hasta la cima por su cuenta, está prohibido y quién se arriesgue se juega una multa y un procesamiento penal. Debemos tener en cuenta que la actividad del Etna es peligrosa y que con nuestra irresponsabilidad podemos poner en peligro a los responsables de cuidado del Etna y el equipo de salvamento.

El mar y las playas de Catania

Catania ofrece diferentes tipos de playas, aptas para todos los gustos. Uno es el acantilado de roca de lava y la playa de arena dorada: el límite de estas dos áreas es el paseo llamado “u passiaturi” que va desde Piazza dei Martiri a la Estación Central.

Podés leer: Sicilia: una de las joyas del sur de Italia

Si preferís la arena, continua hacia el sur rumbo el puerto: aquí también encontrarás instalaciones para el placer de navegar en botes. Desde la calle Dusmet, la carretera de la Marina que bordea el puerto, se llega a Piazza Borsellino. Desde aquí obtendrás los Plaia: kilómetros y kilómetros de playa de arena dorada que se extiende más allá del Simeto Oasis de la localidad de Agnone Bagni hasta los límites de la ciudad de Lentini.

Si, en cambio, querés bucear desde las rocas y nadar en las profundidades del mar desde la Estación Central, tienes que ir hacia el norte. En la estación todavía hay uno de los establecimientos de baño italianos más antiguos.

El Teatro Romano de Catania

Podés leer: El teatro romano de Orange, Francia

Fue construido sobre un antiguo teatro griego, probablemente desde el cual Alcibíades arengó a la gente de Catania, ya que se aliaron con Atenas en la guerra del Peloponeso. Caído en ruinas desde el siglo séptimo, el teatro fue cubierto y cortado por nuevos edificios a lo largo del tiempo, así como utilizado para abastecerse de materiales de construcción. Redescubierto en el siglo XVIII, fue gradualmente recuperado en el siglo diecinueve.

La construcción del Teatro Romano de Catania, ubicado en el centro histórico de la ciudad, se remonta al siglo II dC

Hoy en día podemos ver la orquesta, la cavea de 98 metros de ancho, en la que alternó con los asientos de mármol blanco y gradas en la lava, y partes de la escena, que estaba decorada originalmente por muchas columnas, estatuas y nichos.

Entre los adornos sobrevivientes destacan el grupo escultórico de Leda y el cisne, copia de la obra del griego Timoteo, y una losa de mármol con un delfín tallado, que sirvió como un elemento de división o parte de un sitio de honor.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!