Plazas y fuentes de Roma que son pura magia

Conocidas por su animado ambiente o por sus espectaculares fuentes, las plazas de Roma son el centro de la vida diaria de los habitantes de la ciudad.

La historia de Roma pasa también por sus plazas y fuentes. Entre fuentes barrocas, restos romanos e iglesias antiguas, las plazas de Roma te esperan para mostrarte la vida y la historia de la ciudad.

Lugares de encuentro y de intercambio, las plazas son el alma de Roma y acompañan la vida de todos los días, siendo escenario de los grandes eventos de la Capital.

Qué plazas visitar en Roma

Cada una con su historia que contar y con sus tesoros escondidos despierta en quien pasea por ellas una emoción diferente.

 Piazza Navona

Leé también: Maravillosos lugares secretos de Roma

La elegante Piazza Navona, con la Fuente de los 4 Ríos de Bernini, el majestuoso Palazzo Pamphilj y la Iglesia de Santa Inés en Agonía, es un gran punto de  encuentro para romanos y turistas.

Son muchos los accesos a la plaza y no es casualidad dada la importancia que la plaza ha tenido en la historia de la ciudad

Visitando el centro de Roma, no podrás evitar cruzarla. Si “todos los caminos conducen a Roma”, bien podemos decir que “todas las calles de Roma conducen a Piazza Navona”.

Plaza España

Situada a los pies de la escenográfica escalinata de Trinità dei Monti, una de las  imágenes de Roma más famosas en el mundo, toma el nombre de la embajada de España.

En el centro de la plaza se encuentra la Fuente de la Barcaccia de Pietro y Gian Lorenzo Bernini, edificada en recuerdo de la inundación del Tíber de 1598.

Leé también: Trastevere: el barrio romano en el que terminar el día

Entre historia, arte e importantes calles comerciales, Plaza de España es uno de los destinos predilectos de los turistas de todo el mundo y de los mismos romanos.

Es fácil llegar a la plaza desde la homónima parada de metro. Está comunicada con Piazza del Popolo a través de Via del Babuino, una de las históricas calles que componen el llamado “tridente”.

Via Condotti

Desde la plaza se accede también a la célebre Via de Condotti, con sus boutiques y sus tiendas de lujo que al final enlaza también con Via del Corso, el centro comercial romano por excelencia.

Plaza Venecia

Se considera el centro del tráfico de la ciudad y une idealmente Via dei Fori Imperiali  con Via del Corso. En lado sur de la plaza se erige el imponente edificio del Vittoriano, el Monumento Nacional a Víctor Manuel II, proyectado por Giuseppe Sacconi que alberga también los restos mortales del Soldado Desconocido y por eso se llama también  Altar de la Patria.

Leé también: Roma: terrazas panorámicas del Monumento a Vittorio Emanuele

En el lado occidental se encuentra la fachada renacentista de Palacio Venecia del que la plaza toma su nombre. Por un breve período fue palacio papal y, después, de 1564 a 1797, fue sede de la representación de la Serenísima República del Estado de la Iglesia.

En los años del Fascismo, desde 1929, se convirtió en la sede oficial del jefe del gobierno y desde su balcón se solía asomar Benito Mussolini para sus discursos.

Plaza de la Rotonda – Panteón

Esta sugestiva plaza alberga uno de los monumentos más bonitos e importantes de Roma: el Panteón.

En el centro se encuentra la espléndida fuente de época renacentista proyectada en 1575 por Giacomo della Porta y coronada por el obelisco de Ramsés II. Todo alrededor de la plaza está lleno de restaurantes, locales y bares.

Piazza del Popolo

Esta célebre plaza toma su nombre de la iglesia de Santa Maria del Popolo, rica en monumentos fúnebres y obras de arte, como las dos famosas pinturas de Caravaggio: la Conversión de San Pablo y la Crucifixión de San Pedro.

La plaza, con una elegante forma elíptica, en su actual disposición neoclásica de gran efecto escenográfico, es obra del arquitecto Giuseppe Valadier.

En el centro, sobre un gran basamento con fuentes y leones, se eleva uno de los obeliscos más grandes de Roma, el obelisco Flaminio (23,91 metros sin el basamento), construído por el faraón Ramsés II.

Desde Piazza del Popolo, se ramifican tres importantes calles que forman el así llamado Tridente: a la izquierda, Via del Babuino que lleva a Plaza de España, a la derecha Via di Ripetta que conduce a Piazza Navona y al Panteón, mientras que en el centro inicia la calle principal de Roma, Via del Corso, que con sus tiendas es uno de los destinos preferidos por los amantes de las compras.

Plaza de la Fuente de Trevi

La pequeña plaza de Trevi, que alberga la famosísima fuente, es sin duda una de las metas más populares entre los turistas de todo el mundo, que llegan para hacer una foto de recuerdo y para llevar a cabo el tradicional e ineludible lanzamiento de la moneda.


Famosa por la Dolce Vita de Federico Fellini, la fuente es una obra maestra de la arquitectura, escultura e ingenieria.

Plaza campo de´Fiori

Campo de’ Fiori acoge lo que muchos consideran el mercado hortofrutícola más bonito y característico de toda Roma desde 1869. Cada mañana, excepto el domingo, la plaza se llena de puestos que venden fruta, verdura, carne, pollo y pescado fresco, especialidades gastronómicas y mucho más.

Heterogénea, ruidosa y cosmopolita, Campo dei Fiori acoge por la noche a turistas, jóvenes y estudiantes que llegan, sobre todo el fin de semana, para tomar unas copas en uno de los muchos bares de cócteles y locales. Además, en la zona hay muchos  restaurantes, cafeterías al aire libre, cines y teatros.

En el pasado, la plaza se usaba para ejecuciones capitales y esto lo recuerda la gran  estatua de bronce del filósofo Giordano Bruno, quien fue condenado a muerte por herejía y ardió aquí vivo el 17 de febrero de 1600.

Plaza Santa Maria en Trastevere

Esta plaza es el emblema de la plaza de los ciudadanos. Aquí se viene a charlar con los amigos, a beber una copa en compañía y a transcurrir las noches de verano.

La plaza alberga también la bella Basílica de Santa Maria con sus mosaicos y frescos  medievales, mientras que en el centro de la plaza se encuentra una de las fuentes más antiguas de Roma.

Plaza de San Pedro

Técnicamente nos encontramos en el territorio del Vaticano, pero para admirar esta obra de arte de Bernini es necesario venir a Roma.

No hay palabras para describir la increíble emoción que se siente al cruzar la Plaza de San Pedro que con su amplia columnata une en un gran abrazo a todos los fieles del mundo.

Seas católico o no, eso poco importa: visitar la Plaza de San Pedro es una experiencia que no olvidarás nunca.

Fuentes de Roma

Las principales Fuentes de Roma son 50, todas fuentes monumentales. Hay cientos de fuentes más pequeñas, sumando en total más de 2.000, más que en cualquier otra ciudad del mundo.

A lo largo de más de dos mil años el agua ha sido un tesoro en Roma y ha servido como fuente de vida y de belleza

De hecho ya durante el Imperio Romano, en el 98 d.C, Roma tenía 9 acueductos que alimentaban 39 fuentes monumentales y 591 lavabos públicos. Todo ello, sin contar las que se encontraban en las mansiones imperiales y villas privadas.

Fontanelle Rionali: i Nasoni

Los “Nasoni” son las características fuentes públicas de Roma que ofrecen agua potable gratis.

Hoy en día todas las fuentes de Roma utilizan un sistema que utiliza tanto la gravedad como algunas veces las bombas mecánicas. El agua se recicla y a veces se mezcla utilizando varios acueductos antes de salir a la superficie. Pero siguen existiendo muchísimas pequeñas fuentes hermosas y al mismo tiempo invitantes, sobre todo en medio de los calores estivos.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!